Colombia captura a sujeto requerido por los EE. UU.

Colombia Captures US Wanted Individual

Por Myriam Ortega/Diálogo
noviembre 12, 2018

A finales de septiembre, la Armada Nacional de Colombia y el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación dieron un golpe estratégico combinado a las organizaciones criminales transnacionales. El operativo resultó en la captura de un sujeto con altas capacidades técnicas en el departamento del Valle del Cauca. Según un comunicado de la Armada de Colombia, Hubert Palacios Caicedo, alias Hubert o Hoover, de nacionalidad colombiana, es acusado de construir semisumergibles en el sudoeste del país.

El sujeto de 60 años es también requerido por el Gobierno de los EE. UU. con fines de extradición por tráfico, fabricación y posesión de drogas. La Corte Distrital de los EE. UU. para el Distrito Este de Texas emitió la orden de captura el 18 de abril de 2018.

“La captura de este sujeto es muy importante”, dijo el Coronel de Infantería de Marina de la Armada Nacional de Colombia Oswaldo Solano, comandante de la Brigada de Infantería de Marina N.o 2. “Al parecer era el encargado de la fabricación de artefactos semisumergibles y lanchas de bajo perfil para el transporte de narcóticos desde las costas del Pacífico colombiano hacia Centroamérica”.

Captura eficaz

Meses de investigación con el apoyo de inteligencia de los EE. UU. produjeron información de que alias Hubert se dedicaba a construir semisumergibles y lanchas de bajo perfil en el departamento de Nariño, así como en el país fronterizo de Ecuador. Las autoridades lo vigilaron de cerca y planificaron una operación para actuar cuando se encontraba en Cali, departamento del Valle del Cauca.

“Envié un grupo especial de acuerdo con una información que se estaba manejando con la regional de inteligencia del Pacífico”, dijo a Diálogo el Mayor de Infantería de Marina de la Armada Nacional de Colombia Danny García Cardona, comandante del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA) Buenaventura. “La captura se produce en el barrio panamericano de Cali. Cuando llegaron allá [las unidades del GAULA], entablaron una comunicación con el personal del CTI, así como con inteligencia de la Armada, que sabían la ubicación y lo esperaron para darle captura”.

Según el May. García, tropas del GAULA Buenaventura, conformado por unidades militares y policiales desplegadas en Cali, realizaron el operativo de manera exitosa a las 8:30 de la mañana. Alias Hubert fue detenido sin resistencia en vía publica.

“El señor estaba normal, no tenía anillo de seguridad, estaba como si nada”, comentó el May. García. “Realmente se veía despreocupado”.

Tras la captura, alias Hubert fue puesto a disposición de las autoridades de Cali para su judicialización y extradición. Según un comunicado de la Embajada de los EE. UU. en Colombia, el “programa de extradición [es] muy completo, con un promedio de 90-100 extradiciones cada año”.

Duro golpe al narco

Las organizaciones criminales transnacionales cuentan con expertos en fabricación de artefactos para enviar drogas por el mar hacia Centroamérica y los EE. UU. El medio marítimo sigue siendo el más utilizado por los narcotraficantes para el transporte de droga. La zona selvática y de difícil acceso del Pacífico colombiano, con un litoral de casi 1500 kilómetros, sirve como cobijo seguro para los narcotraficantes.

Sin embargo, las autoridades colombianas han dado duros golpes al narcotráfico en la región. Según la Fuerza Naval del Pacífico de la Armada Nacional de Colombia, en lo que va de 2018, incautaron 19 semisumergibles y lanchas modificadas solo en el Pacífico colombiano.

La elaboración de un semisumergible requiere tiempo, recursos, experiencia en el mar y conocimientos de condiciones de flotabilidad, entre otras. Los criminales invierten hasta USD $1,5 millones y un tiempo promedio de entre cinco y 12 meses para fabricar cada semisumergible. Los narcotraficantes, enfatizó la Armada, valoran a los expertos con los que cuentan.

“Ese es un golpe estratégico porque no cualquiera tiene la capacidad para hacer esas lanchas”, concluyó el May. García. “Para saber cuánto tiene que medir la lancha, cómo puede flotar, cuánto combustible y cuánta cocaína puede llevar, debe ser alguien que ya tenga la experiencia suficiente y la pericia total, a un 100 por ciento. No es alguien común, sino alguien que tiene que saber muchísimo de todo eso. Es prioritario para la Armada Nacional volcarnos hacia eso, hacia ese delito [del narcotráfico]”.
Share