Colombia lucha contra el reclutamiento de menores por parte de las FARC

Colombia Fights FARC’s Recruitment of Minors

Por Dialogo
diciembre 05, 2014




Las autoridades colombianas están trabajando en cooperación con organismos civiles para impedir que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) recluten niños y adolescentes.

A través de varios programas, más de media docena de organizaciones militares y civiles participan en este esfuerzo, incluyendo el Ejército Nacional de Colombia, el Ministerio de Defensa, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo, el Grupo Policial para la Protección de Niños y Adolescentes, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y otros. El Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dio inicio a esta iniciativa en noviembre de 2011, cuando anunció el programa “Basta, Aquí Soy Libre”. Ésta es una campaña nacional para despertar consciencia sobre los esfuerzos de las FARC para reclutar jóvenes.

Desde que Pinzón anunció el programa, el Ministerio de la Defensa ha organizado centenares de talleres para educar a niños, adolescentes y padres sobre las falsas promesas de los reclutadores de las FARC. Los miembros de las FARC a menudo tratan de cautivar a los niños y adolescentes con el prospecto del dinero, pero estos atractivos son vacíos; muchos terminan en campamentos remotos, con poco o nada de dinero, con escasa comida y sin oportunidades de contactar a sus familias.

Desde que el Ministro de la Defensa dio inicio al programa, la campaña ha alcanzado a más de 33.500 personas en decenas de municipios de alto riesgo en todo el país.

Ademas de las conferencias y una amplia campaña por los medios que incluye camisetas, folletos y anuncios por radio y televisión, “Basta, Aquí Soy Libre" también financia “La Vida en Juego”, una serie de seminarios realizados en 14 municipios para promover deportes como el fútbol, como alternativas positivas a las drogas y la violencia.

Ayudar a niños que trabajaban en las FARC


Pero esta campaña va más allá de los seminarios, folletos y anuncios por radio y televisión. Como parte de la iniciativa, el gobierno federal de Colombia ha entrenado a miles de miembros de las Fuerzas Armadas en esfuerzos y protocolos de prevención que deben seguirse cuando se trate con menores que escaparon o fueron rescatados de las FARC.

Los soldados pusieron en uso estos protocolos el 21 de octubre en el Departamento de Antioquia, donde el Ejército Nacional de Colombia se enfrentó en una serie de combates armados con miembros de las FARC. Después de la batalla, encontraron una niña de 14 años llorando junto al cuerpo sin vida de alias “Chamaría”, que era el jefe del Frente 5 de las FARC. Este terrorista de 36 años reclutó ilegalmente a la niña en 2012, cuando la arrebató a su familia.

Los soldados la cuidaron y rápidamente la colocaron bajo la custodia del Instituto de Bienestar Familiar de Colombia.

En todo el país, las autoridades militares y policiales han realizado rescates similares de adolescentes y niños que habían sido reclutados por las FARC. A mediados de octubre, la policía del Departamento de Tolima rescató a una niña de 13 años y un joven de 15, quienes dijeron que habían sufrido de abusos físicos y psicológicos durante los varios meses que habían estado con el grupo guerrillero. Y en septiembre, el Ejército liberó de las FARC a cinco menores en el Departamento del Cauca. El grupo terrorista había forzado a uno de los menores, de solo 10 años, a participar en un extenuante entrenamiento físico.

Las FARC constituyen el mayor grupo terrorista involucrado en el reclutamiento de niños y jóvenes, pero otras organizaciones ilegales también tienen en la mira a los jóvenes.

“El reclutamiento ilegal ocurre todos los días”, dijo el Coronel Carlos Lasprilla, Jefe de la Unidad de Prevención del Reclutamiento Ilegal del Ministerio de Defensa. “Es una práctica sistemática de las FARC, el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) y las bandas criminales (BACRIM).”

Desde 2002, más de 4.000 menores han estado ligados a grupos armados ilegales, según el Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado (GAHD), una entidad del Ministerio de Defensa. Entre 5.000 y 18.000 menores están actualmente en las filas de grupos terroristas y bandas criminales en Colombia, de acuerdo con los estimados de las Naciones Unidas (ONU).

De hecho, algunos frentes de las FARC dependen mucho de los menores. Por ejemplo, cerca del 60% de los frentes Séptimo y Primero de las FARC están formados por niños y adolescentes, según estimados del gobierno federal. Las FARC, el ELN, y las BACRIM son particularmente activas en el reclutamiento de menores en Antioquia – el departamento más severamente afectado – así como en el Guaviare, Tolima, Meta, Norte de Santander, Cauca y Nariño, según el Ministerio de la Defensa.

