Colombia cierra las rutas marítimas al narcotráfico

La Fuerzas Armadas de Colombia frenan el accionar del Clan del Golfo y otros grupos criminales que delinquen en sus costas.
Myriam Ortega/Diálogo | 8 mayo 2019

Amenazas Transnacionales

Una operación de patrullaje de la Armada en las aguas del Caribe colombiano resultó en la incautación de más de 1 tonelada de cocaína del Clan del Golfo en la playa de Berrugas, Sucre. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

A finales de marzo, las Fuerzas Armadas de Colombia dieron otro duro golpe al narcotráfico mediante tres operativos que resultaron con la incautación de más de 3 toneladas de cocaína, un semisumergible y la captura de tres criminales. Los operativos combinados liderados por la Armada Nacional de Colombia, con el apoyo de la Fuerza Aérea (FAC), la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, se llevaron a cabo en los departamentos de Nariño, en el Pacífico colombiano, así como Sucre y Bolívar en la costa caribeña.

Según la Armada, la droga incautada tendría un valor de unos USD 50 millones en el mercado internacional. También se estima que los grupos criminales invierten alrededor de USD 1 millón para la construcción de un semisumergible, lo que representa una pérdida considerable para el narcotráfico.  

Semisumergible en el Pacífico

El primer operativo, realizado el 23 de marzo, se logró gracias al trabajo de inteligencia de la Armada e información suministrada por fuentes acerca de la salida de un semisumergible cargado con drogas, de Nariño. Unidades de la Fuerza Naval del Pacífico y una plataforma de vigilancia de la FAC localizaron el artefacto tras seis horas de búsqueda.

“Estábamos demasiado cerca y no lo veíamos, porque esos equipos son difíciles para la detección”, dijo a Diálogo el Capitán de Corbeta de la Armada Juan Camilo Ocaña, comandante de la Estación de Guardacostas de Tumaco. “A 60 millas oeste del parque natural Sanquianga, y gracias al empleo de equipos de última tecnología, se logró hallar un semisumergible tripulado por tres personas, que se encontraba navegando con rumbo hacia Centroamérica”.

Al ver las unidades de seguridad, los tripulantes del semisumergible intentaron hundir el artefacto naval abriendo las válvulas de fondo. Sin embargo, la maniobra no tuvo éxito. “En ese sitio en donde se encontraban, había una profundidad superior a los 350 metros; hubiera sido muy difícil y dispendioso el reflotamiento”, explicó el Cap. de Corb. Ocaña.

A bordo del semisumergible, la Armada incautó 1562 kilogramos de clorhidrato de cocaína y capturó a la tripulación –dos colombianos y un ecuatoriano. Luego, las unidades navales trasladaron la embarcación hasta el muelle de la Estación de Guardacostas de Tumaco para que fuese inspeccionada, mientras los tres sujetos y la droga fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación.

“Ellos se judicializaron por dos delitos, por estar en un artefacto naval no autorizado y por fabricación y tráfico de estupefacientes”, dijo el Cap. de Corb. Ocaña. “Se legalizó la captura […]. En este momento están pagando pena interna mientras se les define su situación”.

El 29 de marzo, la Armada Nacional de Colombia incautó el noveno semisumergible de 2019 con más de 1 tonelada de cocaína a bordo y capturó a los tres tripulantes. (Foto: Armada Nacional de Colombia)

Según la Armada, el operativo bate todas las incautaciones de drogas realizadas en lo corrido del año en el Pacífico colombiano –a mediados de abril las unidades navales sumaban 19 toneladas confiscadas. El artefacto es el noveno que la Fuerza Naval del Pacífico detiene en 2019.  

Alijo del Clan del Golfo

En un operativo realizado el 28 de marzo en el puerto de Cartagena, Bolívar, unidades de la Armada lograron encontrar 42 paquetes de cocaína en un contenedor proveniente de Bogotá. Personal antinarcóticos, guardacostas y binomios caninos decomisaron 1 tonelada de cocaína. 

“Esta operación se hizo con información de la inteligencia por parte de la Armada en la cual se identificó un contenedor en [la terminal marítima] Contecar”,  dijo a Diálogo el Capitán de Fragata de la Armada Jorge Enrique Uricoechea, comandante de la Estación de Guardacostas de Cartagena. “En el transcurso del viaje terrestre fue contaminado por el Clan del Golfo”.

El día siguiente, durante el desarrollo de operaciones de patrullaje y control de área en los alrededores de la playa de Berrugas, Sucre, el Batallón 13 de la Primera Brigada de Infantería de Marina de la Armada halló 42 paquetes de droga. La sustancia ilícita estaba escondida en el mangle, en medio de un sector boscoso.

“Los agentes generadores de violencia aprovechan estas zonas para guardar las drogas. Pueden ser caletas especiales, en casas abandonadas o en cualquier tipo de lugar”, explicó el Cap. de Frag. Uricoechea. “Colocan personas de seguridad, dos o tres, armadas, que esperan ahí mientras se acopia la droga para sacarla en lancha rápida”.

Las unidades navales recogieron los paquetes y verificaron que correspondían a 1127 kg de cocaína. Según la Armada, la droga pertenecería al Clan del Golfo ya que estaba etiquetada con logos similares a los de los contenedores en el puerto de Cartagena. Entre enero y mediados de abril de 2019, la Fuerza Naval del Caribe logró incautar más de 12 toneladas de cocaína.

“Tenemos agentes de inteligencia con redes especiales en toda la jurisdicción de la Armada Nacional, para poder adelantarnos a esos acontecimientos, a esas nuevas migraciones del transporte de la droga, acopiamiento y salida y embarque hacia Centroamérica y los EE. UU.”, concluyó el Cap. de Frag. Uricoechea. “Tratamos de evolucionar, de ir un poco más adelante de los agentes generadores de violencia”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 120
Cargando las Conversaciones