Colombia lanza operativo para cerrar rutas al narcotráfico

Los enfrentamientos entre grupos armados cerca de cascos rurales en el Pacífico colombiano impulsaron la Operación Armadura.
Myriam Ortega/Diálogo | 1 octubre 2018

Amenazas Transnacionales

La Operación Armadura resultó con la captura de alias Ernesto, cabecilla del Clan del Golfo que controlaba las acciones del grupo en el Pacífico colombiano. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

Con el fin de cerrar las rutas del narcotráfico que se disputan los Grupos Armados Organizados (GAO) en el Pacífico colombiano, la Armada Nacional de Colombia lanzó la Operación Armadura. La estrategia iniciada a mediados de agosto 2018 busca aumentar la presencia de la Armada en el departamento del Chocó, frontera con Panamá.

Un grupo de 350 unidades de la Fuerza Naval del Pacífico –integrado por elementos de los Batallones de Infantería de Marina N.º 21 y 23, la Brigada de Infantería de Marina N.º 2 y la Estación de Guardacostas de Bahía Solano–, así como tropas del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) de la Armada, desplegaron hacia el municipio de Juradó en la costa Pacífica del Chocó. Asimismo, la Armada movilizó tres buques de la Fuerza Naval del Caribe y cuenta con apoyo aéreos del Grupo Aeronaval del Pacífico.

“La frontera [con Panamá] es un sitio estratégico de gran importancia para el apoyo logístico de cualquier estructura ilegal”, dijo a Diálogo el Vicealmirante de la Armada Orlando Romero Reyes, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico. “Se presta para la compra de armamento, la salida de droga, consecución de víveres y sobre todo porque es una zona de difícil acceso para la permanencia de las estructuras de la Armada Nacional o de las Fuerzas Militares”.  

Impacto a la comunidad

La lucha por el control territorial entre los varios GAO en la costa del Chocó y la densa jungla del Darién, frontera con Panamá, afectó las comunidades indígenas y afrodescendientes de la región. Los enfrentamientos armados de los GAO, que se quieren apoderar de los corredores estratégicos previamente bajo control de las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia, incrementaron desde julio y resultaron en varios pobladores heridos y la muerte de un menor de edad.   

Según un informe de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios publicado el 1º de septiembre, 12 comunidades indígenas y afrocolombianas de los municipios de Bahía Solano y Juradó, departamento del Chocó, fueron impactadas por los enfrentamientos. Las familias se encuentran confinadas, con restricciones a la movilidad y acceso a bienes y servicios, o en situación de desplazamiento en albergues temporales, indica el reporte.

A inicios de agosto, las autoridades realizaron consejos de seguridad en los municipios de Juradó, Bahía Solano y Nuquí donde las comunidades denunciaron los hechos. Las reuniones impulsaron el aumento de pie de fuerza de seguridad para garantizar la protección de los pobladores.

“Nos motivó a generar nuevas iniciativas, a hacer unos cambios, a redoblar esfuerzos”, comentó el Valmte. Romero. “Ahí dijimos, vamos a lanzar la Operación Armadura”. 

La Operación Armadura busca cerrar las rutas del narcotráfico a los grupos armados con el decomiso de sus equipos, como esta motonave utilizada por el Clan del Golfo para sus actos ilícitos. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

Aumento del pie de fuerza

Para cumplir con el plan, la Infantería de Marina de la Armada entrenó efectivos para hacer presencia permanente en Bahía Solano y Juradó y asignó unas 60 unidades adicionales a la Brigada de Infantería de Marina N.º 2. Asimismo, se reactivaron puestos de mando unificado de la Armada en Bahía Solano, Nuquí y Juradó para desarrollar y dirigir las operaciones. 

“Tenemos esfuerzos armados y no armados, armados como el aumento significativo del pie de fuerza para cubrir poblaciones”, dijo a Diálogo el Teniente Coronel de la Armada José Amaya Barrera, comandante del Batallón de Infantería de Marina N.º 23 con sede en Bahía Solano. “Hay un acompañamiento en unidades terrestres y marítimas, tanto de apoyo logístico, como unidades de guardacostas que hacen sus patrullajes marítimos, y el acompañamiento a los pescadores y los buques de cabotaje que abastecen los corregimientos y municipios de nuestra área de responsabilidad”.

Elementos del GAULA de Buenaventura, departamento de Valle del Cauca en la costa Pacífica, apoyan la operación atendiendo las denuncias de extorsión que se presentan en las zonas de conflicto. “Hay una unidad especializada en delitos de secuestro y extorsión, el GAULA, que realiza operaciones en contra de estos flagelos, de la trata de blancas y realiza actividades de prevención con todos nuestros comerciantes en el marco de la campaña Yo [no pago, yo] denuncio”, detalló en Tte. Cnel. Amaya.

Exitosos resultados

La operación inició dando un duro golpe a las estructuras del Clan del Golfo con la neutralización de dos cabecillas. El 24 de agosto, las autoridades anunciaron la captura de alias Ernesto, el cual controlaba todas las acciones del grupo en el Pacífico y alias Platino, quien dirigía la operación del narcotráfico.

“Durante la última reunión de seguimiento que se hizo [el 11 de septiembre] analizamos el tema específicamente del municipio de Juradó y el defensor del pueblo y el procurador general del Chocó reconocieron el avance en materia de seguridad”, puntualizó el Tte. Cnel. Amaya. “Hemos estado en horas de la noche, en la madrugada, haciendo prevención en los embarcaderos y control en la pista de aterrizaje de tal manera que solo sea utilizada para las actividades lícitas”.

Además de las dos capturas, el operativo resultó en la incautación de 1454 kilógramos de clorhidrato de cocaína y 223 kg de marihuana. Equipos de logística, víveres y combustibles de lanchas que los GAO empleaban para sus acciones ilegales también fueron decomisos.

“Lo importante es que la Operación Armadura se unirá a la estrategia internacional […] para evitar que la droga llegue a México y Centroamérica”, concluyó el Valmte. Romero. “Nos ponemos de acuerdo con Estados Unidos, México, Guatemala, Panamá, Ecuador y Costa Rica para cerrar ese corredor en el mar”.  

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones