Colombia avanza con mecanismos de información y reacción inmediata

El Sistema Nacional de Reacción Inmediata para el Avance de la Estabilización fue activado en enero para conocer las preocupaciones y percepciones de la comunidad en materia de seguridad.
Marian Romero / Diálogo | 9 junio 2017

Respuesta Rápida

El Mayor General Juan Pablo Amaya, inspector general de las Fuerzas Militares de Colombia, asiste a una reunión del SIRIE en el Chocó. (Foto: Comando General de las Fuerzas Militares de Colombia)

En enero las Fuerzas Armadas de Colombia lanzaron el Sistema Nacional de Reacción Inmediata para el Avance de la Estabilización (SIRIE), como herramienta de monitoreo de inestabilidad en el país. El sistema funciona a lo largo y ancho del territorio nacional con el objetivo de monitorear, verificar y analizar los factores de inestabilidad en la seguridad de las regiones para adoptar medidas oportunas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

“El SIRIE fue pensado como una herramienta para establecer puentes de comunicación directos con la población civil, líderes de las comunidades, resguardos indígenas y demás organizaciones. Ellos pueden suministrar información valiosa acerca de presuntos factores de inestabilidad”, dijo el Mayor General Juan Pablo Amaya, inspector general de las Fuerzas Militares de Colombia.

Colombia atraviesa un periodo de transformación muy importante. El cese del conflicto armado y la implementación de los acuerdos establecidos en La Habana generaron cambios rápidos que son nuevos para todos en el país. “La velocidad de estas transformaciones requiere adaptaciones eficientes desde el punto de vista institucional para enfrentar las amenazas persistentes, las amenazas emergentes y para garantizar que los acuerdos inscritos entre el Gobierno nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se cumplan a cabalidad”, dijo el May. Gen. Amaya. “Con el SIRIE buscamos tener una panorámica más completa y restaurar la confianza de la población a través de soluciones eficientes”, agregó.

Centro de mando

El sistema tiene un centro nacional de llamadas telefónicas que puede ser usado por cualquier ciudadano para informar de manera inmediata sobre cualquier suceso irregular que atente contra su seguridad o su tranquilidad. Cuenta con 13 equipos de verificación para la cobertura de todo el país.

Cada problemática se maneja en el comando general, que verifica la llamada a nivel estratégico; articula la inspección del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, la Policía, y la Fiscalía. Además, el Comando Estratégico de Transición está encargado de asegurar las Zonas Veredales Transitorias a la Normalidad (ZVTN). Todos estos organismos tienen una cantera de información muy valiosa. Cada uno aporta a la solución del problema desde su especialidad.

“Cuando una llamada es recibida, se corrobora la veracidad de la información con instituciones estatales y con ciudadanos que puedan aportar datos pertinentes al caso. Cuando es posible, hay un desplazamiento militar al lugar de los hechos para confirmar la situación y tener un panorama completo”, dijo a Diálogo el Coronel Daniel Ricardo Morales, inspector delegado del Comando General de la Séptima División del Ejército. “Posteriormente se hace un análisis en el comando central y se determina la estrategia más eficiente para solucionar el inconveniente. Desde que se recibe la llamada hasta que se determina una solución transcurre un período máximo de 24 horas”, agregó.

El SIRIE permite que los ciudadanos puedan comunicar con facilidad sus inquietudes y temores, además de recibir soluciones inmediatas a las problemáticas. (Foto: Comando General de las Fuerzas Militares de Colombia)

La red de información del SIRIE es muy amplia. Recibe datos de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos, de la Organización de las Naciones Unidas, de organizaciones no gubernamentales, instituciones del Estado y de la comunidad en general. Todos estos elementos hacen que el SIRIE sea invulnerable a posibles desinformaciones.

Reacción inmediata en el Chocó

El departamento pacífico del Chocó tiene a Panamá en su frontera norte, donde se encuentra el llamado Tapón del Darién, una zona selvática que funciona como barrera natural. En su frontera oriental está la cordillera occidental de los Andes. Estas condiciones geográficas hicieron del Chocó una zona propicia para la actuación de grupos armados organizados a lo largo de la historia.

En marzo ocurrieron desplazamientos en el municipio del Alto Baudó, en el Chocó, por combates entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. Debido a los combates, 500 personas se desplazaron hacia la cabecera municipal. Para tener una visión completa de la problemática, el Gral. Amaya fue a Chocó con un equipo especial y estuvo reunido de manera independiente con las autoridades militares, policiales y civiles del sector.

“A partir de todas estas conversaciones obtuvimos una visión verdaderamente integral de la situación. Así fue posible formular un análisis rápido que se ajustara a las circunstancias. Por supuesto que no se trata de una investigación de fondo, sino de respuestas rápidas a un momento de crisis”, contó el Gral. Amaya.

“En este caso se ordenó incrementar la operación, mover unidades fluviales de la Fuerza Naval del Pacífico hacia el río, contener con operaciones militares las rutas del narcotráfico, asegurar a la población y adelantar una jornada de apoyo al desarrollo para la población. Todo esto el mismo día”, dijo el Cnel. Morales.

La acción rápida de las fuerzas castrenses y el robustecimiento de la presencia militar hizo posible la liberación de ocho secuestrados por el ELN, el retorno de la población a sus casas y el restablecimiento de la seguridad en la zona. El Gral. Amaya afirmó que el caso del Alto Baudó es paradigmático porque es una región donde la confianza hacia las Fuerzas Armadas ha sido históricamente baja por la influencia de los grupos armados organizados.

“Llegar a esta región implica un cambio; significa romper paradigmas en una población que está prevenida frente a las fuerzas legítimas del Estado. Pero cuando ven que hay soluciones rápidas, comienzan a confiar de nuevo en las vías de la legalidad. El SIRIE es el comienzo de ese retorno de la confianza”, concluyó el Gral. Amaya.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 15
Cargando las Conversaciones