“Estos grupos han estado cometiendo este delito desde hace ya 50 años y, desafortunadamente, tales delitos han sido invisibles”, expresó el Coronel Lasprilla.

El reclutamiento de menores, en ascenso desde 2002


Las FARC, el ELN y grupos del crimen organizado comenzaron a incrementar su reclutamiento de menores aproximadamente desde 2002. Algunos de los líderes de las FARC han establecido metas específicas del número de niños y adolescentes que quieren reclutar y para cumplir esas cuotas, incluyen a niños hasta de 8 años de edad.

Los grupos armados ilegales se aprovechan de la pobreza que experimentan miles de menores y sus familias en las zonas rurales, según el GAHD. Además de prometerles dinero, los terroristas reclutadores atraen a los niños y adolescentes con promesas de poder y bienes materiales que de otra manera no podrían adquirir, como celulares y computadoras tipo tableta.

“Los menores no piensan en los riesgos. Los reclutadores se aprovechan de eso", dijo el Coronel Lasprilla. “En 50 años, la guerrilla no ha hecho ni un solo gesto encaminado a la liberación de los niños. Así que debemos rescatarlos.”



Las autoridades colombianas están trabajando en cooperación con organismos civiles para impedir que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) recluten niños y adolescentes.

A través de varios programas, más de media docena de organizaciones militares y civiles participan en este esfuerzo, incluyendo el Ejército Nacional de Colombia, el Ministerio de Defensa, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo, el Grupo Policial para la Protección de Niños y Adolescentes, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y otros. El Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dio inicio a esta iniciativa en noviembre de 2011, cuando anunció el programa “Basta, Aquí Soy Libre”. Ésta es una campaña nacional para despertar consciencia sobre los esfuerzos de las FARC para reclutar jóvenes.

Desde que Pinzón anunció el programa, el Ministerio de la Defensa ha organizado centenares de talleres para educar a niños, adolescentes y padres sobre las falsas promesas de los reclutadores de las FARC. Los miembros de las FARC a menudo tratan de cautivar a los niños y adolescentes con el prospecto del dinero, pero estos atractivos son vacíos; muchos terminan en campamentos remotos, con poco o nada de dinero, con escasa comida y sin oportunidades de contactar a sus familias.

Desde que el Ministro de la Defensa dio inicio al programa, la campaña ha alcanzado a más de 33.500 personas en decenas de municipios de alto riesgo en todo el país.

Ademas de las conferencias y una amplia campaña por los medios que incluye camisetas, folletos y anuncios por radio y televisión, “Basta, Aquí Soy Libre" también financia “La Vida en Juego”, una serie de seminarios realizados en 14 municipios para promover deportes como el fútbol, como alternativas positivas a las drogas y la violencia.

Ayudar a niños que trabajaban en las FARC


Pero esta campaña va más allá de los seminarios, folletos y anuncios por radio y televisión. Como parte de la iniciativa, el gobierno federal de Colombia ha entrenado a miles de miembros de las Fuerzas Armadas en esfuerzos y protocolos de prevención que deben seguirse cuando se trate con menores que escaparon o fueron rescatados de las FARC.

Los soldados pusieron en uso estos protocolos el 21 de octubre en el Departamento de Antioquia, donde el Ejército Nacional de Colombia se enfrentó en una serie de combates armados con miembros de las FARC. Después de la batalla, encontraron una niña de 14 años llorando junto al cuerpo sin vida de alias “Chamaría”, que era el jefe del Frente 5 de las FARC. Este terrorista de 36 años reclutó ilegalmente a la niña en 2012, cuando la arrebató a su familia.

Los soldados la cuidaron y rápidamente la colocaron bajo la custodia del Instituto de Bienestar Familiar de Colombia.

En todo el país, las autoridades militares y policiales han realizado rescates similares de adolescentes y niños que habían sido reclutados por las FARC. A mediados de octubre, la policía del Departamento de Tolima rescató a una niña de 13 años y un joven de 15, quienes dijeron que habían sufrido de abusos físicos y psicológicos durante los varios meses que habían estado con el grupo guerrillero. Y en septiembre, el Ejército liberó de las FARC a cinco menores en el Departamento del Cauca. El grupo terrorista había forzado a uno de los menores, de solo 10 años, a participar en un extenuante entrenamiento físico.

