Fuerzas de seguridad colombianas capturan a 79 presuntos operarios del Clan Úsuga

Por Dialogo
mayo 01, 2015



Las fuerzas de seguridad colombianas capturaron recientemente a 79 presuntos integrantes del Clan Úsuga, una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas del país, durante varios operativos realizados en todo el territorio nacional.

El 18 de abril, en el departamento de Córdoba, efectivos de seguridad detuvieron a siete sospechosos de formar parte de una red que traficaba cocaína a Centroamérica, desde donde las drogas eran luego enviadas a México, Estados Unidos y otros destinos. Cuatro de los individuos serían líderes de la red de narcotráfico y Estados Unidos ha solicitado su extradición.

Tres días más tarde, las fuerzas de seguridad capturaron a otros 72 presuntos integrantes y al mismo tiempo incautaron una serie de armas y computadoras (cuyo número no se dio a conocer), que contenían información vital acerca de las actividades delictivas de la organización. Dichos arrestos se produjeron durante allanamientos simultáneos en los departamentos de Antioquia, Atlántico, Chocó, Córdoba, Sucre y Valle del Cauca. Estas detenciones implicaron un gran golpe al Clan Úsuga, manifestó el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas informó en marzo que grupos como el Clan Úsuga “son el principal desafío a la seguridad pública”, una amenaza incluso más grande que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el principal grupo guerrillero del pais. Mientras tanto, las Fuerzas Armadas de Colombia han intensificado su persecución de la organización.

En marzo, el Presidente Juan Manuel Santos envió un total de 1.200 soldados y efectivos de la Policía Nacional junto a unos 20 helicópteros Black Hawk a la región noroeste del país como parte de la Operación “Toma Masiva del Urabá”. La operación está utilizando la Fuerza de Tarea Neptuno, que combina 12 fuerzas de tarea existentes y está compuesta por integrantes del Ejército, la Fuerza Aérea, la Marina y la Policía Nacional de Colombia.

El Ejército y la Marina están solicitando a los residentes que utilicen las líneas telefónicas 146 y 147 para denunciar todo tipo de actividad sospechosa, mientras continúan combatiendo la violencia y el tráfico de bienes ilícitos en todo el país.

Guardia Costera y Policía Nacional de Costa Rica incautan cocaína


La Guardia Costera y la Policía Nacional de Costa Rica unieron recientemente sus fuerzas para detener a seis sospechosos vinculados a la incautación de más de 600 kg de cocaína hallada a bordo de la embarcación en la que se encontraban en el Pacífico sur, informó el Ministro de Seguridad Pública de Costa Rica, Gustavo Mata.

La interdicción se produjo a unas 30 millas náuticas al oeste de Cabo Matapalo, donde buques y aeronaves de la Guardia Costera detectaron una embarcación sospechosa en una conocida ruta de narcotráfico. La Guardia Costera rodeó al buque, evitando de este modo que la tripulación lograra escapar, antes de que efectivos de la Policía y de la Guardia Costera abordaran el buque y hallaran 32 fardos con 20 kg de cocaína cada uno.

La Guardia Costera no reveló inmediatamente los nombres de los detenidos, pero sí se sabe que uno es colombiano, otro ecuatoriano y cuatro son costarricenses. Tampoco informaron inmediatamente la cantidad exacta de cocaína, aunque estimaron que son alrededor de 640 kg. Los efectivos de seguridad también confiscaron cuatro equipos de radio que podrían haber sido utilizados para alertar a otros narcotraficantes acerca de la ubicación del barco de manera tal que la cocaína pudiera ser transferida a otro barco.

La Guardia Costera ha sido la responsable de proteger las aguas del país desde que Costa Rica disolvió su Ejército en 1948.


Las fuerzas de seguridad colombianas capturaron recientemente a 79 presuntos integrantes del Clan Úsuga, una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas del país, durante varios operativos realizados en todo el territorio nacional.

El 18 de abril, en el departamento de Córdoba, efectivos de seguridad detuvieron a siete sospechosos de formar parte de una red que traficaba cocaína a Centroamérica, desde donde las drogas eran luego enviadas a México, Estados Unidos y otros destinos. Cuatro de los individuos serían líderes de la red de narcotráfico y Estados Unidos ha solicitado su extradición.

Tres días más tarde, las fuerzas de seguridad capturaron a otros 72 presuntos integrantes y al mismo tiempo incautaron una serie de armas y computadoras (cuyo número no se dio a conocer), que contenían información vital acerca de las actividades delictivas de la organización. Dichos arrestos se produjeron durante allanamientos simultáneos en los departamentos de Antioquia, Atlántico, Chocó, Córdoba, Sucre y Valle del Cauca. Estas detenciones implicaron un gran golpe al Clan Úsuga, manifestó el Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas informó en marzo que grupos como el Clan Úsuga “son el principal desafío a la seguridad pública”, una amenaza incluso más grande que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el principal grupo guerrillero del pais. Mientras tanto, las Fuerzas Armadas de Colombia han intensificado su persecución de la organización.

En marzo, el Presidente Juan Manuel Santos envió un total de 1.200 soldados y efectivos de la Policía Nacional junto a unos 20 helicópteros Black Hawk a la región noroeste del país como parte de la Operación “Toma Masiva del Urabá”. La operación está utilizando la Fuerza de Tarea Neptuno, que combina 12 fuerzas de tarea existentes y está compuesta por integrantes del Ejército, la Fuerza Aérea, la Marina y la Policía Nacional de Colombia.

El Ejército y la Marina están solicitando a los residentes que utilicen las líneas telefónicas 146 y 147 para denunciar todo tipo de actividad sospechosa, mientras continúan combatiendo la violencia y el tráfico de bienes ilícitos en todo el país.

Guardia Costera y Policía Nacional de Costa Rica incautan cocaína


La Guardia Costera y la Policía Nacional de Costa Rica unieron recientemente sus fuerzas para detener a seis sospechosos vinculados a la incautación de más de 600 kg de cocaína hallada a bordo de la embarcación en la que se encontraban en el Pacífico sur, informó el Ministro de Seguridad Pública de Costa Rica, Gustavo Mata.

La interdicción se produjo a unas 30 millas náuticas al oeste de Cabo Matapalo, donde buques y aeronaves de la Guardia Costera detectaron una embarcación sospechosa en una conocida ruta de narcotráfico. La Guardia Costera rodeó al buque, evitando de este modo que la tripulación lograra escapar, antes de que efectivos de la Policía y de la Guardia Costera abordaran el buque y hallaran 32 fardos con 20 kg de cocaína cada uno.

La Guardia Costera no reveló inmediatamente los nombres de los detenidos, pero sí se sabe que uno es colombiano, otro ecuatoriano y cuatro son costarricenses. Tampoco informaron inmediatamente la cantidad exacta de cocaína, aunque estimaron que son alrededor de 640 kg. Los efectivos de seguridad también confiscaron cuatro equipos de radio que podrían haber sido utilizados para alertar a otros narcotraficantes acerca de la ubicación del barco de manera tal que la cocaína pudiera ser transferida a otro barco.

La Guardia Costera ha sido la responsable de proteger las aguas del país desde que Costa Rica disolvió su Ejército en 1948.
Share