Colombia y Ecuador refuerzan seguridad en la frontera

Las autoridades de Colombia y Ecuador reforzarán la seguridad en la frontera para frenar el contrabando que ha afectado al comercio legal en la región.
Marian Romero/Diálogo | 9 septiembre 2016

Amenazas Transnacionales

Las Reuniones de Seguridad del Ejército Binacional Colombia-Ecuador se realizan trimestralmente para ajustar las medidas de seguridad en la zona fronteriza entre ambos países. (Foto: Fuerza de Tarea Pegaso, Ejército de Colombia)

Colombia y Ecuador comparten el combate a diversos problemas, especialmente en sus fronteras. El tráfico de personas, el narcotráfico y la minería ilegal son algunos de ellos, pero el contrabando ha adquirido grandes dimensiones en los últimos años por lo que las autoridades de ambos países han unido fuerzas para combatir este flagelo.

En 2016 se han realizado más de 24 incautaciones de diferentes mercancías en el departamento de Nariño. En muchas ocasiones se han encontrado alimentos perecederos que también se producen en Colombia, lo cual resta oportunidades a los productores y comerciantes de ese país. (Foto: Fuerza de Tarea Pegaso, Ejército de Colombia)

El Brigadier General Sergio Alberto Tafur Mejía, comandante de la Fuerza de Tarea Pegaso, de la Tercera División del Ejército de Colombia, explicó que la lucha contra el contrabando en el departamento de Nariño, Colombia, no ha recibido la atención necesaria porque los esfuerzos de las autoridades estaban concentradas en tratar la problemática en forma global. Por eso, en 2016 decidieron tomar acciones más drásticas para poner fin al tráfico ilegal de mercancías, una actividad que ha afectado profundo la economía formal de la región.

“Luego de un análisis minucioso de la zona, nos hemos dado cuenta de la importancia de proteger a los comerciantes legales. El contrabando es un fenómeno que ha persistido a través de los años, y su práctica se ha convertido en algo normal, lo que deja grandes pérdidas económicas y desempleo entre los habitantes”, dijo el Brig. Gen. Tafur.

Para combatir con eficiencia este contrabando, habrá un aumento en las patrullas de infantería, escuadrones anti motines, radio patrullas y un aumento sustancial de helicópteros.Estas acciones están establecidas en el Plan Centurión, diseñado para contrarrestar el tráfico ilegal de mercancía en las fronteras de Colombia. El plan cuenta con una red de inteligencia que incluye el trabajo coordinado con la policía, el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía de Colombia y las autoridades de Ecuador.

La situación en la frontera

La frontera entre Colombia y Ecuador tiene 586 kilómetros, se extiende desde la costa del océano Pacífico cerca del puerto de Tumaco en Colombia, atraviesa los Andes centrales y llega hasta la triple frontera que estos dos países comparten con Perú. Separa las provincias ecuatorianas de Esmeraldas, Carchi y Sucumbíos, de los departamentos colombianos de Nariño y Putumayo.

Las acciones del Ejército de Colombia están concentradas en los 175 kilómetros de frontera con Ecuador en el departamento de Nariño donde según las autoridades el problema del contrabando es preocupante. Se han descubierto cerca de 30 rutas rurales por donde los traficantes ingresan las mercancías desde Ecuador a Colombia, además del Puente Internacional Rumichaca, que comunica al municipio colombiano de Ipiales con el ecuatoriano de Tulcán. Esta cercanía separada por tan solo 10 minutos de camino ha facilitado un considerable aumento del contrabando.

La gasolina es uno de los artículos más comunes en las incautaciones. (Foto: Fuerza de Tarea Pegaso, Ejército de Colombia)

Por estas vías se han transportado ilegalmente toda clase de mercancías desde alimentos, ropa y zapatos hasta cigarrillos y combustible. En 2015, las incautaciones del Ejército colombiano apenas superaron los US$ 78.500 en mercancías. En 2016, la intensidad de la lucha contra el contrabando ha dejado hasta el momento un saldo cercano a los US$ 915.000 en mercancías incautadas.

Panorama productivo de Nariño

Nariño maneja una economía básica destinada principalmente al consumo interno. Ha creado zonas económicas especiales de exportación en Ipiales y Tumaco en 2001 y 2003 respectivamente, ampliando así el comercio exterior de productos únicos como el aceite de palma, pero no ha desarrollado los sectores de alta rentabilidad para obtener mejores ganancias, como la industria en general o la minería.

En el "Informe sobre el progreso de los objetivos del milenio" de 2011, el Programa de las Naciones Unidas para el desarrollo definió a Nariño como una economía agrícola predominantemente minifundista con baja competitividad, sin actividades que generen valor agregado, y sin actividades mineras importantes que puedan representar ingresos por regalías.

Adicionalmente, desde la dolarización de Ecuador en el año 2000, los precios de las mercancías en supermercados de cadena han aumentado notablemente, así como el costo del arrendamiento y la compra de locales comerciales, especialmente en los municipios fronterizos.

Con este panorama, el problema del contrabando ha ido escalando y se ha visto como algo normal, hasta convertirse en una problemática que afecta las finanzas públicas, principalmente en municipios fronterizos como Ipiales, Aldana Cumbal y Guachucal.

“Podría pensarse que el contrabando es la forma que han encontrado las personas de la región para tener precios más asequibles, además de ser un generador de empleos en la zona, aun cuando esto sea a partir de una actividad ilegal. Pero lo cierto es que después de un análisis meticuloso, hemos detectado que la mayoría de los propietarios de los grandes negocios de contrabando no son personas de la región, sino que vienen de otras zonas del país para aprovecharse de la situación”, dijo el Brig. Gral. Tafur. “Esta competencia desleal va en detrimento del desarrollo municipal y de las personas que quieren hacer negocios legales en la región; por eso ha llegado la hora de combatirla”.

El intercambio de información, la administración de inteligencia y el aumento de patrullas de infantería son las medidas que se han tomado en las reuniones trimestrales de las autoridades en el marco de las alianzas binacionales entre Colombia y Ecuador, dos países que están comprometidos con eliminar el contrabando en la región.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 39
Cargando las Conversaciones