Las FARC constituyen el mayor grupo terrorista involucrado en el reclutamiento de niños y jóvenes, pero otras organizaciones ilegales también tienen en la mira a los jóvenes.

“El reclutamiento ilegal ocurre todos los días”, dijo el Coronel Carlos Lasprilla, Jefe de la Unidad de Prevención del Reclutamiento Ilegal del Ministerio de Defensa. “Es una práctica sistemática de las FARC, el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) y las bandas criminales (BACRIM).”

Desde 2002, más de 4.000 menores han estado ligados a grupos armados ilegales, según el Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado (GAHD), una entidad del Ministerio de Defensa. Entre 5.000 y 18.000 menores están actualmente en las filas de grupos terroristas y bandas criminales en Colombia, de acuerdo con los estimados de las Naciones Unidas (ONU).

De hecho, algunos frentes de las FARC dependen mucho de los menores. Por ejemplo, cerca del 60% de los frentes Séptimo y Primero de las FARC están formados por niños y adolescentes, según estimados del gobierno federal. Las FARC, el ELN, y las BACRIM son particularmente activas en el reclutamiento de menores en Antioquia – el departamento más severamente afectado – así como en el Guaviare, Tolima, Meta, Norte de Santander, Cauca y Nariño, según el Ministerio de la Defensa.

“Estos grupos han estado cometiendo este delito desde hace ya 50 años y, desafortunadamente, tales delitos han sido invisibles”, expresó el Coronel Lasprilla.

El reclutamiento de menores, en ascenso desde 2002


Las FARC, el ELN y grupos del crimen organizado comenzaron a incrementar su reclutamiento de menores aproximadamente desde 2002. Algunos de los líderes de las FARC han establecido metas específicas del número de niños y adolescentes que quieren reclutar y para cumplir esas cuotas, incluyen a niños hasta de 8 años de edad.

Los grupos armados ilegales se aprovechan de la pobreza que experimentan miles de menores y sus familias en las zonas rurales, según el GAHD. Además de prometerles dinero, los terroristas reclutadores atraen a los niños y adolescentes con promesas de poder y bienes materiales que de otra manera no podrían adquirir, como celulares y computadoras tipo tableta.

“Los menores no piensan en los riesgos. Los reclutadores se aprovechan de eso", dijo el Coronel Lasprilla. “En 50 años, la guerrilla no ha hecho ni un solo gesto encaminado a la liberación de los niños. Así que debemos rescatarlos.”
toda accion que se haga en veneficio de la juventud es bien venida, pero mientras haya pobresa y marginamiento a la educacion salud y trabajo siempres habra otras formas no legitimas de sobre-vivir. El gobierno debe hacer respetar los derechos de todos los colombianos con la fuerza publica en todo el territorio colombiano Por fabor la canal esta dañada desde el domingo y no emos podido ver las noticias ni la programacion se be solo rayas lastimosamente el gobierno santos y las fuerzas militares se le arrodillaron a las farc y a grupos al margen de la ley. Buenisimo por lo bien que agan por salvar el ser humano Santos arrodillo a las fuerzas militares para tener con tentos a los criminales de las farc Significa estar en familia y compartir algo tan especial juntos
Felicitaciones Colombia Presidente Dr. Juan Manuel Santos Dios Santísimo ilumina senderos de nuestro ejército Colombiano que siga adelante con la paz para que los insurgentes vuelvan al sendero de la libertad son personas humanas para que se reincorporen con sus familiares en sus hogares a pesar de ser marginados la luz de la esperanza y su fortalecimiento brilla la esperanza para volver a resarcir sus derechos la virgen santísima y el señor los iluminará, nada somos todos son iguales no a la discriminación viva la dignidad y el desarrollo humano del ser persona. hablando el sr.alvira en noticias de la maquina tapahuecos, no se como funciona la vigilancia de que esta efectúa efectivamente la función asignada, pues en abril-marzo de 2014 se acercaron a la cra 8 con 69 y taparon los cráteres y en este momento se esta observando nuevamente el deterioro de esta carrera, mas exacto al frente da la cra 8 No. 69-70 EL PUEBLO COLOMBIANO DEBE APOYAR EXPRESA Y TAXITAMENTE AL EJERCICTO COLMBIANO EN ESTA TAREA CONTRA EL TERRORISMO Mientras los medios de comunicación sigan enseñando a los jóvenes como delinquen los que lo hacen, la juventud seguirá aprendiendo como delinquir..HUMBERTO GUARIN GOMEZ
Share