Gobierno colombiano reanuda diálogo de paz con guerrilla, pese a secuestro

Por Dialogo
febrero 01, 2013

La delegación del gobierno colombiano en el proceso de paz con la guerrilla FARC viajó el 30 de enero a Cuba para reanudar las sesiones de diálogo, pese al secuestro de dos agentes de la policía la semana pasada.

“La orden del presidente a la fuerza pública es seguir persiguiendo a las FARC. La orden a esta delegación es seguir trabajando en un acuerdo para terminar el conflicto. De ese objetivo no nos vamos a dejar desviar”, dijo el jefe negociador del gobierno, Humberto De la Calle, al leer una declaración antes de partir a La Habana.

Las declaraciones del jefe negociador se producen luego de que la delegación de las FARC en La Habana publicó un comunicado en el que resaltó que “se reserva el derecho a capturar como prisioneros a los miembros de la fuerza pública que se han rendido en combate”, en alusión al secuestro de los dos agentes.

“Vamos a La Habana para terminar el conflicto, que es lo que pactamos. Si no es así que nos lo digan de una vez, para no hacerle perder el tiempo al gobierno de los colombianos”, añadió.

Las dos delegaciones, que adelantan pláticas desde noviembre pasado, proseguirán sus sesiones a partir del jueves.

Horas después de la declaración del delegado del gobierno, las autoridades reportaron la desaparición de tres ingenieros en una zona rural del Cauca, sur de Colombia, que posiblemente sería un nuevo secuestro de las FARC.

El general Alejandro Navas, comandante de las Fuerzas Militares, dijo que el hecho está siendo investigado.

En tanto, la defensora del pueblo en la zona, Arelli Isaldíaz, declaró que los ingenieros viajaban por una carretera rural cuando “les salieron tres personas armadas que se identificaron como pertenecientes a las FARC y se los llevaron simplemente”.

En febrero del 2012, las FARC anunciaron su renuncia al secuestro extorsivo de civiles y liberaron a los últimos 10 policías y militares que tenían en su poder, que formaban parte de un grupo de hasta 60 rehenes retenidos por motivos políticos desde la década de 1990.

Sin embargo, asociaciones de víctimas han denunciado que desconocen el paradero de familiares presuntamente secuestrados por las FARC.

El cese del secuestro había sido planteado por el presidente Santos como un requisito indispensable para considerar un diálogo de paz.



Share