Colombia da de baja a alias Edwin

Colombia Neutralizes Alias Edwin

Por Yolima Dussán/Diálogo
julio 18, 2018

En una operación a cargo del Comando Conjunto N.º 3, la Sexta División del Ejército Nacional de Colombia, el Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) de Caquetá, y la Fiscalía General de la Nación, Colombia asestó un golpe a las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al neutralizar a 13 individuos, de los cuales 11 fueron dados de baja y dos capturados. Entre las bajas, estaba alias Edwin, terrorista clave del Frente Séptimo de las FARC, grupo armado organizado residual que pretende asentarse en el departamento de Caquetá.

“Logramos dar de baja a alias Edwin, un peligroso individuo dueño de un largo prontuario delictivo, con una gran capacidad para aparecer y desaparecer, quien a través de extorsiones amedrentaba a la población desde hace varios años”, dijo a Diálogo el General César Augusto Parra, comandante de la Sexta División del Ejército. “Tras el final de la operación, corroboramos la información obtenida sobre alias Cadete, el mayor cabecilla del Grupo Armado Organizado Residual (GAOR), jefe de Edwin. Su neutralización será cuestión de días”.

La operación se llevó a cabo el 28 de mayo de 2018 en la vereda Miramar de Montañita, departamento del Caquetá, cuando el trabajo de inteligencia ubicó a la célula tras detectar un video publicado en las redes sociales en el cual alias Edwin, uno de los cabecillas del grupo al mando de alias Cadete, ambos en desacuerdo con las FARC, amenazaba a las autoridades de Caquetá, a funcionarios de las empresas de la región y a la población en general.

El 6 de mayo, el grupo ilegal publicó además un video donde anunciaba el inicio de un “plan pistola”, que consiste en asesinar por la espalda a quienes no ceden ante sus extorsiones. Para contrarrestar el plan, el Comando Aéreo de Combate N.º 6 de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), lideró una operación militar encargada de detectar el punto donde se escondían los delincuentes, levantar imágenes de inteligencia para la infiltración y acompañar a las tropas en tierra.

Cadete y Edwin, los objetivos

El esfuerzo militar contra los GAOR de las FARC se ha incrementado en varias zonas del país. Las autoridades buscan evitar que los disidentes tomen el control en poblaciones reconocidas como antiguos asentamientos guerrilleros.

“La operación es de inmensa importancia para desmantelar esas células residuales”, aseguró a la prensa el ministro de Defensa de Colombia Luis Carlos Villegas. “Acciones como esta demuestran el cumplimiento de las Fuerzas Militares en su compromiso de proteger a la población civil y sus renovadas capacidades para hacer frente a las disidencias de las FARC”.

La operación lanzada por el Ejército tenía como objetivo la neutralización de Osnar Ordely Méndez Galvis, delincuente conocido como alias Edwin o Sabajón, convertido en una de las mayores amenazas del municipio de Cartagena del Chairá, en Caquetá. El terrorista se había convertido en el flagelo de comerciantes, ganaderos y funcionarios públicos de Florencia, capital de Caquetá, y de otras poblaciones cercanas. Fue él quien amenazó en público al alcalde de Florencia, al gerente de la electrificadora del departamento y a los trabajadores de la empresa.

Control de cultivos ilícitos

El narcotráfico en toda su cadena es el combustible de los grupos residuales. El General del Ejército Alberto José Mejía Ferrero, comandante de las Fuerzas Militares, explicó a la prensa la presencia de las células en la zona. “La estructura de las disidencias del Frente Séptimo fueron enviadas por alias Gentil Duarte, comandante de la disidencia que opera en el [departamento] Guaviare, hacia el Putumayo, para controlar los cultivos ilícitos de la zona”.

“Las estructuras de los GAOR en la parte oriental de los Andes están divididas a la mitad. El Frente Primero va del Guaviare hacia el norte, hasta Arauca; en la parte sur el Frente Séptimo se desplaza hacía el Putumayo para controlar los cultivos ilícitos”, aseguró el Gral. Mejía. “Dar golpes a los grupos es una [tarea] importante que evita una cadena de sucesos que tiene que ver con la reorganización de todos los grupos en esta parte del país, cuyo objetivo es el control de los cultivos ilícitos”.

La operación

La operación militar tuvo un componente aéreo seguido por un combate en tierra que duró más de media hora. La misión de reconocimiento por parte de la FAC se llevó a cabo con drones y aeronaves Schweizer que permitieron realizar el planeamiento del ejercicio, así como el reconocimiento armado, la escolta aérea, la iluminación del área de maniobras con el avión AC-47, conocido como avión Fantasma, y el transporte de personal con helicópteros Bell Huey II. Además de los 11 sujetos neutralizados, la intervención permitió la captura de dos personas, una de ellas un menor de 14 años quien recibió atención inmediata de los soldados enfermeros.

“Dar el parte de tranquilidad a los habitantes de la región con la baja de alias Edwin, quien tenía más de 90 personas extorsionadas, ha sido importante. Vamos a recuperar el área; la gente cree cada vez más en las Fuerzas Militares, en el GAULA, en todo el componente militar. Tienen la certeza de que trabajamos para controlar a los grupos a los que les vamos a impedir su crecimiento”, finalizó el Gral. Parra.
Share