Chile bajo fuego

Civiles y militares chilenos y de varios países amigos respondieron de inmediato, en estrecha solidaridad para luchar con todas sus capacidades contra los incendios.
Augusto Scarella Arce/Diálogo | 2 febrero 2017

Respuesta Rápida

Las Fuerzas Armadas de Chile trabajan sin descanso para apoyar a la población, ante la desoladora situación que vive el país. (Foto: Augusto Scarella).

Desde el 11 de enero, una serie de incendios afectan Chile. Hasta la fecha, se han declarado 142 siniestros en diversas regiones al centro y sur del país. En respuesta, la presidenta de la República, Michelle Bachelet, dictó varios decretos de Estados de Catástrofes, que según la Constitución Política del país determinan una serie de medidas conducentes a superar la calamidad pública presente en gran parte del territorio nacional.

Desde el inicio de la emergencia, el General de Aviación Arturo Merino Núñez, jefe del Estado Mayor Conjunto de la Defensa Nacional (EMCO), desplegó sin interrupción el Centro de Operaciones de Emergencia, para sostener un control preciso y la coordinación de los medios de defensa que se utilizan en el combate a los siniestros. “La labor del Estado Mayor Conjunto, con la directa asesoría del ministro de Defensa Nacional, estará disponible el tiempo que sea necesario las 24 horas del día”.

Respuesta nacional

Más de 8.000 efectivos de las Fuerzas Armadas apoyan la emergencia, y a la fecha han combatido 77 incendios. Del total de incendios, que abarcan una superficie de casi 300.000 hectáreas, 51 están bajo control y 14 fueron extinguidos. Casi 300 vehículos fueron trasladados en vuelos coordinados de la Fuerza Aérea de Chile; entre ellos hay maquinaria, aljibes y transportes de todo tipo, además de 25 aeronaves de las FF. AA. que, unidas a otras 18 de otros organismos del Estado, trabajan para apoyar a los brigadistas de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y a los bomberos.

Asimismo, la defensa nacional combate en forma directa el fuego a través de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales del Ejército, unidades con total cobertura territorial, que tienen autonomía de despliegue y logística propia.

El ministro de Defensa, José Antonio Gómez, visitó de nuevo las zonas afectadas el 25 de enero, acompañado del Contralmirante Jorge Rodríguez Uría, jefe de Operaciones y Conducción Conjunta del EMCO, para coordinar en el terreno la acción de la defensa nacional. El ministro ha sido claro y muy específico en que el apoyo de las instituciones de la defensa “trabajarán día y noche para restablecer las condiciones que permitan la reconstrucción de los destrozos de un fuego nunca antes visto con esta intensidad en el país”.

Países amigos colaboran con ayuda humanitaria

El jefe del Estado Mayor Conjunto General de Aviación Arturo Merino Núñez junto con Paulina Vodanovic, subsecretaria de las Fuerzas Armadas, está en reunión permanente con la Oficina Nacional de Emergencia para coordinar la ayuda de la Defensa Nacional. (Foto: Augusto Scarella).

El 26 de enero, las autoridades recibieron en el aeropuerto a un grupo de 29 brigadistas colombianos que vinieron a colaborar en forma voluntaria.

Estados Unidos también reaccionó con mucha rapidez ante la difícil situación que viven los chilenos. La Agencia de los EE.UU. para el Desarrollo Internacional, a través de su oficina de Asistencia ante Desastres en el Extranjero (USAID/OFDA por sus siglas en inglés), donó 100.000 dólares a la organización no gubernamental Caritas Chile, para la adquisición local y entrega de equipos de combate de incendios, tales como sierras eléctricas y herramientas de monitoreo climático que fueron solicitadas por la CONAF.

“Está desplegándose en Chile un equipo del Servicio Forestal de los Estados Unidos y de USAID/OFDA, compuesto por personal de respuesta ante emergencias y con experiencia técnica para el combate de incendios forestales”, informó Nicole Gallagher, vocera de la Embajada de los EE. UU. en Chile.

El 27 y 28 de enero llegaron también brigadistas procedentes de México. En total, 609 brigadistas de Argentina, Colombia, Estados Unidos, Panamá, Perú y México, entre otros, combaten las llamas junto a los chilenos.

Por su parte, el 29 de enero, la Fuerza Aérea brasileña accionó dos aeronaves C-130 Hércules para apoyar al vecino país de Chile a combatir los incendios. Los aviones, operados por el Primer Grupo de Transporte de Tropa (1º GTT), llevan 28 militares a bordo.

“La tripulación recibe instrucciones de la ONEMI [Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior] y de la CONAF [Corporación Nacional Forestal], responsables de la coordenación de ayuda internacional, y será destinada al lugar de donde deberán operar”, explicó el Coronel Aviador Paulo Cesar Andari, agregado militar dela Aeronáutica brasileña en Chile, a la FAB, según información de la FAB.

De igual manera, la Fuerza Aérea del Perú transportó a 55 brigadistas del Instituto de Defensa Civil y un helicóptero Bell 212 abordo de un L-100-20 Hercules y un C-27J Spartan del Grupo Aéreo No. 8, para ayudar a Chile a combatir los incendios en, según información del sitio web de noticias sobre defensa Defensa.com.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 85
Cargando las Conversaciones