Colombia incauta media tonelada de cocaína

Las Fuerzas Armadas incrementaron el control en los puertos del Caribe.
Yolima Dussán/Diálogo | 25 abril 2017

Amenazas Transnacionales

Informes de inteligencia determinaron que la droga incautada tiene un valor aproximado de US$ 30 millones en el mercado internacional. (Foto: FAC)

En desarrollo de una operación conjunta y coordinada en el marco del Plan Estratégico de las Fuerzas Militares de Colombia, la Fuerza Aérea de Colombia (FAC), la Armada Nacional y las unidades de la Policía, incautaron media tonelada de cocaína en aguas del mar Caribe para enfrentar la delincuencia organizada transnacional. La incautación se dio lugar cuando las autoridades colombianas detectaron un bote go fast, que naufragó debido a las difíciles condiciones meteorológicas. “Tras hacer contacto con la lancha zozobrada, fueron encontrados 17 costales forrados en plástico y un recipiente conteniendo equipos de comunicación, material que fue llevado hasta la Estación de Guardacostas de Cartagena, ciudad portuaria de Colombia” dijo a Diálogo el Contralmirante Juan Francisco Herrera Leal, comandante de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico Neptuno 53.

Realizados los procedimientos establecidos, las autoridades determinaron que el cargamento ilegal contenía clorhidrato de cocaína y pertenecía al grupo delictivo conocido como “Clan del Golfo”, célula que frecuenta esta ruta para llevar droga a varios países de Centroamérica y el Caribe, con rumbo a los Estados Unidos o Europa. La media tonelada incautada tiene un valor superior a los US$ 30 millones en el mercado internacional, informaron las fuerzas antinarcóticas colombianas.

Aeronaves modificadas y tripulación versátil

La embarcación fue detectada por una aeronave SR-560 del Comando Aéreo de Combate No.3 de la FAC y por aeronaves del Grupo Aeronaval del Caribe. “Esta [la SR-560] es una aeronave especializada, dotada con equipos de seguimiento y búsqueda, que fue modificada para este tipo de operaciones, hasta lograr una nave versátil que puede desarrollar gran velocidad, bajarla, o mantenerse un tiempo considerable en un punto, para hacer las interceptaciones”, dijo el Coronel Alexander García Agudelo, del Comando Aéreo de Combate No.3. “Estas naves van tripuladas por un equipo especialmente entrenado para dirigir a las lanchas rápidas de nuestra Armada o a las de otro país, hacia las embarcaciones ilegales”, agregó.

“Por la costa Caribe, tenemos en este momento tres rutas utilizadas por la delincuencia para traficar drogas. La ruta sur, sin duda la más fácil por su cercanía con Panamá; la ruta centro, empleada por las embarcaciones que salen de las ciudades de Cartagena, Barranquilla y Coveñas; y la ruta norte, con lanchas que salen desde Santa Marta y La Guajira”, informó el Contralmte. Herrera. “Logramos hacer esta incautación en uno de los puntos de control en donde se interdictan las salidas del norte y del centro”.

Botes con menos droga

Soldados del Ejército de Colombia disparan a bordo del bote patrullero de combate ARC CTCIM Mario Villegas, durante un simulacro de combate en el río Guapi, departamento del Cauca, Colombia, el 16 de marzo 2014. (Foto: Luis Robayo/AFP)

Gran parte de las interdicciones en los mares de Colombia se llevan a cabo en botes go fast, la modalidad más utilizada por las organizaciones ilegales para el tráfico de estupefacientes. Las lanchas rápidas miden unos 10 metros de largo y utilizan dos o tres motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza cada uno que les permiten alcanzar una velocidad hasta de 50 nudos, de acuerdo con la condición del mar. Con ellas los delincuentes pueden viajar en mar abierto, sin parar, hasta 36 horas. Generalmente van cargadas con media o una tonelada de droga y un promedio de 25 latas de 55 galones de combustible, pues los motores tienen un alto consumo.

“En los meses de enero, febrero y marzo de este año [2017], comparado con el mismo periodo de los últimos tres años, hemos logrado reducir la cantidad de droga transportada en las naves”, dijo el Contralmte. Herrera. “Antes teníamos incautaciones de 1.5 toneladas promedio por lancha; este año hay diferencia en los valores; los cargamentos no pasan de 400 o 500 kilogramos”.

El resultado de los operativos exitosos de interdicciones realizados por la fuerza pública colombiana son botes que ahora llevan menos contrabando. En lo que va del 2017, las autoridades colombianas han logrado incautar 11.2 toneladas de droga, desarticulando además fuertes infraestructuras delincuenciales, con su respectivo proceso de judicialización.

Mayor control en los puertos

Para continuar con estos golpes a la delincuencia las fuerzas antinarcóticas colombianas han decidido incentivar el control en los puertos de la costa Caribe. Durante los años 2015 y 2016, llegaron a la Unión Europea 27 toneladas de droga en contenedores en buques mercantes, mismos que fueron incautados por las autoridades locales. Las fuerzas de seguridad nacionales calculan que pudieron salir por esta ruta hasta 80 toneladas de estupefacientes. Por eso la Armada Nacional está trabajando con la policía antinarcóticos y la policía de puertos en un trabajo conjunto, coordinado e interagencial con la Fiscalía General de la Nación y la Administración para el control de drogas de los EE. UU. para fortalecer los controles portuarios.

“Estamos en permanente lucha por alcanzar el objetivo de evitar el tráfico de estupefacientes hacia el exterior de Colombia. Este delito es el combustible que genera inestabilidad en el país. Trabajamos para lubricar este sistema en el que participan agencias del estado como las Fuerzas Militares, agencias de la policía, inclusive agencias de otros países como los Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe, con los que tenemos convenios. Una sinergia nacional e internacional con la cual esperamos estrangular este flagelo”, dijo a Diálogo el Cnel. García.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 48
Cargando las Conversaciones