Liberan a últimos 10 policías y militares secuestrados por las FARC

Por Dialogo
abril 03, 2012


La guerrilla colombiana de las FARC liberó el 2 de abril a seis policías y cuatro militares secuestrados desde hace más de una década, los últimos efectivos de las fuerzas de seguridad que el grupo rebelde mantenía en su poder y que entregó como un gesto de paz.



Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberaron a los cautivos en una zona selvática del sur del país a una misión humanitaria conformada por el Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional (CICR) y la ex senadora del Partido Liberal, Piedad Córdoba.



“En una zona rural entre los límites de los departamentos del Meta y Guaviare, las FARC-EP liberaron a cuatro militares y seis policías, la totalidad de las personas que había sido anunciada por este grupo armado los pasados meses de diciembre y enero”, dijo un comunicado del CICR.



Los liberados viajaron desde la selva en uno de los dos helicópteros suministrados por Brasil para la misión humanitaria a la ciudad de Villavicencio, capital del departamento de Meta, en donde abordaron un avión que los trasladó a Bogotá para reunirse con sus familiares.



“Manifestamos nuestra gran alegría por el éxito de esta operación que permitió en un solo día la reunión de 10 familias que estuvieron esperando por tantos años”, aseguró Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia.



“Hoy se acaba la agonía para estas familias y eso nos llena de gran satisfacción”, agregó el funcionario.



Uno a uno los rehenes salieron del helicóptero vestidos con uniformes del Ejército y de la Policía, botas pantaneras y en sus manos llevaban bolsas blancas de plástico y algunos morrales con sus pertenencias.



El sargento de la policía José Libardo Forero bajó con un pequeño cerdo salvaje que luego regaló al gobernador del departamento del Meta, Alan Jara, con quien compartió varios años de cautiverio en la selva.



Otro de los liberados cubrió su cuerpo con una bandera de Colombia en señal de júbilo por regresar a la libertad.



Desde 2008, el mayor grupo guerrillero colombiano, considerado como una organización terrorista por los Estados Unidos y la Unión Europea, ha liberado progresivamente a varios rehenes, incluidos dirigentes políticos, en lo que algunos analistas consideran como una estrategia para ganar protagonismo y limpiar su imagen de violencia y crimen ante la comunidad internacional.



La entrega se produjo a pesar de que en 2010 la guerrilla advirtió que no haría más gestos unilaterales y que los prisioneros en su poder sólo recuperarían la libertad con un acuerdo humanitario que incluyera la excarcelación de cientos de rebeldes presos.



Los 10 efectivos de las Fuerzas Armadas liberados habían sido secuestrados durante asaltos de la guerrilla a bases militares y de la policía entre 1998 y 1999.



Las FARC llegaron a tener en su poder a más de 60 rehenes por motivos políticos.






Share