Colombia inicia ofensiva en contra de la minería ilegal en ocho departamentos

Por Dialogo
junio 19, 2013







BOGOTÁ — La minería ilegal en Colombia está superando a la coca como principal fuente de ingreso para las FARC y para los nuevos grupos armados conocidos como “bandas emergentes”, especialmente en regiones del país donde se encuentran los metales y minerales preciosos y la presencia del gobierno es escasa.


La minería aurífera ilegal es prevalente en cerca de 340 de las 1,102 municipios de Colombia, afirmó el ministro de Defensa de la nación, Juan Carlos Pinzón. Las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen presencia en 87 de los 340 municipios, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en 30 y otros grupos criminales en 118, dijo Pinzón a la prensa.


A mediados de junio, 67 máquinas pesadas de minería, supuestamente pertenecientes a las FARC, fueron confiscadas en el norteño departamento de Córdoba, en tanto que en las regiones de Guainía y Vaupés, en la jungla, las autoridades confiscaron 32 toneladas de coltán, un mineral de color negro opaco que se obtiene al dragar los ríos.


El oro, el coltán y el tungsteno se encuentran entre los minerales explotados por la minería ilegal en 25 de los 32 departamentos de Colombia, convirtiéndose en una nueva y lucrativa fuente de ingresos en un momento en que el cultivo de coca disminuye, según las autoridades. Éste no es un fenómeno novedoso en Colombia, sin embargo lo que está causando revuelo es cómo se ha popularizado y las considerables ganancias que brinda, lo cual a hecho que el presidente Juan Manuel Santos inicie una ofensiva en contra de dicha actividad en ocho departamentos.


“Este tipo de intervenciones es necesaria porque el equipo utilizado ilegalmente para dicha actividad causa enorme daño al país. No estamos iniciando una ofensiva en contra de la minería en general, y menos aún en contra de la minería artesanal. Ésta es una operación en contra de grupos ilegales”, dijo Santos a la prensa.





Guerrilleros extorsionan a mineros artesanales en Colombia





Poco después de las declaraciones del presidente, el diario El Colombiano , de Medellín, publicó imágenes de una aeronave de la Fuerza Aérea Colombiana atacando y destruyendo máquinas excavadoras en el departamento de Antioquia.


Más de 2,000 máquinas pesadas están siendo usadas para este tipo de minería en los departamentos de Bolívar, Córdoba y Cauca, así como en parques nacionales y otras áreas protegidas, dijo el general Leonardo Pinto, del equipo de trabajo del Ejército colombiano llamado Nudo del Paramillo.


Los guerrilleros y otros grupos armados cobran a los mineros una cuota inicial de hasta cinco millones de pesos ($2,650) por una máquina pesada y luego un cobro de dos millones de pesos ($1,060) para que puedan continuar trabajando.


En Norosi, ciudad del departamento de Bolívar donde en el mes de enero el ELN secuestró a un ingeniero canadiense que trabajaba para el grupo minero Geo Explorer, los grupos armados supuestamente cobran un impuesto del 50% por cualquier mineral que sea extraído de la tierra.


Pinzón aceptó que no será fácil aplicar medidas enérgicas en este caso, debido a las dificultades para acceder a las áreas remotas en donde la presencia del gobierno es escasa y los grupos ilegales practican la minería. El ministro también dijo que la minería ilegal está obligando a los locales a desplazarse, sin mencionar el grave daño ambiental que dicha actividad causa.


“La minería ilegal no sólo afecta el medio ambiente sino los recursos naturales de Colombia y, además, genera una economía de lavado de dinero y de financiamiento de actividades terroristas. No podemos permitir que esto continúe y por eso debemos combatir dicha actividad con todo lo que tenemos”, dijo Pinzón.


En Perú pasa algo similar, extensiones inmensas de selva poblada de árboles han sido desforestadas por la explotación.
El oro así como da riqueza también envilece.
Share