Colombia en lucha abierta contra el narcotráfico

El “Clan del Golfo” ha perdido más de la mitad de sus integrantes armados, de 4.200 se redujeron a 1.570.
Myriam Ortega / Diálogo | 8 junio 2017

Amenazas Transnacionales

El 5 de mayo fue incautada una tonelada de cocaína en Bahía Solano, municipio del Chocó, gracias al esfuerzo conjunto entre la Armada Nacional, con apoyo de unidades del Ejército Nacional, la Policía Nacional y el Cuerpo Técnico de Investigación CTI de la Fiscalía de Colombia. (Foto: Armada Nacional de Colombia.)

Colombia tiene 100.000 hectáreas de coca por intervenir. Su meta a mayo de 2018 es erradicar la mitad mediante la sustitución de cultivos, y la otra mitad con erradicación forzosa. A la fecha ha logrado la erradicación de 3.500 hectáreas de manera voluntaria y 15.000 hectáreas de manera forzosa; dijo entre otras cosas el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, el 23 de mayo, ante la Comisión Segunda del Senado.

En cuanto a la efectividad de métodos, el ministro aclaró que “la aspersión aérea tiene una efectividad del 33 por ciento, es decir, de un cultivo donde hubiera 100 matas de coca, una aspersión aérea genera la muerte de 33 plantas, por lo que hay que hacer tres fumigaciones para terminar”. Ahora se utiliza la aspersión terrestre manual, con efectividad del 95 por ciento, que según el Instituto Colombiano Agropecuario, evita que la coca tenga rebrotes.

Esa es la intervención directa que se realiza en los cultivos, pero no la única, como indicó a Diálogo el Mayor General Ricardo Jiménez Mejía, jefe de Estado Mayor de Operaciones del Ejército. “Nosotros estamos trabajando en los diferentes escalones de la lucha contra el narcotráfico, no solo en los cultivos, sino que atacamos también insumos y precursores, producción, distribución y transporte, como esfuerzo principal. De una u otra forma apoyamos tanto a la Policía como a la Fiscalía General de la Nación, en lo que tiene que ver con el lavado de activos e insumos”.

La erradicación forzosa se realiza en los cultivos industriales y en donde los cultivadores no quieren sustituir voluntariamente. “Tenemos 9.000 hombres dedicados a la lucha contra los cultivos ilícitos, 6.000 de las Fuerzas Militares, y 3.000 entre policías y civiles. Es un ejercicio que está coordinado dentro de los planes ‘Victoria’ y ‘Comunidades seguras y en paz’, de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional respectivamente” precisó el ministro Villegas.

Control del territorio

Tras la firma de los acuerdos de paz, es clave hacer presencia estatal en las zonas que dejarán las FARC (160 municipios), para detener la expansión de los cultivos de coca y evitar que los Grupos Armados Organizados (GAO) tomen el control territorial. Para ello se busca favorecer el desarrollo social, económico, la infraestructura y la seguridad, con el fin de mejorar los niveles de vida de la población civil. En este sentido, el Plan Estratégico Militar de Estabilización y Consolidación ‘Victoria’, del Comando General de las Fuerzas Militares, traza la ruta a seguir para lograr el control institucional del territorio y favorecer la construcción de una paz estable y duradera. Actualmente, el plan conduce operaciones conjuntas, coordinadas e interinstitucionales que entre otras tareas, buscan neutralizar estructuras de grupos guerrilleros, los GAO y fenómenos de criminalidad que afectan a la población civil y a la Seguridad Nacional.

En el laboratorio incautado y destruido del “Clan del Golfo” en el municipio Sabanalarga, se producían unos 300 kilogramos de cocaína a la semana. (Foto: Armada Nacional de Colombia.)

“Las Fuerzas Militares y la Policía Nacional están trabajando de la mano para afectar a estas estructuras [GAO] porque de una u otra forma perjudican los territorios del país y amenazan la seguridad nacional”, señaló el May. Gen. Jiménez, quien añadió que “el trabajo conjunto coordinado interagencial nos ha permitido en los últimos años cada una de las victorias militares sobre los fenómenos de inestabilidad o aquellos grupos que han alterado el orden público del país”.

El ministro Villegas detalló que en el mes de mayo se han capturado 132 integrantes del Clan del Golfo, dentro de los que se encuentran 11 cabecillas. Agregó además que desde que inició el gobierno actual, el grupo perdió más de la mitad de sus integrantes armados. “De 4.200 pasó a 1.570 gracias a la Policía Nacional, en desarrollo de la Operación Agamenón y con el apoyo del Ejército”, dijo.

“Dentro de la caracterización que hace el ministerio de Defensa Nacional, tenemos la responsabilidad (…) de atacar prácticamente cuatro estructuras que están a lo largo y ancho del país, una de ellas es el Clan del Golfo, que son más o menos el 92 por ciento; el ELN y los Pelusos, con el cuatro por ciento, y Puntilleros, con el dos por ciento, tanto en Vichada como en el Meta”, dijo el May. Gen. Jiménez.

Estrategia en el mar

“Gracias a la estrategia marítima que se está aplicando, tenemos un aparente bloqueo de la salida de droga. Las lanchas rápidas go fast y los veleros de embarcaciones de cabotaje han disminuido este año. Este acoso al narcotráfico se deriva del trabajo coordinado”, dijo a Diálogo el Contralmirante Juan Francisco Herrera Leal, comandante de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico “Neptuno 73”. “La Fuerza Aérea nos ha dado la oportunidad de identificar rápidamente los contactos que están en altamar, con los cuales direccionamos nuestros medios para hacer la interdicción marítima”.

En el río Atrato, por donde salía el 24 por ciento de la droga que llegaba al Caribe, “se han hecho bloqueos importantes dentro de la Fuerza de Tarea Titán: desde Quibdó (Chocó) hasta Riosucio (Antioquia), por parte de la Armada Nacional; y la Brigada No. 17 del Ejército Nacional, desde Riosucio hasta las Bocas del Atrato. Finalmente, la tarea se completa gracias a las alianzas entre pares del Caribe como: Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala, Estados Unidos, México, República Dominicana y Jamaica”, finalizó el Calmte. Herrera.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 8
Cargando las Conversaciones