Ejército de Chile crea sistema para mitigar daños ante desastres naturales

El Sistema Integrado de Información para la Emergencia es la primera plataforma virtual en línea para apoyar las emergencias en Chile.
Carolina Contreras/ Diálogo | 28 marzo 2017

Respuesta Rápida

El SIIE permite a las autoridades gestionar una emergencia causada por un desastre natural en cualquier zona del país. (Foto: IGM)

No fue posible prever la secuela de incendios forestales desatados en la zona centro y sur de Chile el pasado mes de enero, pero las autoridades a cargo de gestionar la emergencia pudieron mitigar sus daños gracias al Sistema Integrado de Información para la Emergencia (SIIE), desarrollado por el Instituto Geográfico Militar (IGM) del Ejército de Chile, en colaboración con la Oficina Nacional de Emergencias del ministerio del Interior, ONEMI, y coordinado por el ministerio de Defensa.

“[El SIIE] dispone información actualizada para visualizar, analizar e identificar las zonas en riesgo durante una emergencia, proteger a la población y apoyar la toma de decisiones”, dijo el Teniente Coronel Cristian Carrasco, jefe del Departamento de Investigación y Desarrollo del IGM.

El sistema es una plataforma de información territorial georeferenciada multisectorial, que cubre los 4.300 kilómetros de extensión del territorio chileno. Permite el análisis e identificación virtual de las vulnerabilidades de una zona determinada del país afectada por un desastre natural, como erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, aluviones o incendios forestales, para definir cuál es la población en riesgo, las vías de evacuación, la infraestructura crítica y rutas habilitadas, entre otra información crítica durante una emergencia.

“Es una herramienta pensada para que las autoridades puedan abordar las tres etapas de una emergencia: preparación, respuesta y recuperación. No es una solución por sí sola, sino un soporte para la planificación”, dijo el Tte. Cnel. Carrasco.

El sistema consiste en un mapa nacional digital base sobre el cuál son desplegados otra serie de mapas físicos, viales, aeronáuticos, urbanos, de servicios de imágenes, etc., creados a partir de la información aportada por el Servicio Aerofotogramétrico de la Fuerza Aérea, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada, el IGM, el Servicio Meteorológico, el Centro Sismológico Nacional, el Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), el Instituto Nacional de Estadísticas, además de los ministerios de Energía, Obras Públicas, Salud y la ONEMI.

El IGM comenzó a trabajar en la plataforma SIIE en 2010, tras el terremoto del 27 de febrero, al constatar que no existía un sistema de información geográfica unificada del territorio nacional que permitiera a la ONEMI tomar decisiones una vez ocurrido algún desastre natural. En ese entonces, “el IGM era la única institución que podía sacar adelante esta desafío”, dijo Leonardo Espinoza, encargado de la Unidad de Gestión de Información Territorial de ONEMI. “Manejaba las tecnologías de georeferencia, la base del trabajo inicial, y el conocimiento para recolectar toda la información y unificarla en un sólo sistema”, afirmó.

El nivel de información contenida por el SIIE permite conocer datos tan detallados como nombres de calles en cualquier punto del país, estimar la población de una zona y definirla por sexo y rango de edad, y la cantidad de colegios, hospitales e infraestructura energética que existe en cualquier zona determinada.

El SIIE fue elaborado por etapas. Primero construyeron los mapas geográficos de las regiones del norte del país y luego de las 15 regiones de Chile. El sistema está en operación desde finales de 2016. Su inversión inicial fue de US$ 700.000 aproximadamente y tiene un costo operativo anual de US$ 140.000.

Durante la secuela de incendios forestales que afectaron la zona centro y sur de Chile durante el mes de enero, la ONEMI planificó los trabajos de emergencia apoyados en la información del SIIE. (Foto: IGM)

Operatividad

El SIIE está al servicio de la ONEMI, que gestiona las emergencias a lo largo del país, y es de acceso vía internet para todos los organismos técnicos pertinentes al momento de ocurrir un desastre natural. Los cuarteles generales del Ejército de Chile, quienes han tomado un rol activo de asistencia a la población ante las catástrofes de los últimos años, también tienen acceso al SIIE.

El sistema digital tiene la capacidad de hacer proyecciones o desplegar diferentes mapas virtuales, dependiendo de la amenaza natural. Por ejemplo, durante el terremoto ocurrido el 25 de diciembre de 2016 en la ciudad de Chiloé, en el extremo sur del país, el SIIE permitió a las autoridades de la ONEMI analizar la zona y sus posibles riesgos. En un margen de tiempo mínimo definieron las zonas de evacuación e hicieron enlaces con las autoridades regionales para dimensionar los daños a la infraestructura.

En el caso de los incendios forestales durante el mes de enero, “este sistema acompañó el trabajo de las autoridades y organismos, permitiendo analizar el fenómeno, sus posibles desplazamientos y determinar las evacuaciones de la población y medidas de protección”, explicó Espinoza.

EL SIIE también fue ideado para la prevención de desastres. Durante una amenaza volcánica, por ejemplo, el sistema cuenta con la información de 90 volcanes activos definidos de acuerdo a su índice de peligro: alto, moderado y bajo. SERNAGEOMIN constantemente monitorea y toma imágenes que son cargadas al sistema. Puede proyectar la posibilidad de que alguno hiciera erupción; determina las áreas de posibles escurrimientos de lava, el grado y la magnitud de la zona afectada, incluso considera una proyección de tiempo.

Si fuese necesaria una evacuación aérea durante una erupción volcánica, el sistema “despliega la carta aeronáutica para conocer las rutas disponibles y ver aeropuerto o aeródromo habilitado para tales efectos”, detalló Espinoza.

El SIIE opera con dos servidores independientes y en línea, uno del IGM y otro de la ONEMI, de manera que cada proceso de actualización en la base de datos o nueva temática es incorporado a la plataforma, que es duplicada en ambos servidores. La redundancia del sistema también garantiza mayor seguridad de operatividad al momento de una emergencia. Si llegase a fallar la conexión, existe un segundo servidor que mantiene el acceso a la plataforma.

“La ONEMI ha mantenido un estrecho vínculo con IGM; trabaja mancomunadamente para mantener la operatividad del sistema frente a situaciones de emergencia”, dijo el Tte. Cnel. Carrasco.

“Ahora damos información de mucho valor a las autoridades de cada región y a nivel central”, concluyó Espinoza.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 58
Cargando las Conversaciones