Colombia capacita a infantes de marina de Guatemala

Los militares guatemaltecos fortalecen sus capacidades en asalto anfibio para desarrollar operaciones contra organizaciones criminales en cualquier escenario.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 7 mayo 2019

Capacitación y Desarrollo

Infantes de marina de Guatemala se instruyen en marchas con desplazamientos tácticos, reacción ante fuego enemigo, y desplazamiento nocturno en ríos. (Foto: Comando de la Marina de la Defensa Nacional de Guatemala)

El 11 de marzo de 2019, militares de Guatemala concluyeron el Curso de Asalto Anfibio, dictado por instructores de la Armada de Colombia en el Centro de Adiestramiento Naval de Infantería de Marina de Guatemala (CANIM), en Puerto Barrios, Izabal. El objetivo fue mejorar las capacidades de respuesta de los infantes de marina para contrarrestar el crimen organizado transnacional.

“Durante 30 días, el entrenamiento conjunto [donde] tuvieron participación cinco instructores colombianos y 22 infantes de marina guatemaltecos mejoró las tácticas, técnicas y procedimientos de los cursantes, para reaccionar ante las diferentes amenazas transnacionales”, dijo a Diálogo el Vicealmirante Juan Randolfo Pardo Aguilar, comandante de la Marina de la Defensa Nacional de Guatemala. “Además mejoró las relaciones entre países que integran el plan, y fortaleció el CANIM”.

El oficial destacó que cualquier apoyo en entrenamiento incrementa las capacidades del personal para mejorar los resultados operacionales, compartir y actualizar los procedimientos, y operar con unidades de otros países. Desde 2012, Guatemala recibe cursos de capacitación mediante el Plan de Acción Estados Unidos-Colombia (USCAP en inglés), un programa de cooperación en seguridad regional, del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM).

La instrucción se llevó a cabo en dos diferentes ámbitos, el acuático y el terrestre. La práctica final incluyó fases estratégicas de alto rendimiento, marchas con desplazamientos tácticos, reacción ante fuego enemigo, infiltración a un cuerpo de agua, desplazamiento nocturno en ríos, natación militar en mar abierto y aseguramiento de una cabeza de playa.

Los instructores, todos militares y policías colombianos, combaten con eficacia a grupos terroristas como los remanentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional, así como a bandas criminales. Gracias a su entrenamiento con SOUTHCOM, obtuvieron experiencia en conducción estratégica de operaciones locales y en seguridad nacional. 

Máximo beneficio

Durante 30 días la Armada de Colombia instruyó a infantes de marina guatemaltecos mediante el Curso de Asalto Anfibio. (Foto: Comando de la Marina de la Defensa Nacional de Guatemala).

“El programa de asalto anfibio se resume en dos lecciones: [La primera,] el auto control para realizar operaciones bajo cualquier circunstancia, y [la segunda,] la importancia del trabajo en equipo”, comentó a Diálogo el Alférez de Fragata de la Marina de Guatemala Elvis Hurtado García, instructor del CANIM. “Por pequeña que sea la acción que realice cada elemento de la unidad, repercute en forma positiva o negativa en todos los elementos y en el éxito de la misión”.

Las capacitaciones son específicas y requieren preparación para garantizar que los alumnos adquieran el máximo beneficio. “La preparación permite a los infantes de marina desarrollar operaciones para cumplir con la misión asignada en forma eficaz y eficiente, con los aspectos de seguridad que reciben en el entrenamiento”, destacó el Valmte. Pardo.

Las marinas de Colombia y Guatemala desarrollan ejercicios en áreas ribereñas, fluviales, lacustres y costeras con características similares. Ambos comparten doctrinas y técnicas de entrenamiento similares que facilitan el desarrollo del entrenamiento y producen resultados importantes. 

Entrenamiento combinado

Una vez concluida la preparación, la Marina de Guatemala seleccionará a uno de los 22 cursantes para que continúe su aprendizaje a través del Curso de Asalto al Narcotráfico, con instructores colombianos y en coordinación con SOUTHCOM. “La cooperación permite a las fuerzas de los tres países conocerse. Por la posición geográfica y el tipo de flagelos transnacionales que amenazan el territorio guatemalteco, es necesario que la Fuerza de Infantería de Marina cuente con la versatilidad de poder trabajar en combinación con diversos ejércitos, y reaccionar ante las amenazas emergentes en la defensa marítima, terrestre y aérea”, comentó el Alf. de Frag. Hurtado.

De acuerdo con el Valmte. Pardo, el entrenamiento combinado es un primer paso para desarrollar el CANIM hacia la formación de infantes de marina con tradición y sentido de pertenencia a la unidad especial del Ejército de Guatemala. “Coordinamos con la Escuela Naval de Guatemala para que el CANIM cuente con su aval, coordinación y supervisión, y funcione como una extensión para la capacitación y formación del personal de infantería de marina”, concluyó el Valmte. Pardo.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 333
Cargando las Conversaciones