Crece la violencia narcotraficante en Centroamérica

Por Dialogo
marzo 01, 2012


Un informe de la ONU, emitido el 28 de febrero, anunció que la violencia del narcotráfico aumentó a niveles “alarmantes y sin precedentes” en Centroamérica, debido al traslado de las operaciones de carteles mexicanos.



Según el informe anual de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), este movimiento “dio como resultado un aumento en los niveles de violencia, secuestro, sobornos, torturas y homicidios” en Centroamérica.



“En Centroamérica, la creciente violencia vinculada al narcotráfico, a pandillas transnacionales y locales y demás organizaciones delictivas, ha alcanzado niveles alarmantes y sin precedentes, lo que empeora significativamente la seguridad en la región y la convierte en una de las áreas más violentas del mundo”, indicó el informe.



“Actualmente, los países del denominado “Triángulo del Norte” (El Salvador, Guatemala y Honduras”, junto con Jamaica, tienen los índices de homicidios más altos del mundo”, puntualizó.



En 2010, se identificó por primera vez a Honduras, Costa Rica y Nicaragua como los principales puntos de trasbordo de drogas ilegales, destinadas a los Estados Unidos. Más aún, el informe señaló que Guatemala era una zona de tránsito de contrabando de cocaína con destino a México.



Añadiendo a los altos niveles de violencia, se encuentran la amplia disponibilidad de armas de fuego y la proliferación de pandillas callejeras o “maras”; más de 900 con 70.000 miembros en Centroamérica.



“El problema del narcotráfico también ha generado corrupción vinculada con las drogas, que ha debilitado notablemente los sistemas judiciales penales de Centroamérica y el Caribe”, subrayó el informe.



“Se ha entronizado la presencia de fondos y corrupción del narcotráfico en los servicios de seguridad de Centroamérica, lo que facilita la proliferación de otras formas de crimen organizado, como por ejemplo el tráfico de armas de fuego”, añadió el informe.



En una visita a El Salvador, como parte de una campaña regional antidroga, la Secretaria de Seguridad Interna estadounidense, Janet Napolitano, dijo el 28 de febrero que cada país tiene cosas que hacer a nivel individual, así como también de forma conjunta, para perfeccionar la lucha contra las drogas ilegales.



Según datos estadounidenses, el 90 por ciento de la cocaína embarcada desde Sudamérica hacia el lucrativo mercado estadounidense, pasa por las naciones centroamericanas.



De acuerdo con el informe, en México, los carteles de droga respondieron ante la campaña gubernamental de seis años con “niveles de violencia sin precedentes”.



El informe citó estadísticas gubernamentales de que entre 2006 y 2010 murieron 35.000 personas. Se estima que la cifra de muertos a fines de 2011 asciende a más de 50.000, según datos mediáticos y cifras oficiales.



También reconoció el “sólido compromiso” del gobierno de México en la toma de medidas contundentes para enfrentar hechos vinculados con las drogas, aunque no especificó si la estrategia era operativa.



Además, indicó que las incautaciones de cocaína en México disminuyeron de 48 toneladas en 2007 a 9,4 toneladas en 2010, lo cual a su vez reflejaba una disminución en la demanda. Las incautaciones de marihuana aumentaron de 2,1 toneladas en 2009 a 2,2 toneladas en 2010.



Se cree que la producción potencial de heroína en México será del nueve por ciento del total mundial. México también es importante productor de metanfetaminas.










Share