Fuerzas de seguridad de Colombia y Estados Unidos trabajan conjuntamente para incautar 270 kg de cocaína

Por Dialogo
diciembre 08, 2014



Trabajando en cooperación, fuerzas de seguridad colombianas y estadounidenses incautaron el 3 de diciembre 270 kg de cocaína que integrantes del crimen organizado planeaban transportar en el casco de un buque carguero atracado en el puerto de Cartagena.

El Ejército de Colombia, la Unidad de Investigación Criminal Transnacional de la Fiscalía General y la Agregaduría en Cartagena trabajaron con efectivos del Servicio de Migración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) y de la Investigación de Seguridad Interna (HSI, por sus siglas en inglés) para localizar e incautar la cocaína. Las fuerzas de seguridad hallaron la droga en el interior de una residencia cercana al puerto, donde detuvieron a un colombiano vinculado a la incautación. No se reveló de inmediato a qué organización de narcotráfico se cree pertenecería la droga, pero se informó que los narcotraficantes planeaban transportar la cocaína a Estados Unidos.

“A través de operaciones como ésta, la comunidad mundial de seguridad está enviando un fuerte mensaje a las organizaciones de narcotráfico en todas partes, diciendo: estamos aquí, estamos unidos y estamos yendo tras ustedes", manifestó el Agregado de Negocios Adjunto de Cartagena, Fernando Plascencia, en un comunicado. “Felicito al gobierno colombiano por sus continuos esfuerzos de lucha contra organizaciones e individuos involucrados en esta actividad ilegal que lastima a tanta gente.”

Policía española captura a sospechosos colombianos


La policía española capturó recientemente a 12 sospechosos de cuatro países, entre ellos Colombia y Perú, al desmantelar un laboratorio de cocaína.

Los individuos no fueron identificados por sus nombres, pero entre ellos había cinco colombianos, cinco españoles, un peruano y un nigeriano. Se cree que habrían procesado “cantidades significativas” de cocaína en un laboratorio en el municipio de Níjar, y luego habrían contrabandeado la droga, entreverada con harina de aceite de palma, a España.

La policía detuvo a los sospechosos en Madrid, Almería, Toledo y Cádiz luego de meses de vigilancia. También incautaron 229 kg de cocaína, armas y equipos utilizados para procesar la droga.

“Es la primera vez que se ha desmantelado en España un laboratorio que utilizaba prácticas similares a las utilizadas por organizaciones de narcotráfico en laboratorios en la selva en Colombia, donde se extrae el alcaloide de la hoja de coca y luego se procesa”, señaló la policía española.

Las detenciones fueron el resultado de una investigación que la policía española comenzó en diciembre de 2013, tras ser informada por autoridades colombianas y estadounidenses que una organización de narcotráfico colombiana intentaría contrabandear un gran cargamento de cocaína a España.

USS Vandegrift incauta 873 kg de cocaína como parte de la Operación MARTILLO


El USS Vandegrift y un Destacamento Policial de la Guardia Costera de Estados Unidos (LEDET, por sus siglas en inglés) incautaron unos 873 kg de cocaína en un barco pequeño frente a la costa centroamericana en el marco de la Operación MARTILLO, el 14 de noviembre.

Helicópteros del Vandegrift detectaron una embarcación en una zona de la que se sabe que frecuentan narcotraficantes. Cuando la tripulación del buque arrojó 22 fardos al agua, efectivos del LEDET los recuperaron. Se comprobó que se trataba de cocaína; las autoridades militares de Estados Unidos no revelaron inmediatamente si realizaron alguna detención durante la intercepción.

La Operación MARTILLO combina las fuerzas de 14 países americanos: Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Canadá y Estados Unidos, junto a Francia, Holanda, España y el Reino Unido. Trabajan conjuntamente para combatir el tráfico internacional de drogas, mejorar la seguridad regional y promover la paz, la estabilidad y la prosperidad a lo largo de la región del Caribe, Centro y Sudamérica.

Las intercepciones en alta mar son altamente coordinadas, en tanto las fuerzas de seguridad de los países participantes trabajan conjuntamente para identificar, detener e inspeccionar embarcaciones sospechosas.


