Colombia cierra espacios al narcotráfico

La Armada Nacional de Colombia continúa en Tumaco su lucha contra las estructuras del crimen organizado.
Julieta Pelcastre/Diálogo | 21 junio 2018

Amenazas Transnacionales

La Armada Nacional de Colombiana encontró más de una tonelada de cocaína en un depósito subterráneo en Cabo Manglares, en el área rural del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

La Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico Poseidón de la Armada Nacional de Colombia decomisó el 23 de abril de 2018, un total de 1010 kilogramos de clorhidrato de cocaína en el departamento de Nariño. La droga embalada en 51 sacos de yute tiene un valor aproximado de US$ 37 millones. Fue localizada en un depósito subterráneo en Cabo Manglares, en el municipio de Tumaco, y tenía como destino final los EE. UU., informó la Armada.

“Las patrullas militares realizaban labores de seguridad y entraron a un sector rural con vegetación de difícil acceso”, dijo a Diálogo el Teniente de Infantería de la Armada David Salgado Reyes, comandante del pelotón que lideró el componente terrestre en el municipio colombiano, fronterizo con Ecuador. “Luego de casi 24 horas de registros encontramos los alijos ocultos”.

Para el desarrollo de la operación, la Armada desplazó a tres componentes. El de tierra estuvo conformado por 35 oficiales navales distribuidos en cuatro grupos; el fluvial involucró el apoyo de lanchas durante las inspecciones en las riberas de todos los afluentes navegables; y en el mar el componente utilizó un patrullero oceánico de apoyo.

“El hallazgo de ese depósito subterráneo fue una operación exitosa. La droga oculta en depósitos subterráneos es una modalidad que utilizan los grupos delincuenciales en esta parte del país”, explicó el Tte. Salgado. “Cuando la marea sube a dos o tres metros queda cubierta por el agua, y la mejor manera de ocultarla es [impermeabilizarla] y mantenerla subterránea”. El clorhidrato de cocaína fue transportado por unidades de la Fuerza Naval del Pacífico hasta la cabecera municipal de Tumaco, para realizar el proceso judicial correspondiente.

La evolución

Tumaco es el municipio con mayor afectación en el territorio colombiano; posee más de 23 000 hectáreas de cultivo de hoja de coca que representan 16 por ciento del total del país. El Capitán de Navío de la Armada Orlando Grisales Franceschi, comandante de la Fuerza de Tarea Contra el Narcotráfico Poseidón, indicó a Diálogo que en 2017 la Fuerza Naval del Pacificó decomisó 115 toneladas de hoja de coca de las 180 que decomisó la Armada a nivel nacional. Es además una de las zonas más conflictivas del territorio colombiano, donde disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia, la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN ) y varias bandas criminales han convertido a la región en centros de acopio de clorhidrato de cocaína, transacciones de narcotráfico, precursores químicos y tráfico de armas, reporta la Defensoría del Pueblo colombiana en su sitio web.

La Armada Nacional de Colombia combate al grupo guerrillero ELN, a grupos armados residuales y de delincuencia organizada, quienes pelean entre ellos para obtener el control de ilícitos en la región de Nariño. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

“El incremento del narcotráfico, el fortalecimiento de los grupos delincuenciales transnacionales y el aumento de actividades ilícitas con altos índices de violencia llevó a un atraso social y económico a la región. Las organizaciones ilegales empujaron a la gente a involucrarse en la actividad ilícita a través del uso de la fuerza”, comentó el Cap. de Nav. Grisales. “A raíz de la [desmovilización] y el fortalecimiento de la lucha contra el narcotráfico la economía lícita ha empezado a dar frutos otra vez.”

En 2012 la Armada de Colombia creó la Fuerza de Tarea Conjunta Contra el Narcotráfico Poseidón, para combatir las amenazas persistentes en el departamento de Nariño. “Esa región que por años ha sufrido el desgaste y crueldad de la guerra aún tiene presencia del grupo guerrillero ELN, de grupos armados residuales y grupos delincuenciales organizados que disputan entre ellos el liderazgo en la zona”, agregó el Cap. de Nav. Grisales.

“La Armada ha incautado históricamente el 50 por ciento de toda [la cocaína] incautada en el territorio nacional al narcotráfico. Tiene además un compromiso que es el esfuerzo no armado o Acción Integral, para ayudar a la población a establecer condiciones de desarrollo económico y social, sin descuidar la lucha contra las actividades ilícitas”, aseguró el Cap. de Nav. Grisales. “Las comunidades de ese sector son pequeñas, algunas tienen afecto por las fuerzas militares y otras se abstienen de dar información, pero a todas ayudamos por igual”, agregó el Tte. Salgado.

Tentáculos internacionales

La cooperación regional es determinante para cortar los tentáculos del narcotráfico. “Su estructura no tiene todos sus recursos en un solo país”, indicó el Cap. de Nav. Grisales. “En tierra, al controlar una carretera puedes controlar la región; en el mar, cualquier dirección que uno coja es una carretera. En el mar, el control es limitado, incompleto, temporal e imperfecto. Es difícil que un solo país pueda en realidad afectar el sistema del narcotráfico”.

En ese sentido la Armada Colombiana adelanta operaciones de interdicción con Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, México y Panamá. “El Gobierno colombiano mantiene líneas de inteligencia con esos países amigos para el intercambio de información operacional, que permite usar los recursos de forma más eficiente para desmantelar la estructura económica de las bandas del crimen”, concluyó el Cap. de Nav. Grisales.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 2
Cargando las Conversaciones