Gobierno colombiano y FARC admiten avances hacia la paz

Por Dialogo
febrero 12, 2013


El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) admitieron avances al terminar el 10 de febrero en La Habana el cuarto ciclo de conversaciones de paz, y polemizaron por la liberación de dos policías y un soldado capturados por los rebeldes a fines de enero.

En un comunicado leído a la prensa, tras el cual se retiró sin responder preguntas, Humberto de la Calle, jefe de la delegación del gobierno colombiano para las conversaciones de paz, aclaró que “los acuerdos a los que finalmente lleguemos son integrales y siempre tenemos en mente el principio de que nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

Dos horas después, Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC, dijo a la prensa que “sin dudas hemos avanzado y encontramos que el logro mayor de estas jornadas es coincidir en el propósito de dar acceso progresivo a la tierra al mayor número posible de colombianos”.

Ambas delegaciones finalizaron en esta fecha el cuarto ciclo de las conversaciones de paz en La Habana que buscan poner fin al conflicto armado, iniciadas el 19 de noviembre, sobre una agenda de cinco puntos.

Las dos partes se instaron a crear las condiciones para la liberación de dos policías y un soldado apresados por las FARC el 25 de enero, que el gobierno considera “secuestrados” y los guerrilleros “prisioneros de guerra”.

De la Calle pidió a las FARC “un procedimiento ágil” para la liberación de esos prisioneros, y el dirigente guerrillero Ricardo Téllez instó al Gobierno de Juan Manuel santos a “propiciar cuanto antes” la entrega de los prisioneros a la Cruz Roja Internacional y la ONG Colombianos y Colombianas por la Paz.

“Una cosa es lo que las FARC dicen en público como parte de su plataforma (…) y otra cosa es lo que se habla en la Mesa. Nos acogemos estrictamente a la agenda pactada”, dijo de la Calle a propósito del “tema minero energético o la idea de frenar la construcción de megaproyectos para la generación de energía eléctrica”.

Subrayó que el Gobierno se acoge” estrictamente a la agenda pactada (…) y no vamos a abrir la agenda de conversaciones a temas nuevos planteados por las FARC”. “No estamos aquí para hablar de lo divino y lo humano”, reafirmó el ex vicepresidente de la Calle.

Según indicaron las dos partes, los diálogos se reanudarán el 18 de febrero.



Share