Trabajando en cooperación, fuerzas de seguridad colombianas y estadounidenses incautaron el 3 de diciembre 270 kg de cocaína que integrantes del crimen organizado planeaban transportar en el casco de un buque carguero atracado en el puerto de Cartagena.

El Ejército de Colombia, la Unidad de Investigación Criminal Transnacional de la Fiscalía General y la Agregaduría en Cartagena trabajaron con efectivos del Servicio de Migración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) y de la Investigación de Seguridad Interna (HSI, por sus siglas en inglés) para localizar e incautar la cocaína. Las fuerzas de seguridad hallaron la droga en el interior de una residencia cercana al puerto, donde detuvieron a un colombiano vinculado a la incautación. No se reveló de inmediato a qué organización de narcotráfico se cree pertenecería la droga, pero se informó que los narcotraficantes planeaban transportar la cocaína a Estados Unidos.

“A través de operaciones como ésta, la comunidad mundial de seguridad está enviando un fuerte mensaje a las organizaciones de narcotráfico en todas partes, diciendo: estamos aquí, estamos unidos y estamos yendo tras ustedes", manifestó el Agregado de Negocios Adjunto de Cartagena, Fernando Plascencia, en un comunicado. “Felicito al gobierno colombiano por sus continuos esfuerzos de lucha contra organizaciones e individuos involucrados en esta actividad ilegal que lastima a tanta gente.”

Policía española captura a sospechosos colombianos


La policía española capturó recientemente a 12 sospechosos de cuatro países, entre ellos Colombia y Perú, al desmantelar un laboratorio de cocaína.

Los individuos no fueron identificados por sus nombres, pero entre ellos había cinco colombianos, cinco españoles, un peruano y un nigeriano. Se cree que habrían procesado “cantidades significativas” de cocaína en un laboratorio en el municipio de Níjar, y luego habrían contrabandeado la droga, entreverada con harina de aceite de palma, a España.

La policía detuvo a los sospechosos en Madrid, Almería, Toledo y Cádiz luego de meses de vigilancia. También incautaron 229 kg de cocaína, armas y equipos utilizados para procesar la droga.

“Es la primera vez que se ha desmantelado en España un laboratorio que utilizaba prácticas similares a las utilizadas por organizaciones de narcotráfico en laboratorios en la selva en Colombia, donde se extrae el alcaloide de la hoja de coca y luego se procesa”, señaló la policía española.

Las detenciones fueron el resultado de una investigación que la policía española comenzó en diciembre de 2013, tras ser informada por autoridades colombianas y estadounidenses que una organización de narcotráfico colombiana intentaría contrabandear un gran cargamento de cocaína a España.

USS Vandegrift incauta 873 kg de cocaína como parte de la Operación MARTILLO


El USS Vandegrift y un Destacamento Policial de la Guardia Costera de Estados Unidos (LEDET, por sus siglas en inglés) incautaron unos 873 kg de cocaína en un barco pequeño frente a la costa centroamericana en el marco de la Operación MARTILLO, el 14 de noviembre.

Helicópteros del Vandegrift detectaron una embarcación en una zona de la que se sabe que frecuentan narcotraficantes. Cuando la tripulación del buque arrojó 22 fardos al agua, efectivos del LEDET los recuperaron. Se comprobó que se trataba de cocaína; las autoridades militares de Estados Unidos no revelaron inmediatamente si realizaron alguna detención durante la intercepción.

La Operación MARTILLO combina las fuerzas de 14 países americanos: Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Canadá y Estados Unidos, junto a Francia, Holanda, España y el Reino Unido. Trabajan conjuntamente para combatir el tráfico internacional de drogas, mejorar la seguridad regional y promover la paz, la estabilidad y la prosperidad a lo largo de la región del Caribe, Centro y Sudamérica.

Las intercepciones en alta mar son altamente coordinadas, en tanto las fuerzas de seguridad de los países participantes trabajan conjuntamente para identificar, detener e inspeccionar embarcaciones sospechosas.
Share