Armada de Chile capacita a profesionales de salud

Chile realiza 15.ª versión de curso de heridos en combate.
Felipe Lagos/Diálogo | 10 enero 2018

Capacitación y Desarrollo

Personal de salud toma parte en simulación médica en un contexto de conflicto durante el Curso de Cuidado de Heridos en Combate de la Armada de Chile. (Foto: Dirección de Educación de la Armada de Chile)

Con armas en mano, militares ingresan a un edificio con rapidez. Unos instantes después de un enfrentamiento, los efectivos evacúan a heridos en camillas. El ambiente dentro de las carpas de atención médica es tenso mientras el personal médico atiende a varios heridos graves.

El escenario es un entrenamiento anual de la Armada de Chile para capacitar al personal de salud a efectuar prestaciones médicas bajo un ambiente de combate. Tras el Curso de Cuidado de Heridos en Combate (C4, en inglés), los alumnos adquieren la habilidad para conformar equipos de atención, tanto a bordo de unidades de superficie como en apoyo de operaciones militares.

“El curso C4 está destinado a proveer entrenamiento médico en situaciones de conflicto”, dijo a Diálogo la Capitán de Fragata Sanidad Naval Marcela Vidal Marambio, jefe de la División de Instrucción y Simulación Médica de la Academia Politécnica Naval de la Armada de Chile. “Estos conceptos se entregan actualizados y en contexto de combate donde los alumnos reciben información teórica, participan en estaciones de destreza y ejercicios en terreno con simulación clínica de alta fidelidad”.

Durante el entrenamiento de nueve días, los alumnos realizan cuidados bajo fuego, en el campo, y evacúan heridos. “Principalmente enfrentan lesiones traumáticas en extremidades superiores e inferiores, que pueden ser amputaciones, heridas por arma de fuego, lesiones de tórax y lesiones de vías aéreas complejas”, explicó la Sargento Primero de la Armada de Chile Patricia Pedrero, instructora del curso.

Capacitación particular

La última versión del curso C4 se llevó a cabo en la base naval Fuerte Aguayo en Concón, provincia de Valparaíso, del 13 al 21 de octubre de 2017. Capacitó a 120 alumnos de los cuales 18 eran civiles. El curso se inició en Chile en el 2003 con el apoyo del Instituto de Entrenamiento para la Preparación Médica de Defensa de los EE. UU., y ya calificó a casi 1.800 profesionales militares y civiles del ámbito de la salud de Chile y otros 18 países, incluyendo alumnos de toda Sudamérica.

“En sus inicios, el currículum del curso fue muy similar al que existía en Estados Unidos”, dijo la Cap. de Frag. Vidal. “Con el correr de los años, se hicieron modificaciones tendientes a adaptar los conocimientos entregados a la realidad del Cono Sur, considerando la participación de nuestras Fuerzas Armadas en misiones de paz y situaciones de catástrofe, más que en conflicto armado”.

El Curso de Cuidado de Heridos en Combate de la Armada de Chile incluye actividades teórico-practicas para capacitar al personal de salud en efectuar prestaciones médicas bajo un ambiente de combate o catástrofe natural. (Foto: Dirección de Educación de la Armada de Chile)

Origen estadounidense

A mediados de la década de 1990, la comunidad médica de las Fuerzas de Operaciones Especiales de los EE. UU. buscó optimizar el cuidado de los heridos de combate. De este esfuerzo nació el Cuidado de Heridos en Combate Táctico (TCCC, en inglés), un plan de gestión que toma en consideración los desafíos particulares de las unidades médicas de combate. Hoy en día, el TCCC es la norma en las Fuerzas Armadas de los EE. UU. y en la mayoría de los países amigos.

Los objetivos del TCCC: proporcionar cuidado para salvar la vida del herido, limitar el riesgo de victimas adicionales y apoyar a la unidad para lograr con la misión. “La prioridad es estabilizar el lugar hostil para luego brindar la atención”, dijo la Sgto. 1.º Pedrero.

El curso C4 forma parte del currículo TCCC. “Todo el conocimiento teórico de medicina militar es respaldado”, señaló la Cap. de Frag. Vidal. “Además, diversas estaciones de adquisición de destrezas específicas y escenarios de simulación clínica de alta fidelidad contribuyen a cimentar y englobar los conocimientos teóricos adquiridos”.

Combate o catástrofe

El curso busca reducir la cantidad de fallecidos en combate y salvar a civiles en catástrofes naturales. “Asimismo, las competencias adquiridas son aplicables a crisis en el frente interno, como catástrofes u otras condiciones de víctimas masivas en ambientes inseguros”, explicó la Cap. de Frag. Vidal.

En la edición 2017, todos los instructores del curso fueron chilenos y por primera vez contaron con un escenario simulado de catástrofe natural dictado por un consultor en emergencias y desastres naturales de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). “En concreto, se realizó una clase de los sistemas de respuesta internacional y de las capacidades que pueden desplegarse como ayuda humanitaria a petición de los países”, dijo Claudio Canales, consultor de la OPS. Fue la primera participación de la OPS en el curso C4.

“Para nosotros fue muy importante la participación, pues podemos abordar temas de gestión del riesgo internacional con los actores que realmente están relacionados con la respuesta, aportando desde las bases al cumplimiento de los estándares y compromisos internacionales de los Estados miembros de la Organización de los Estados Americanos y la ONU”, concluyó Canales. “La cooperación civil-militar en este aspecto se torna vital, pues son los equipos locales y las fuerzas armadas de los países los primeros respondedores en las emergencias, mucho antes de la llegada de la ayuda internacional”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 10
Cargando las Conversaciones