Gobierno de Colombia y FARC coinciden en erradicar la pobreza en el campo

Por Dialogo
enero 28, 2013


El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC dijeron el 24 de enero que han logrado “aproximaciones” sobre la erradicación de la pobreza rural y la transformación del campo colombiano, aunque persisten divergencias en otros puntos de la agenda del diálogo de paz en La Habana.

“Se abordó el análisis exhaustivo del punto de acceso a la tierra, apareciendo aproximaciones entre las delegaciones en lo que tiene que ver con erradicar la pobreza rural y lograr una transformación de la realidad del campo”, señaló un comunicado conjunto emitido al cierre de un ciclo de 11 días de pláticas.

Esas aspiraciones deben lograrse “a través de programas integrales que democraticen el acceso a la tierra, que sean sostenibles, que regularicen y den seguridad jurídica a la propiedad y que aseguren bienestar al mayor número de campesinos y población rural”, añadió la nota.

En una declaración leída ante la prensa, el jefe negociador del gobierno y exvicepresidente colombiano, Humberto de la Calle, admitió que “las conversaciones avanzan en un clima de respeto y de diálogo amplio, hay coincidencias en el anhelo de transformar el campo, aunque también subsisten diferencias notables”.

El jefe del equipo negociador de las FARC, Iván Márquez, también reconoció en rueda de prensa que “a pesar de las aproximaciones (…) existen divergencias de fondo”.

En Colombia, 52% de la propiedad rural está concentrada en 1,15% de la población; mientras que el resto tiene predios pequeños y medianos, según el informe de Desarrollo Humano 2011 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Desde que comenzaron el 19 de noviembre en La Habana, las negociaciones han estado centradas en el complejo tema agrario. La agenda incluye otros cuatro puntos: drogas ilícitas, participación política, abandono de las armas y reparación a las víctimas.

Durante la ronda que concluyó el 24 de enero la guerrilla instó al gobierno a “detener la marcha precipitada” de los proyectos de ley que guardan relación con asuntos incluidos en la agenda de las pláticas de paz, entre ellos el de una nueva Ley de Tierras.

“Sería inexplicable” que la Ley de Tierras “inicie su recorrido en las cámaras (del Congreso colombiano) sin escuchar los puntos de vista sobre la tierra emanados de la mesa de paz de La Habana”, consideraron las FARC en una carta enviada el 16 de enero al ministro de Agricultura colombiano, Juan Camilo Restrepo, al que también invitaron a acudir a La Habana.

El Gobierno de Juan Manuel Santos, que fijó el próximo noviembre como plazo para que concluyan las negociaciones, y las FARC anunciaron que “un nuevo ciclo de conversaciones se iniciará en La Habana el próximo 31 de enero” y no el martes 29, como se dijo previamente.



Share