Fuerzas Armadas de Colombia incautan cocaína en España

El decomiso fue posible gracias a las labores de inteligencia y seguimiento de la Armada Colombiana.
Yolima Dussán/Diálogo | 8 junio 2018

Amenazas Transnacionales

La cocaína confiscada en Algeciras, España pertenecía a una estructura de narcotráfico con contactos en varios puertos de Europa y asociada al Clan del Golfo. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

La ofensiva de las Fuerzas Armadas de Colombia contra las organizaciones transnacionales del narcotráfico sumó otro golpe, el pasado 25 de abril de 2018. Nueve toneladas de clorhidrato de cocaína fueron incautadas camufladas en un contenedor que había salido 15 días antes del Golfo de Urabá en Antioquia, Colombia, con destino a Algeciras, España, donde las autoridades de ese país completaron la operación conjunta.

Gracias a la inteligencia proporcionada por Colombia, las autoridades del puerto de Algeciras localizaron el mayor cargamento de cocaína decomisado en Europa y la mayor incautación de narcotráfico en España a la fecha. La droga estaba escondida en 1080 cajas de bananos y tiene un valor cercano a los US$ 500 millones.

Cerco con resultados

Tras las labores de inteligencia y el cumplimiento de los protocolos establecidos para operaciones combinadas, la Armada Nacional de Colombia alertó a las autoridades españolas cuando iniciaron las maniobras. El contenedor era transportado en la embarcación Lucie Schultle.

“Quiero agradecer y felicitar a la Armada Nacional y al Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la Nación, quienes, con el apoyo de España y otros países europeos, con nuestra información, hicieron el seguimiento del contenedor dentro de la motonave mencionada, que fue incautada en Algeciras”, expresó el ministro de Defensa de Colombia Luis Carlos Villegas en rueda de prensa. “Es un golpe que prueba que el Clan del Golfo carece ya de la capacidad para poner en los mercados internacionales grandes cargamentos de coca. Hoy los grandes embarques son seguidos desde que empieza su acumulación hasta el momento en que son incautados por las autoridades”.

La cocaína confiscada pertenecía a una estructura de narcotráfico con contactos en varios puertos de Europa, y asociada al Clan del Golfo, de acuerdo con la información del Ministerio de Defensa de Colombia. El cerco a esa organización ilegal permitió a las Fuerzas Armadas de Colombia lograr significativos resultados ente noviembre de 2017 y mayo de 2018, lapso en el cual el Clan del Golfo perdió más de 20 toneladas de cocaína interceptada. La primera operación se llevó a cabo en noviembre de 2017 en el puerto de Algeciras, con un resultado de 6 toneladas incautadas. En marzo de 2018 en Turbo, Colombia, otra operación logró la incautación de otras 6 toneladas; luego siguieron las 9 toneladas confiscadas en abril de 2018, de nuevo en Algeciras.

Capacidades renovadas

La droga, estaba escondida en 1080 cajas de bananos, en un contenedor en la embarcación Lucie Schultle, que salió del Golfo de Urabá en Antioquia, Colombia. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

“Hemos [creado] nuevas estrategias, comprado equipos modernos para el seguimiento de las embarcaciones, diseñado protocolos para perfilar a los buques y a las empresas exportadoras”, dijo a la prensa el Almirante Ernesto Durán, comandante de la Armada Colombiana. “Nos permite sumar herramientas para dar resultados”.

El seguimiento de la Armada Colombiana a los buques sospechosos es el primer eslabón en el proceso de interrupción de la cadena del narcotráfico. Es un proceso continuado orientado a golpear a la estructura superior de narcotraficantes con la colaboración de todas las instituciones y países amigos comprometidos en la lucha contra el flagelo.

“Cada día hay más países sumándose a la lucha por vía marítima. Las redes europeas están conectadas con las colombianas. No existe ninguna célula de narcotraficantes que actúe sola, todas tienen enlaces. Las investigaciones judiciales y los seguimientos de inteligencia son para pegar directo a las estructuras”, manifestó el Almte. Durán. “La suma de varios sistemas de inteligencia y los vínculos con todas las fuerzas de los países mejora los resultados”.

El lado español

Algeciras es un puerto europeo con alta actividad de narcotráfico. Su ubicación, definida como un enclave geográfico estratégico por hallarse en el estrecho de Gibraltar, punto de contacto entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico, propicia gran tránsito de mercancías. El trabajo conjunto entre los dos países fue definido por la información inicial obtenida por la inteligencia naval colombiana a partir de la cual fueron vigiladas las operaciones de la empresa exportadora de la mercancía en Colombia y de la empresa importadora en España.

“Tras la aprehensión del cargamento solicitamos a la Fiscalía Especial Antidroga [de España] la autorización para la entrega del contenedor”, dijo el entonces ministro del Interior de España Juan Ignacio Zoido. “Culminamos la entrega en Málaga, donde en el interior de una nave industrial detuvimos a tres personas relacionadas con la empresa, para un total de seis detenidos, dos en Lyon, Francia y uno más en Algeciras”.

Villegas recalcó los esfuerzos de la comunidad internacional por unir capacidades para alcanzar objetivos contundentes. “Las operaciones realizadas desde el Caribe, sumadas a las numerosas que hacemos en el Pacífico, en coordinación con México, Centroamérica, Ecuador, los Estados Unidos, Canadá y casi todos los países de Europa, demuestran que estamos en pleno proceso de desmantelamiento. Es un golpe fuerte al narcotráfico que cada día encuentra más barreras y controles”, finalizó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 8
Cargando las Conversaciones