Colombia y República Dominicana realizan Ejercicio Caribe VI

El entrenamiento de interdicción aérea permitió afinar procesos para la defensa del corredor aéreo entre los dos países.
Yolima Dussán/Diálogo | 22 septiembre 2017

Durante el entrenamiento, naves identificadas como ilegales fueron obligadas a aterrizar en aeropuertos de los dos países y entregados a las autoridades respectivas para su judicialización. (Foto: Fuerza Aérea de Colombia)

La Fuerza Aérea de Colombia (FAC) fue anfitriona del Ejercicio Caribe VI, a través del Comando Aéreo de Combate N.º 3 (CACOM-3), entre el 24 y el 28 de julio. Durante el entrenamiento, una aeronave procedente de República Dominicana fue obligada a aterrizar en el aeropuerto Ernesto Cortisoz, de Barraquilla. En la operación revisaron además los procedimientos en tierra para judicializar a la tripulación de la aeronave, así como de toda la cadena de acciones para una acción de interdicción aérea exitosa.

“La misión contempló también una traza ilegal que salió desde la costa colombiana hacía República Dominicana. El ejercicio se hizo en ambos sentidos con el objetivo de establecer la efectividad de los protocolos de los dos países”, comentó a Diálogo el Coronel de la Fuerza Aérea de Colombia Alexander García Agudelo, comandante del CACOM-3. “Fue un adiestramiento práctico, dinámico, donde las dos fuerzas aéreas pudieron afinar las tripulaciones y el personal operativo en todos los detalles de una operación de interdicción”.

Eficacia comprobada

La efectividad de los convenios de cooperación entre Colombia y República Dominicana es evidente con los resultados obtenidos en el control y defensa del espacio aéreo del corredor Caribe. En 2012 se registraron 102 tráficos ilegales. Para 2016, esta cifra bajó en el 50 por ciento, con solo 54 aeronaves ilegales identificadas. Este indicativo es directamente influenciado por la realización de los ejercicios de interdicción aérea que los dos países han efectuado en seis oportunidades.

Caribe VI es el más reciente. En el mismo tuvieron la oportunidad de poner en práctica misiones a partir de los acuerdos vigentes de operación para el control aéreo. Para ese efecto fueron empleadas aeronaves C-95, A-29 y SR-560 de la FAC, así como A-29 de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD); embarcaciones, radares y equipos de alta tecnología. Ambas fuerzas aéreas desplegaron acciones para poner a prueba suficiencia, conocimientos y destrezas militares, con un equipo humano cada vez más capacitado. El ejercicio fue diseñado para afinar procedimientos de neutralización y entrega de una nave ilegal de un país a otro, con pleno control por parte de las tripulaciones y los centros de comunicación, comando y control.

“Con estos entrenamientos se fundamenta en cada una de las fuerzas aéreas el detalle de los protocolos internacionales que han sido cuidadosamente diseñados”, dijo el Cnel. García al mando de Caribe VI por parte de la FAC. “Cuando las tripulaciones logran interiorizar los sistemas, se asegura el éxito de la operación”.

Control del corredor Caribe

Cerca de cien efectivos participaron en el ejercicio de interdicción aérea, sexto en la historia de los convenios de cooperación binacional de los dos países. (Foto: Fuerza Aérea de Colombia)

El arranque de Caribe VI se realizó en Santo Domingo, República Dominicana, y tuvo el cierre en Barranquilla, Colombia. Contó con la presencia del Mayor General Piloto Luis Napoleón Payan, comandante general de la FARD y del General Carlos Eduardo Bueno Vargas, comandante general de la FAC. Cerca de cien personas participaron en el ejercicio de interdicción aérea que forma parte de los Planes Operativos Vigentes que tiene Colombia para minimizar el tráfico ilícito por el espacio aéreo del Caribe. Este es un corredor que abarca desde la zona nororiental de Colombia hasta México y Centroamérica, y llega a algunas islas del Caribe como República Dominicana.

Caribe VI contó con la colaboración de agencias de otros países, especialmente las de Estados Unidos, involucradas en la lucha contra los delitos trasnacionales. “El INL [Sección de Asuntos Internacionales contra el Narcotráfico y Aplicación de la Ley], la DEA [Agencia Federal Antinarcóticos de los EE. UU.] y el SOUTHCOM [Comando Sur de los Estados Unidos], nos apoyan de forma permanente”, comentó el Cnel. García. “Es un trabajo mancomunado con casi todas las naciones de Centroamérica, el Caribe, México y los Estados Unidos”.

El primer ejercicio combinado de interdicción aérea realizado por Colombia se llevó a cabo en 2005, con la Fuerza Aérea de Brasil. El control efectivo logrado por la FAC en el espacio aéreo de esta zona se ha extendido al espacio de otras naciones con igual eficacia, gracias a los convenios de cooperación.

“Solo en el 2003, por ejemplo, la FAC detectó 635 trazas ilegales en el espacio aéreo con Panamá”, dijo a Diálogo el Coronel Iván Darío Bocanegra Ospina, director de Defensa Aérea de la FAC. “Para el 2017, ese número disminuyó en un 99 por ciento. Una cifra contundente que refleja el resultado exitoso de las estrategias binacionales”.

Balance de resultados operacionales

“Un resultado palpable de las operaciones binacionales es la disminución de vuelos ilegales en el espacio aéreo de la República Dominicana, gracias a la decisión de sus líderes y la participación decidida de países como Colombia y Estados Unidos con su experiencia, capacidades y profesionalismo”, dijo a Diálogo el Gral. Bueno Vargas. “Hoy este país [Colombia] es eficiente en su lucha contra el narcotráfico por vía aérea”,

En la actualidad, Colombia tiene acuerdos vigentes de interdicción aérea con Estados Unidos a través de un Acuerdo de Negación de Puente Aéreo. Además tiene procedimientos operacionales vigentes con Brasil, Ecuador, Guatemala, Honduras, Panamá, Perú y República Dominicana. Con México existe un memorando de entendimiento.

“Otro resultado significativo de los convenios de cooperación es la seguridad de vuelo en el desarrollo de este tipo de operaciones entre fuerzas aéreas, lo cual nos permite actuar con mayor efectividad en la lucha contra el crimen transnacional”, agregó el Gral. Bueno Vargas. “Estos acuerdos nos permiten también el intercambio de experiencias y conocimientos que generan nuevas estrategias para combatir amenazas”, finalizó.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 15
Cargando las Conversaciones