Fuerzas especiales de Chile y EE. UU. mejoran interoperabilidad

Cientos de efectivos participaron de operaciones especiales combinadas para consolidar sus respuestas a amenazas regionales.
Guillermo Saavedra/Diálogo | 26 marzo 2019

Capacitación y Desarrollo

Efectivos de las fuerzas especiales de Chile y EE. UU. realizan un operativo ficticio de combate urbano en Camp Shelby, Misisipi, EE. UU., como parte del ejercicio combinado Estrella del Norte 19. (Foto: Gobierno de Chile)

Estados Unidos y Chile formaron una fuerza multinacional para combatir a un grupo terrorista cuyo accionar desestabilizaba la paz y brindaba inseguridad en Latinoamérica. Sus unidades desplegaron activos aéreos y terrestres para neutralizar la amenaza con rapidez, rescatar efectivos secuestrados y a la vez minimizar el impacto a la población.

El escenario fue una de las simulaciones realizadas en el marco del ejercicio Estrella del Norte 19 (Northern Star), que por tercera vez reunió a unidades de las fuerzas especiales de Chile y Estados Unidos en la costa estadounidense del golfo de México. Realizado entre el 15 y el 30 de enero, el ejercicio se llevó a cabo en las instalaciones del Centro de Capacitación Militar Conjunta Camp Shelby, en el estado de Misisipi.

Estrella del Norte 2019 contó con la participación de más de 110 efectivos de las fuerzas especiales de los Estados Unidos y 54 de Chile. Unidades de fuerzas especiales de Canadá, Holanda y Uzbekistán también se juntaron al ejercicio para conformar la fuerza multinacional.

Las tropas estadounidenses incluyeron personal del Comando de Operaciones Especiales Sur (SOCSOUTH), y los grupos 3 y 20 de Fuerzas Especiales del Ejército de los EE. UU. Por su parte, Chile asistió con elementos de la Brigada de Operaciones Especiales “Lautaro” del Ejército, unidades de fuerzas especiales de la Armada y del Cuerpo de Infantería de Marina, y delegados del Estado Mayor Conjunto (EMCO).  

“El enfoque de Estrella del Norte 19 fue mejorar la interoperabilidad y la capacidad de las unidades de fuerzas especiales de Estados Unidos y Chile”, dijo a Diálogo el Sargento de Primera Clase del Ejército de los EE. UU. Andrew Sarria, suboficial de Operaciones de la Cordillera Andina y el Cono Sur de SOCSOUTH. “Además [el ejercicio buscó] fomentar las relaciones bilaterales y fortalecer los lazos de amistad entre ambos países para mantener una relación sólida con nuestros socios estratégicos”.

Estandarizar los procedimientos

En Camp Shelby, los participantes se enfocaron en el entrenamiento de técnicas para los ejercicios ficticios. El objetivo fue verificar las capacidades de las unidades, intercambiar conocimientos y estandarizar procedimientos.

“Por ejemplo, lanzamientos desde soga rápida desde helicóptero, procedimientos avanzados en convoy de vehículos, ayuda a heridos, registros de localidad, rescate de personal”, dijo a Diálogo el Mayor del Ejército de Chile Pedro Mayorga, comandante de la Agrupación de Fuerzas Especiales, unidad de la Brigada de Operaciones Especiales “Lautaro”. “Permite ver las diferencias entre tácticas y técnicas de una u otra unidad y homologar esos aspectos”.

Al conformar la fuerza multinacional, los participantes recibieron información sobre el grupo terrorista y sus actividades para desarrollar estrategias y combatir la amenaza en distintos puntos. Luego, los efectivos empezaron las misiones en el terreno con planificación y accionar diurno y nocturno que requirieron coordinación y sincronización.

Unidades de las fuerzas especiales de los EE. UU. y Chile realizan operativos nocturnos durante el ejercicio Estrella del Norte 19. (Foto: Gobierno de Chile)

“Se comenzaron a materializar [los objetivos] con una historia ficticia que fue el marco de la misión”, dijo el May. Mayorga. “En este tipo de misiones el estresor principal es una pequeña línea de tiempo que implica la coordinación rápida de todos los elementos para lograr el objetivo de manera eficaz”.  

Los participantes se enfrentaron a situaciones diversas, como el rescate de un piloto secuestrado, la recolección de información sensible y observación de blancos a largas distancias. Asimismo, los efectivos realizaron ejercicios de guerra urbana, batalla cuerpo a cuerpo y operaciones aéreas y tácticas de unidades pequeñas, entre otras.

“Las actividades destacadas del ejercicio incluyeron polígonos de tiro de armas largas y cortas, asaltos combinados diurnos y nocturnos, entrenamiento conjunto de combate cercano y planeamiento conjunto”, dijo Pedro Wasserman, integrador superior de Operaciones e Inteligencia de SOCSOUTH. “Nos encontramos [Chile y EE. UU.] en constante colaboración por medio de ejercicios de entrenamiento conjunto y combinado que nos brinda la oportunidad de lograr las sinergias necesarias para alcanzar resultados positivos”.

Una herramienta potente

Estrella del Norte nació del ejercicio combinado Estrella Austral (Southern Star) que el EMCO y SOCSOUTH conducen en Chile desde 2007. Las fuerzas amigas realizan Estrella del Norte de forma bienal en los Estados Unidos desde 2015.

Ambos países resultaron beneficiados del intercambio de experiencias y conocimientos en el ámbito operativo y logístico durante el ejercicio. Asimismo, el uso de técnicas y capacidades aplicables a operaciones humanitarias es “una herramienta potente”, destacó el May. Mayorga.

“La mayor ganancia fue la actualización de procedimientos”, precisó el oficial chileno. “Por ejemplo, el tratamiento de la información, el trabajo interagencial que existe en los Estados Unidos son tipos de experiencias importantes para nosotros [en Chile]”.

Por su parte, el Sgto. 1.ª Cl. Sarria realzó la evolución del ejercicio y las capacidades de las tropas chilenas en desarrollar y comprender nuevas técnicas en escaso tiempo. “El profesionalismo, la adaptabilidad bajo estrés y la actitud positiva de las Fuerzas Armadas chilenas durante las varias fases del ejercicio [ha sido notable]”.

“Hemos logrado consolidarnos; para nosotros ha sido un trabajo de varios años llegar a este nivel”, concluyó el Coronel del Ejército de Chile Ricardo Santander, jefe del Departamento de Operaciones Especiales del EMCO y coordinador general de Estrella del Norte 19. “Queremos que en los próximos años se consolide con participación de más patrullas, tropas y medios”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 28
Cargando las Conversaciones