Colombia debilita subestructura del Clan del Golfo

Un trabajo conjunto de inteligencia dio fruto con la captura de integrantes del grupo armado organizado.
Myriam Ortega/Diálogo | 9 enero 2019

Amenazas Transnacionales

En una operación realizada a finales de noviembre de 2018, la Armada Nacional de Colombia y la Policía Nacional lograron capturar a 21 miembros de una subestructura del Clan del Golfo. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

A finales de noviembre de 2018, unidades de la Armada Nacional de Colombia realizaron una operación conjunta con la Policía Nacional que permitió la captura de integrantes del grupo armado organizado Clan del Golfo en el Caribe colombiano. Los operativos simultáneos se llevaron a cabo en el municipio de Mutatá, departamento de Antioquia, y en la ciudad de Cartagena, departamento de Bolívar. 

En la madrugada del 21 de noviembre, unidades del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) Militar de Bolívar, compuesto por comandos de la Armada Nacional, y elementos de la división seccional de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía, lograron la captura de 21 miembros del Clan del Golfo. Entre los capturados se encuentra Ido Enrique López Osorio, alias Cabeza o El Profe, cabecilla de la subestructura del Clan del Golfo conocida como Héroes del Caribe.

Los operativos realizados en el marco del Plan Diamante lanzado por el Gobierno colombiano en agosto de 2018 se dieron después de más de un año de recopilación de inteligencia y seguimiento a los miembros del grupo criminal. “Con la estrategia del Gobierno podemos agilizar y lograr unos mejores resultados en contra de los diferentes grupos, llámense guerrilla o grupos delincuenciales”, dijo a Diálogo el Mayor de Infantería de Marina de la Armada Nacional Juan Carlos Morales García, comandante del GAULA Militar de Bolívar.

Trabajo de inteligencia

Según información de la Armada, El Profe llevaba unos 10 años con la organización criminal. El cabecilla de la subestructura criminal  se encargaba de controlar las rutas de distribución de estupefacientes en Cartagena y en municipios de la región de Urabá, en el departamento de Antioquia.

Los demás capturados, informó la Armada, se dedicaban a la extorsión y al sicariato. En septiembre de 2017 perpetraron varios homicidios en el área urbana de Cartagena.

“Hubo 21 homicidios, la mayoría de las personas eran comerciantes y otras personas que estaban vinculadas en cierto modo con negocios de microtráfico o alguna actividad delictiva”, explicó el May. Morales. “[Esta] interfería con los negocios de esta organización criminal”. 

El trabajo de inteligencia permitió identificar a los autores de los asesinatos y su afiliación con la subestructura Héroes del Caribe. “Esta estructura además tenía una ruta de armas ilegales, armas cortas, revólveres, pistolas”, explicó el May. Morales. “Ellos se encargaban de proveer, al parecer desde Venezuela, estas armas para delinquir en el casco urbano de Cartagena e incluso en el sur de Bolívar”.

Entre los capturados se encuentra el cabecilla de la subestructura Héroes del Caribe, Ido Enrique López Osorio, alias El Profe. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

La operación

“Fue un trabajo mancomunado entre la Policía y la Armada Nacional”, dijo a Diálogo el Capitán de Infantería de Marina de la Armada Jonny Alexander Martínez Martínez, jefe de la Unidad de Inteligencia del GAULA Militar Bolívar. “Se logró ubicar esa estructura e individualizarla por medio de puestos de control, interceptaciones telefónicas, medios técnicos y agentes encubiertos”. 

Si bien El Profe residía en Cartagena, se trasladó hacia el departamento de Antioquia antes de su captura. “Él más o menos estaba sospechando que en algún momento le iba a llegar una orden de captura”, detalló el May. Morales. “Entonces se desplazó hacia el Urabá, pensando que nos iba a eludir o de pronto se nos iba a perder. Pero gracias a las actividades de inteligencia tanto de la Armada como de la Policía, se logró mantener el control permanente”.

El 19 de noviembre las tropas del GAULA Militar Bolívar desplegaron hacia Mutatá, Antioquia. Durante dos días los militares recopilaron información adicional y  el 21 de noviembre, capturaron a El Profe en su vivienda.

El mismo día, las autoridades realizaron 19 allanamientos en Cartagena. “Todo se hizo de manera coordinada, de manera que sí se capturaba al cabecilla que era El Profe, inmediatamente se procedía a realizar los allanamientos y demás capturas en la ciudad de Cartagena”, dijo el May. Morales.

“Ellos, en el momento de la captura, no opusieron resistencia; todos se encontraban en sus casas”, agregó el Cap. Martínez. A las capturas se sumaron nueve notificaciones a presos miembros del Clan del Golfo que realizaban extorsiones mediante llamadas desde la cárcel, exhortando a sus víctimas a entregar dinero a miembros del grupo.

Según informó la Armada, dos de los 21 capturados eran mujeres con órdenes de captura vigentes por delitos de extorsión agravada, concierto para delinquir, homicidio agravado, porte ilegal de armas y porte de estupefacientes. Todos fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

Durante las incursiones, las autoridades encontraron granadas de fragmentación y armas de fuego, munición de diferente calibre, vehículos particulares, celulares y dinero en efectivo. La operación contó con unos 400 elementos de la Armada y la Policía que emplearon helicópteros, drones y camionetas de la Armada.

“Con estas capturas, se logró no dejar impune la muerte de los ciudadanos colombianos de la población, porque fueron varios asesinatos por este grupo de bandidos”, concluyó el Cap. Martínez. “En la ciudad de Cartagena, se logró recuperar esa confianza que la población civil tiene en la fuerza pública”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones