Chile se destaca en competencia Best Warrior 2019

Efectivos de las Fuerzas Armadas de Chile demostraron sus habilidades en una competencia internacional.
Felipe Lagos/Diálogo | 24 abril 2019

Capacitación y Desarrollo

El Sargento Segundo de la Infantería de Marina de Chile Mayquel García corre hasta la línea de meta con una mochila de 15 kilógramos en una de las pruebas de la competencia Best Warrior Texas 2019. (Foto: Aerotécnico Jefe de la Guardia Aérea Nacional de Texas Bryan Swink)

El campeonato de cuatro días no solo buscó poner a prueba las habilidades de combate a través de ejercicios arduos en el terreno, sino también la agilidad mental. Los participantes de Best Warrior o Mejor Guerrero 2019 compitieron en aptitud física, pista de obstáculos, simulacro de primeros auxilios y examen escrito, por el codiciado título que denota su fuerza y resistencia en el campo de batalla.

Realizado por el Departamento Militar de Texas, el certamen reunió a 31 competidores en Camp Swift, Texas, entre el 28 de febrero y el 3 de marzo. Soldados y aviadores de la Guardia Nacional de Texas, así como cinco militares de Chile –dos del Ejército y tres de la Infantería de Marina– y dos oficiales del Ejército de la República Checa, participaron del campeonato.

“Las tareas de guerra de soldados son el enfoque de nuestra competencia para mejorar las habilidades que ya son parte de su arsenal”, dijo a Diálogo el Sargento Técnico Mayor de la Fuerza Aérea de los EE. UU. Michael Cornitus, suboficial superior al mando del Departamento Militar de Texas. “Nuestro objetivo es mostrar a los soldados que pueden superar todo lo que enfrentan y averiguar donde pueden necesitar más entrenamiento para que tengan absoluta confianza cuando surja una situación”.   

Pruebas de día y de noche

La competencia incluyó una decena de pruebas cronometradas, como una marcha de 20 kilómetros con una mochila de 20 kilogramos; resistencia física con lagartijas, abdominales y carrera de 6 km; navegación de noche; y arme, desarme y tiro con pistola M9 y carabina M4. Asimismo, los participantes realizaron un simulacro de primeros auxilios con radio comunicaciones para una evacuación médica y se sometieron a un examen de historia militar.

“Esta competencia nos deja una muy buena experiencia en lo profesional, sobre todo en el intercambio de conocimientos de las distintas pruebas”, dijo el Sargento Segundo de la Infantería de Marina de Chile Mayquel García, quien participó de Best Warrior 2019. “Desde cómo tomar el fusil hasta cómo cargar la mochila, leer la carta topográfica, todo está orientado a compartir los conocimientos y técnicas para lograr de mejor manera cumplir con las distintas exigencias”.

La competencia concluyó con un evento sorpresa, en el que los participantes debieron realizar varias tareas durante un simulacro de un ataque químico con traje y máscara de gas. Si bien todas las pruebas son arduas, el Sgto. Técnico May. Cornitus precisó que todas, salvo el evento sorpresa, son conocidas de antemano, lo que permite a los participantes prepararse.

“Es una gran oportunidad para que nuestro personal pueda interactuar con otras fuerzas militares de primer nivel”, dijo a Diálogo el Suboficial Mayor de la Infantería de Marina de Chile Luis Hernández, quien lideró el equipo chileno. “Trabajar con personal militar de distintos países, conocer material nuevo, sus procedimientos y aéreas de entrenamiento, todo esto incrementa nuestro conocimiento [y] fortalece los lazos de amistad”.

Uno de los tres infantes de marina chilenos que participaron de la competencia Best Warrior Texas 2019 ejecuta una prueba de arme y desarme. (Foto: Armada de Chile)

Estrechar los lazos de cooperación

La participación de los oficiales chilenos se dio en el marco del Programa de Asociación Estatal del Departamento de Defensa de los EE. UU., que une a la Guardia Nacional de un estado con las fuerzas armadas de países amigos para estrechar los lazos de cooperación. Chile participa del programa desde 2009; sus militares se juntaron a la competencia Best Warrior por primera vez en 2016. 

“La razón por la cual incluimos a nuestros países amigos es para mejorar la relación mutua y transmitir un poco de nuestra experiencia en esos escenarios de entrenamiento de combate”, explicó el Sgto. Técnico May. Cornitus. “La interoperabilidad entre nuestras fuerzas es muy importante y nos mantiene al mismo nivel”.

La competencia anual, en su 18ª edición, está dividida en dos categorías: oficiales y suboficiales. Los ganadores de la competencia en Texas tendrán la oportunidad de participar del certamen del mismo nombre a nivel regional y competir a nivel nacional e internacional.

“A pesar de que los resultados oficiales no los entregan hasta mayo, nuestro desempeño fue muy bueno”, dijo el Suboficial May. Hernández. “Los competidores dieron lo mejor de cada uno, superando nuestra participación anterior”.

El Sgto. Técnico May. Cornitus concurrió con su homólogo chileno y destacó que en el 2018 hubo un ganador de Chile. “Son competidores muy fuertes, y cada año nuestros soldados estadounidenses entrenan pensando en cómo se compararán con los soldados chilenos en cada evento”.

Cada año, las Fuerzas Armadas de Chile participan de varios intercambios de conocimiento con los militares de los EE. UU. Por ejemplo, unidades de fuerzas especiales de Chile realizaron junto con sus homólogos estadounidenses el ejercicio bienal Estrella del Norte en Camp Shelby, Misisipi, en enero de 2019.

“Tuvimos muy gratos momentos de camaradería con las distintas unidades participantes y un gran apoyo de toda la organización durante toda nuestra estadía”, concluyó el Suboficial May. Hernández. “En síntesis, en esta competencia todos nos sentimos ganadores; no hay vencedores ni vencidos. Ayer encontramos soldados y hoy ganamos amigos”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 6
Cargando las Conversaciones