Colombia vuela en Mobility Guardian 2017 por primera vez

La Fuerza Aérea de Colombia refuerza sus capacidades de movilidad junto a las mejores fuerzas aéreas del mundo.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 5 septiembre 2017

Personal de la Fuerza Aérea Colombiana participó en el primer entrenamiento Mobility Guardian 2017, en los Estados Unidos. (Foto: Fuerza Aérea de Colombia)

Militares de la Fuerza Aérea de Colombia (FAC) participó en el primer ejercicio internacional Mobility Guardian, realizado por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) en la Base Lewis-McChord, Washington, del 31 de julio al 12 de agosto. La misión es practicar la respuesta de operaciones humanitarias en ambientes de guerra y desastres naturales.

Mobility Guardian, creado por el Comando de Movilidad Aérea (AMC por sus siglas en inglés) de la USAF, busca mejorar la respuesta de fuerzas conjuntas y aliadas para operar de manera eficaz en entornos de guerra y de desastres naturales. Estas maniobras remplazan al ejercicio Rodeo de Movilidad Aérea.

“Este ejercicio multinacional es el más grande en la historia de los Estados Unidos en cuanto al despliegue de unidades de transporte y de hombres”, dijo a Diálogo, el Teniente Coronel de la Fuerza Aérea de Colombia Robert Quiroga Cruz, comandante de la delegación colombiana en Mobility Guardian. “Tuvimos la oportunidad de compartir tácticas, técnicas y procesos esenciales con otras fuerzas aéreas”.

El ejercicio multinacional reunió a más de 3.000 miembros del AMC de la USAF, y a más de 700 integrantes de 25 fuerzas aéreas élite del mundo, incluidas Australia, Canadá, Corea del Sur, Francia, Nueva Zelanda y Reino Unido, además de Colombia y Brasil como únicos representantes latinoamericanos en el ejercicio multinacional. Asimismo varios países asistieron como observadores. Solo 12 países estuvieron en los escenarios de entrenamiento con decenas de aeronaves, entre ellos Alemania, Argentina, España y Kazajistán, entre otros. Por su parte Bélgica, Colombia, Estados Unidos y Francia también llevaron paracaidistas.

El entrenamiento avanzado incluyó una amplia variedad de maniobras: incautación de campos de aterrizaje, entrada forzosa conjunta, aterrizajes de la zona de asalto, operaciones de visión nocturna y misiones de paracaidistas. La actividad también puso a prueba las funciones básicas de lanzamiento aéreo de cargamentos, reabastecimiento en vuelo de combustible, transportación aérea y evacuación aeromédica. Todas las maniobras estuvieron planeadas, entrenadas y operadas bajo los estándares internacionales de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, así como los ejercicios establecidos por parte de la USAF para las misiones.

Los resultados

Durante el entrenamiento las tripulaciones volaron aproximadamente 1.200 horas y realizaron casi 650 incursiones. En las operaciones de reabastecimiento aéreo los aviones descargaron aproximadamente 600.000 kilogramos de combustibles, informó la USAF a través de un comunicado de prensa.

El personal de los puertos aéreos procesó más de 3.600 pasajeros y 4.911 toneladas de equipo. Las tripulaciones lanzaron desde el aire 356 paracaidistas, 33 plataformas pesadas y aproximadamente 300 Sistemas de Entrega de Contenedores (CDS por sus siglas en inglés).

La Fuerza Aérea de Colombia lideró la misión de paracaidismo a gran altura junto a militares de Francia y Pakistán. (Foto: Fuerza Aérea de Colombia)

La delegación colombiana estuvo conformada por 42 miembros de la FAC entre pilotos, tripulantes, paracaidistas y personal logístico. “Un avión Tipo Airbus C-295 de la FAC finalizó con nueve misiones totales: siete diurnas y dos nocturnas en condiciones de NVG [Sistema de Visión Nocturna]”, informó el Tte. Cnel. Quiroga. “De estas misiones, cuatro fueron de lanzamiento de carga a baja altura con paracaídas y tres de transporte en las que se trasladaron 63 personas”.

En el lanzamiento de carga la FAC participó con dos tripulaciones. “La actividad se realizó en coordinación con los jefes de carga. Ellos prepararon los CDS para realizar los lanzamientos a bajo nivel”, comentó a Diálogo el Subteniente Técnico de la FAC Diego Franco, maestro de carga N.º 1 del C-295. “Aproximadamente cada CDS pesaba 600 kg. Se utilizaron paracaídas de bajo costo para efectos del entrenamiento”.

La unidad de inteligencia del AMC dio las coordenadas y los sitios para soltar los cargamentos, bajo amenazas en tierra. “Los lanzamientos de carga se realizaron en un ambiente de hostigamiento con misiles”, relató el Subtte. Franco. “Los pilotos tuvieron la pericia de evadir ese hostigamiento para cumplir la misión de entrega de carga a la tropa en tierra”.

FAC lidera misión de paracaidismo

Colombia también cumplió con una actividad simulada de evacuación aeromédica y lideró por primera vez una operación de paracaidismo a 10.000 pies de altura con ocho militares de Francia, dos de Pakistán y nueve de la FAC, mientras el C-295 colombiano mantenía una velocidad de 200 kilómetros por hora. Los militares procedieron durante el descenso a realizar una formación táctica en la zona de lanzamiento. Los comandos llegaron al punto de impacto con precisión de acuerdo a lo programado. La USAF proporcionó la ruta y la misión de la operación.

“Realmente fue un orgullo representar a la FAC en la misión de paracaidismo”, dijo a Diálogo el Capitán de la FAC Andrés Echeverría, comandante del Escuadrón de Comandos Especiales Aéreos. “Cruzar esos cielos internacionales y compartir esta práctica con nuestros colegas de alas fue una enorme experiencia profesional que nos ayudará a fortalecer nuestras técnicas, procedimientos y mejorar la seguridad de las misiones”.

Para cumplir con este reto, la FAC desarrolló una preparación intensiva de tres meses en la Base Aérea del Grupo Aéreo del Oriente, en Vichada. Los esfuerzos de la preparación se orientaron para atender misiones en condiciones de amenazas para los aviones, amenazas aéreas, lanzamiento de carga, vuelos en condiciones de infiltración y lanzamiento de paracaidistas en diferentes formas.

“La misión de paracaidismo a gran altura tiene un alto significado para el componente colombiano”, precisó el Tte. Cnel. Quiroga. “Fue un trabajo multinacional que se desarrolló con procedimientos estandarizados bajo el idioma inglés en un ambiente simulado de combate con una precisión exacta del área donde se quería realizar el lanzamiento de los paracaidistas bajo estrictos protocolos de seguridad”.

“Su actuación fue excelente, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que planearon, dirigieron y ejecutaron un salto multinacional”, finalizó el Teniente Coronel de la USAF Daniel Mangan, subdirector de Planes y Programas Estratégicos de la 12.ª Fuerza Aérea/ Fuerzas Aéreas del Sur. “Colombia es un exportador de seguridad y un amigo estratégico de primer nivel para los EE. UU”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones