Ejército Nacional de Colombia incauta armas destinadas a las FARC

Por Dialogo
febrero 09, 2015



El Ejército Nacional de Colombia recientemente logró una gran victoria contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al incautar una serie de armas de alto calibre destinadas al grupo terrorista.

En el operativo, soldados pertenecientes a la Fuerza de Tarea Pegaso confiscaron 16 granadas antitanque propulsadas por cohete, un lanzacohetes y 470 granadas de un camión abandonado en el municipio de Aldana en el Departamento de Nariño, limítrofe con Ecuador, según el General Luis Fernando Rojas, Comandante de la Fuerza de Tarea.

El destino de las armas era el Frente 29 de las FARC, el cual podría haberlas utilizado para atacar carreteras, vehículos blindados, instalaciones militares y aeronaves en vuelo.

El conductor del camión huyó del lugar antes de que pudiera ser detenido.

En otra misión, soldados de la Fuerza de Tarea Pegaso continuaron realizando avances en su lucha contra los narcóticos al desmantelar un laboratorio utilizado para procesar pasta de cocaína en un pueblo en el municipio de Policarpa, también en Nariño. Soldados confiscaron una serie de equipos y materiales utilizados para producir cocaína, incluyendo 12 kg de nitrato sódico.

El Ejército no reveló inmediatamente a qué grupo de narcotráfico pertenecía el laboratorio o si se detuvo a algún sospechoso durante la redada.

En una tercera misión, en el municipio de Turbo en el Departamento de Antioquia, soldados del Batallón de Infanteria Número 47 de la Décima Séptima Brigada del Ejército desmantelaron un laboratorio clandestino utilizado por la Compañía Aurelio Rodríguez del Frente 5 de las FARC para procesar pasta de coca y convertirla en cocaína.

Soldados incautaron 10 galones de jarabe de coca, 250 kg de hojas de coca (el principal ingrediente utilizado para fabricar cocaína), 110 galones de combustible y un galón de fertilizante, además de otros materiales. El Ejército no reveló inmediatamente si hubo detenidos.

Las FARC utilizan las ganancias provenientes del narcotráfico para financiar sus actividades terroristas.


El Ejército Nacional de Colombia recientemente logró una gran victoria contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al incautar una serie de armas de alto calibre destinadas al grupo terrorista.

En el operativo, soldados pertenecientes a la Fuerza de Tarea Pegaso confiscaron 16 granadas antitanque propulsadas por cohete, un lanzacohetes y 470 granadas de un camión abandonado en el municipio de Aldana en el Departamento de Nariño, limítrofe con Ecuador, según el General Luis Fernando Rojas, Comandante de la Fuerza de Tarea.

El destino de las armas era el Frente 29 de las FARC, el cual podría haberlas utilizado para atacar carreteras, vehículos blindados, instalaciones militares y aeronaves en vuelo.

El conductor del camión huyó del lugar antes de que pudiera ser detenido.

En otra misión, soldados de la Fuerza de Tarea Pegaso continuaron realizando avances en su lucha contra los narcóticos al desmantelar un laboratorio utilizado para procesar pasta de cocaína en un pueblo en el municipio de Policarpa, también en Nariño. Soldados confiscaron una serie de equipos y materiales utilizados para producir cocaína, incluyendo 12 kg de nitrato sódico.

El Ejército no reveló inmediatamente a qué grupo de narcotráfico pertenecía el laboratorio o si se detuvo a algún sospechoso durante la redada.

En una tercera misión, en el municipio de Turbo en el Departamento de Antioquia, soldados del Batallón de Infanteria Número 47 de la Décima Séptima Brigada del Ejército desmantelaron un laboratorio clandestino utilizado por la Compañía Aurelio Rodríguez del Frente 5 de las FARC para procesar pasta de coca y convertirla en cocaína.

Soldados incautaron 10 galones de jarabe de coca, 250 kg de hojas de coca (el principal ingrediente utilizado para fabricar cocaína), 110 galones de combustible y un galón de fertilizante, además de otros materiales. El Ejército no reveló inmediatamente si hubo detenidos.

Las FARC utilizan las ganancias provenientes del narcotráfico para financiar sus actividades terroristas.
Share