Armada Nacional de Colombia envía apoyo a comunidades indígenas

Colombian Navy Delivers Aid to Indigenous Communities

Por Myriam Ortega/Diálogo
julio 27, 2017

La vida en la península de la Guajira, en Colombia, no es fácil. En especial en su parte alta, en donde el clima es cálido y el agua dulce escasea. En el desierto cada vez es más complicado sembrar porque los pocos períodos de lluvias han cambiado, y las semillas ancestrales, que son más resistentes a las condiciones del clima, desaparecen en forma gradual. La inseguridad alimentaria es un hecho, por eso sus habitantes, sobre todo los niños, son muy vulnerables. Al panorama anterior se suman las dificultades para acceder a los servicios de salud. Las distancias y las diferencias culturales son barreras en la prevención y atención oportuna de enfermedades. Por esta razón y ante la urgencia de facilitar a la población el acceso a servicios, la Armada Nacional de Colombia realiza con frecuencia las “Jornadas de Apoyo al Desarrollo”. “Después de analizar las necesidades de la población, el origen de las mismas y las dificultades para tener la presencia institucional, podemos articular y ser facilitadores para que la oferta estatal pueda llegar hasta el último colombiano”, dijo a Diálogo el Jefe Técnico Harvee Jonnattan Barreto Garzón, asesor de la dirección de Acción Integral de la Armada Nacional de Colombia. Por eso, la XV Jornada de Apoyo al Desarrollo tuvo lugar entre la segunda y tercera semana de junio. El Buque de Apoyo Logístico ARC Golfo de Morrosquillo fue utilizado para movilizar a 100 personas de 16 instituciones gubernamentales y privadas, que brindaron servicios de salud y ayuda humanitaria a las comunidades indígenas Wayuu, Arwacos y Wiwas. “En estas actividades alcanzamos en promedio a atender a unas 2.500 personas de estas comunidades con servicios de medicina general, pediatría, odontología, laboratorio clínico y vacunación. Aprovechando los medios disponibles de la Armada Nacional, llevamos ayuda humanitaria: agua, regalos, [despensas] y frazadas”, dijo a Diálogo el Capitán de Navío Cesar Augusto Saavedra Díaz, director de Acción Integral de la Armada Nacional de Colombia. “También contribuimos al sostenimiento de las obras de infraestructura, con actividades de impacto rápido que nos permitan mejorar sus puestos de salud, aulas educativas y campos deportivos”, agregó. En el caso de la Guajira, la intervención de la Armada es un complemento al programa de la Presidencia de la República “Alianza por el Agua y por la Vida en la Guajira” que ha concentrado sus esfuerzos en esta región. “La Armada Nacional tiene un compromiso con 13 comunidades que son apadrinadas de forma permanente y de manera especial en la parte más alta de la Guajira”, señaló el Cap. de Nav. Saavedra. “Se envían unidades de la Armada cada 40 días en una operación sostenida, para atender a estas 13 comunidades”. El diseño del plan de trabajo para las intervenciones en la Guajira inició en junio de 2015. La primera jornada se llevó a cabo en septiembre del mismo año con lo que en casi dos años de misión se han beneficiado unas 4.000 personas en las comunidades de Punta Espada, Puerto López, Castilletes, Puerto Inglés y Puerto Francés, entre otras. En esta región los niños mueren por desnutrición. El indicador más importante de éxito es, sin lugar a dudas, que no se vuelvan a presentar este tipo de situaciones en las comunidades atendidas. Allí se han entregado 821 cajas de complementos nutricionales, 5.000 despensas y 11 toneladas de bienestarina, un alimento en polvo y en líquido producido por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, que tiene una mezcla de cereales, rica en proteínas, vitaminas y minerales. Además se han entregado 1.5 millones de litros de agua, y fueron mejoradas 19 obras de infraestructura, tales como campos deportivos, escuelas y centros de salud. Promesa Continua Otro gran impulso al trabajo comunitario de la Armada Nacional se realizó durante el mes de marzo con la Jornada de Desarrollo Bilateral “Promesa Continua”, dentro del programa de Ayuda Humanitaria del Comando Sur de los Estados Unidos, a través de las Fuerzas Navales del Comando Sur. Desde dicho programa fue construida la enfermería de la Institución Etnoeducativa Rural Laachon Mayapo, con dos aulas satélites y una enfermería que atiende constantemente a más de 1.200 estudiantes del colegio. Los materiales fueron suministrados por la Embajada de los EE. UU. y la mano de obra por la Armada Nacional y el Ejército Nacional de Colombia. Estos trabajos dejan una nueva manera de establecer vínculos entre la Armada Nacional y las comunidades. “Las capacidades que tiene la Armada Nacional han sido puestas a disposición de la gente, del pueblo colombiano; es un momento en el que este siente a sus Fuerzas Militares en un contexto de protección, pero no desde el esfuerzo armado, sino en un contexto de protección de sus familias, tomando en cuenta sus necesidades básicas, su sentir”, señaló el Jefe Técnico Barreto. Los beneficiados de las jornadas y sus líderes agradecen este tipo de eventos porque hay muchos cuyas vidas han mejorado gracias a ellos. Tal es el caso de doña Justina, que por primera vez pudo abrir uno de sus ojos gracias a una cirugía que le practicaron en el párpado, afectado desde hacía 28 años por un tumor; o don Pedro, que después de haber recibido varios servicios médicos expresó con gratitud que ni siquiera su padre, en toda su vida, había hecho tanto por él.
Share