Policía de Colombia y de Miami participan en entrenamiento conjunto

Colombian and Miami Police Participate in Joint Training

Por Dialogo
octubre 28, 2011


Armados hasta los dientes, cinco policías irrumpen en una casa aparentemente abandonada. Al frente del grupo, uno de los hombres avanza protegido por un escudo. En la calurosa tarde de Miami, las gotas de sudor se deslizan por debajo de los cascos, mientras el grupo abre puertas, registra cada posible escondrijo y grita órdenes en español. La acción se congela súbitamente cuando, desde lo alto, un instructor hace recomendaciones y pide que se repita el ejercicio.

La escena se desarrolló en las instalaciones del Centro de Entrenamiento de la Policía de Miami-Dade, donde integrantes de la Policía Nacional de Colombia participaron en un curso de capacitación conjunta organizado por el Comando de Operaciones Especiales Sur, parte del Comando Sur de los EE. UU.

El encuentro, concebido como un intercambio de información y de lecciones aprendidas durante años de operaciones contra el tráfico de drogas en ambos países, contó como contrapartes a miembros del Equipo de Respuesta Especial de la Policía de Miami-Dade, que se encuentra entre los más destacados del país. A finales de este año, ese mismo grupo visitará Colombia para aprender sobre el desempeño policial en áreas rurales.

En esta, la primera parte del curso, el entrenamiento se concentró en operaciones policiales en entornos urbanos. El equipo colombiano estuvo integrado por nueve policías de la Compañía Jungla de Reconocimiento, especializada en combatir a las bandas criminales, la guerrilla y el narcotráfico; cuatro integrantes del Comando de Operaciones Especiales (COPES), encargado de realizar misiones de alto riesgo, y cuatro de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural, que trabaja en áreas rurales y de frontera.

“Hemos aprendido técnicas que nos permitirán estar a la vanguardia de las policías del mundo”, afirmó el teniente Carlos González, integrante de la Compañía Jungla de Reconocimientos. “Aunque nuestro trabajo se realiza fundamentalmente en la selva, necesitamos tener conocimientos de la parte urbana, pues ahí es donde se encuentran los delincuentes de cuello blanco que están detrás de lo que ocurre en la selva”, agregó.

De acuerdo con el teniente González, el grupo que visitó Miami fue elegido teniendo en cuenta los méritos en el desempeño de sus tareas, los resultados de una prueba de habilidades físicas, y la capacidad individual de aprender y compartir la información recibida. El objetivo, dijo, es que transmitan lo aprendido a la comunidad táctica de la Policía Nacional de Colombia.

Por su parte, el teniente Jorge Herrera, jefe de entrenamiento del Equipo de Respuesta Especial de la Policía de Miami-Dade, explicó que su grupo aportó experiencias profesionales y personales sobre cómo enfrentar situaciones de alto riesgo en ómnibus, edificios y otros entornos urbanos, a los que están acostumbrados. “Ellos, sin embargo, nos pueden enseñar mucho en cuanto a cómo desenvolverse en entornos rurales. Su trabajo es tan importante como el nuestro y muestran el mismo profesionalismo y la misma pasión que nosotros, aunque en ambientes distintos”, comentó.

Entre los conocimientos más valiosos que se llevan de regreso a su país, los policías colombianos mencionaron las técnicas de allanamiento de autobuses sin comprometer la seguridad de personas inocentes, habilidades de negociaciones tácticas y adelantos tecnológicos como un pequeño robot que ver lo que está ocurriendo en un sitio antes de enviar efectivos.





Share