Fuerzas Armadas de Colombia neutralizan a disidentes de las FARC

En un operativo conjunto e interagencial, las fuerzas colombianas del orden capturan a los guerrilleros que no se acogieron al proceso de paz.
Myriam Ortega/Diálogo | 7 mayo 2018

Amenazas Transnacionales

La Operación Minerva II se efectuó durante 36 horas de manera conjunta entre el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea Colombiana; e interagencial con los miembros del Grupo Operativo Especial de Investigación Criminal, Policía Nacional y Fiscalía General de la Nación. (Foto: Ejército Nacional de Colombia)

Las Fuerzas Armadas de Colombia realizaron una operación para capturar a disidentes de la guerrilla que no se acogieron al acuerdo de paz. Por conducto de la Operación Minerva II, la Fuerza de Tarea Conjunta Omega (FTCO), el 18 de marzo de 2018 neutralizó a ocho hombres y una mujer pertenecientes a las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la zona rural del departamento del Guaviare, en el centro sur del país.

“Gracias a [trabajos de] inteligencia de la Policía y del Ejército Nacional, se logró establecer la presencia del Grupo Armado Organizado (GAO) residual Frente Primero”, dijo a Diálogo el Mayor General del Ejército Eduardo Enrique Zapateiro, comandante de la FTCO. “Se inició un planeamiento de la operación en tiempo restringido pero sin dejar nada al azar”.

La información de inteligencia que provenía de diferentes fuentes indicaba varios sitios probables en donde el grupo planificaba reunirse. El Comando Aéreo de Combate N.º 2 (CACOM 2), componente aéreo de la FTCO ubicado al sur del país, fue el encargado de corroborar la inteligencia con aeronaves de inteligencia y reconocimiento.

“Eso requirió hacer un análisis adecuado, búsqueda y análisis de toda la información que teníamos, el [clima], la hora del ataque, previendo no tener ninguna contingencia con alguna aeronave”, dijo a Diálogo el Coronel de la Fuerza Aérea Juan Carlos Rueda, comandante del CACOM 2. “Eso nos dio una hora, la cual se cumplió de manera exacta”.

La operación fue realizada a la hora exacta en una región selvática y con un clima adverso. “Si nosotros dejábamos pasar una hora límite, podíamos perder el objetivo”, puntualizó el Cnel. Rueda.

“La precisión del bombardeo de CACOM 2, luego el asalto aéreo y el combate permitieron que toda la estructura perseguida cayera en esta operación en el río Itilla, municipio de Calamar”, dijo el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas en comunicado de prensa. “Se incautaron numerosos objetos, material de guerra entre los que se encontraron fusiles, pistolas, lanza granadas, radios y geolocalizadores en un campo minado con 10 artefactos explosivos con cilindros de 100 libras”.

Este golpe al GAO residual de las FARC beneficia a los pobladores de Calamar, Guaviare, que habían sido secuestrados y extorsionados por el grupo criminal. (Foto: Ejército Nacional de Colombia).

Disidencia de las FARC

“Los guerrilleros que no quisieron acogerse al proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC constituyen hoy los GAO residuales o disidencia de las FARC”, informó a la prensa el General del Ejército Alberto José Mejía, comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia. “Hace 16 meses, cuando se firmaron los acuerdos de paz eran unos 500 miembros, actualmente son unos 1200”.

“Estos residuales se dedican específicamente al narcotráfico, a potenciar y fortalecer las economías criminales en estas áreas”, afirmó el Gral. Mejía. “Dependiendo de la región tratan de hacer alianzas con el ELN [Ejército de Liberación Nacional], con el Clan del Golfo, con el EPL [Ejército Popular de Liberación] denominados Pelusos o Puntilleros. Es decir, todos ellos viven y se nutren del narcotráfico”.

Los grupos residuales de las FARC mantienen estrategias terroristas que utilizan en contra del Estado y la población, pero con menor cantidad de hombres. “Eso los llevó a cambiar su forma de operación, sus desplazamientos. Muchas veces operan de civiles, se confunden con la misma población civil, unas veces tienen armas, otras no”, destacó el Cnel. Rueda. “La forma de operación de estos GAO residuales es un contexto irregular que nos obliga a ir adelante de ellos”.

Fuerza de Tarea Conjunta Omega

Colombia tiene la campaña Victoria Plus para su defensa interna, un programa estratégico de las Fuerzas Militares; y el plan Comunidades Seguras y en Paz, de la Policía Nacional. “Es la primera vez en nuestra historia que todas las campañas [son] militares y policiales”, explicó el Gral. Mejía. “Lo que quiere decir que anticipamos desde la planificación esa parte de unión, de integración; eso hace que hoy en día no podamos hacer una operación el uno sin el otro”.

En concordancia con los planes estratégicos, la FTCO, creada en diciembre de 2003, utilizó desde su fundación el concepto de doctrina conjunta con sus componentes terrestres, aéreos y fluviales. “En 15 años, la fuerza ha obtenido resultados contundentes, bajo el desarrollo de operaciones y maniobras ofensivas”, puntualizó el May. Gral. Zapateiro. “En el transcurso del primer trimestre del 2018, la FTCO incautó 431 kilogramos de cocaína y heroína, 4 kg de pasta base de coca, destruyó 14 laboratorios de procesamiento de base de coca y un laboratorio de clorhidrato de cocaína. Dentro del Sistema de Amenazas Persistentes, han efectuado cuatro combates [contra los GAO], 431 neutralizaciones de artefactos explosivos improvisados, 13 presentaciones voluntarias y 18 capturas”, finalizó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones