Fuerzas Armadas de Chile apoyan la paz en Colombia

Chilean Armed Forces Support Peace in Colombia

Por Carolina Contreras/Diálogo
septiembre 15, 2016

Las Fuerzas Armadas de Chile congregaron un contingente inicial de cuatro efectivos del Ejército, cuatro de la Armada y tres de la Fuerza Aérea (FACh), para servir como país observador de la misión de paz en Colombia, establecida mediante la resolución 2261, aprobada el 25 de enero de 2016 por el Consejo de Defensa de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Se trata de una misión política especial integrada por observadores internacionales que tendrán la labor de garantizar y verificar el proceso de desarme, desmovilización y reinserción de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). “Es muy importante participar en un proceso de paz de esta naturaleza”, dijo el ministro de Defensa de Chile, José Antonio Gómez, durante la ceremonia oficial de despedida del grupo de militares el 17 de julio pasado. “Estamos colaborando con una nación hermana para que finalmente, una situación que por más de 50 años fue conflictiva, pueda terminar de manera pacífica”, agregó. Los 11 militares chilenos que conforman el primer grupo estánencargados de planificar el despliegue de la fuerza internacional, y los procedimientos que se aplicarán para la entrega de armas y desmovilización de los guerrilleros en el cuartel general de la misión en Bogotá. En total, Chile enviará 75 efectivos militares (50 oficiales y 25 del cuadro permanente de las tres instituciones) durante todo el período que dure el proceso de paz. El 19 de enero de 2016, el Gobierno de Colombia y las FARC se comprometieron a lograr un acuerdo final para poner fin al conflicto y construir una paz estable y duradera. En este contexto, las partes decidieron crear un mecanismo tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo conformado por el Gobierno de Colombia, representantes de las FARC y un componente internacional. La conformación de dicha fuerza internacional está en manos del Consejo de Seguridad de la ONU, a través de una misión de paz integrada por observadores internacionales desarmados que se encargarán de vigilar y verificar el cese del fuego y de las hostilidades bilaterales y definitivas. Además de los militares de Chile, esta primera etapa de la misión cuenta con Argentina, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Paraguay, México y Uruguay como delegados de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños. Aspectos de la misión Los observadores, definidos por la ONU como "expertos en misión", serán desplegados en forma gradual durante períodos de 12 meses para sus labores en Colombia. No usarán uniformes militares, sino un código de vestimenta que los identifique como miembros internacionales del mecanismo de supervisión y verificación tripartito. “Realizarán tareas de vigilancia, verificación, solución de controversias, informes e investigaciones. Trabajarán en estrecha colaboración con personal civil de la ONU, junto con representantes del Gobierno de Colombia y las FARC”, según detalla el informe del Consejo de Seguridad de las ONU. Así por ejemplo, el Teniente Coronel Andrés Barros, del Ejército de Chile, fue nombrado jefe de Seguridad y amenazas del Cuartel General de la ONU en Bogotá. “Es un gran desafío, un gran orgullo y sobre todo una gran responsabilidad poder participar en esta misión tan importante”, sostuvo. Si bien los efectivos chilenos no van a integrar un contingente armado como en otras operaciones de paz en las que actualmente participa Chile, como es el caso de Haití, de igual modo van a trabajar en condiciones difíciles y desafiantes que han sido previstas por las ONU y la Organización Mundial de la Salud, por ejemplo, en el caso del virus del Zika. Antes de viajar a la misión, el grupo de militares chilenos fue entrenado en el Centro Conjunto para Operaciones de Paz del Estado Mayor Conjunto de Chile. Cuando llegaron a Colombia, los observadores recibieron otra capacitación básica de operaciones de paz, entre el 1 y el 6 de septiembre pasado, en la que abordaron aspectos del acuerdo final, metodología de verificación, aspectos logísticos, de seguridad y de los procedimientos operativos que se llevarán a cabo en el terreno. Cabe destacar que un gran número de los combatientes de las FARC son mujeres, por lo que la Misión de la ONU solicitó la participación de observadores femeninos. En el caso de Chile, la Capitán de Bandada de la Fuerza Aérea Ingrid Melgarejo, es la primera militar que integra esta misión. Historia Chile ha sido país acompañante en este proceso hacia la paz, y se ha comprometido a apoyar a Colombia en su certificación en este camino de transición desde el año 2012, cuando el Gobierno de Colombia y las FARC se reunieron en la Habana, Cuba, y se comprometieron a iniciar conversaciones para lograr un acuerdo que diera fin al conflicto y abriera el camino para construir una paz estable y duradera. "Todo lo que ellos consideren que puede ser de utilidad estamos dispuestos a transmitírselos a través de expertos, de abogados y de especialistas en justicia transicional", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Chile Heraldo Muñoz, tras el acuerdo del cese al fuego firmado el 23 de junio de 2016. La misión, según consigna el sitio oficial de la ONU, iniciará todas las actividades tras la firma oficial del acuerdo de paz suscrito por el Gobierno de Colombia y las FARC, que se espera sea firmado el próximo 26 de septiembre. De acuerdo a lo previsto por el Estado Mayor Conjunto chileno, de aquí a fin de año, Chile estará en condiciones de enviar un nuevo contingente militar de apoyo a la misión.
Share