Centroamérica se prepara para tratar posibles casos de ébola

Central America Prepares to Treat Possible Ebola Cases

Por Dialogo
noviembre 26, 2014




Especialistas técnicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) organizaron el pasado 18 y 19 de noviembre en Ciudad de Panamá un taller para el desarrollo de capacidades en comunicación de riesgos a fin de fortalecer los planes de respuesta ante el virus del Ébola en Centroamérica y el Caribe.

“Estamos asumiendo esta situación de alerta sanitaria contra el ébola como una oportunidad para mejorar nuestro sistema de prevención y prepararnos así frente a la aparición de posibles casos en América Latina”, explicó Brayna Brennan, asesora especial de comunicación de riesgos de la OPS, quien destacó que la comunicación ante amenazas de este tipo es un factor fundamental en el logro de la confianza y tranquilidad de la población.

“Es muy importante que frente a estos desafíos que ponen a prueba a la salud pública mundial, las autoridades no se guarden la información y alerten de manera rápida y acertada a la población para que la gente sienta confianza en lo que dicen”, indicó Brennan.

En la conferencia, participaron delegaciones de técnicos en epidemiología y en comunicación de los ministerios de Salud de Costa Rica, Cuba, El Salvador, Honduras, Guatemala y Panamá con el propósito de compartir experiencias y revisar los planes establecidos en cada país para fortalecerlos y establecer criterios similares de respuesta ante eventuales casos de ébola.

La OPS está trabajando de manera conjunta con todos los países de América, brindando asistencia técnica y supervisando sus planes y preparación. El próximo 9 y 10 de diciembre se desarrollará el mismo taller en Quito, Ecuador, para los países de Sudamérica.

Hasta finales del mes de octubre, se contabilizaron 4.877 muertes a causa del brote de ébola en África Occidental, donde se registran 9.936 casos confirmados de contaminación, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, hay 444 casos confirmados de contaminación entre trabajadores sanitarios.

Medios de comunicación aliados


“En el mundo de hoy nada se puede ocultar. Con las redes sociales todo se sabe, así que ocultar información no es una opción. Debemos entender que es necesario decir lo que la población necesita conocer. No es lo que las autoridades quieran decir, es lo que la gente demanda saber”, afirmó Vilma Gutiérrez, especialista en comunicación de la OPS.

Para Gutiérrez, uno de los objetivos de la comunicación de riesgos es convertir a los medios de comunicación en aliados para difundir la información de la manera más transparente posible.

“Si los periodistas conocen cómo es la enfermedad, de qué se trata, cómo se propaga, entonces podrán divulgar la información precisa al público. La idea es evitar a toda costa la difusión de rumores que sólo sirven para detonar el pánico colectivo”.

Para lograrlo, el primer paso es preparar e informar al personal de la salud acerca de la desinformación, para que luego ellos puedan dar los mensajes correctos a la población a través de los medios de comunicación, comentó Federico Hernández, representante de la OPS en Panamá.

Panamá a la vanguardia con Sala de Bioseguridad


“La OMS y OPS han reconocido que la región de Centroamérica, y en especial Panamá, ha cumplido con todos los lineamientos y ha hecho los esfuerzos necesarios para responder ante cualquier evento que se presente con el Ébola”, indicó Itza Baraona de Mosca, directora general del Ministerio de Salud de Panamá (MINSA).

Bajo este propósito, el pasado 19 de noviembre se inauguró en el Hospital 24 de Diciembre una Sala de Bioseguridad, la cual está totalmente equipada para atender eventuales casos del virus.

La inversión para esta sala fue de casi 1,5 millones de dólares y se equipó tomando en consideración todo el procedimiento de atención, desde que el paciente llega al hospital, la entrada de la ambulancia, el ascensor y el pasillo para desplazarse dentro del hospital, hasta el aislamiento y la bioseguridad.

“Se adecuó un piso completo, no sólo una sala. De no llegar un caso de ébola, Panamá quedará con un plan de emergencia fortalecido ante cualquier eventualidad, con instituciones alineadas, coordinadas, porque había una debilidad en esa materia”, afirmó Rafael Pérez, coordinador de la Comisión Interagencial creada para encargarse de eventuales casos de ébola en la región.

“Panamá está respondiendo rápidamente a esta necesidad de estar preparados. Nos vamos muy satisfechos porque ahora podemos ver algunos puntos de partida para enfocarnos y apoyar, en conjunto con la OPS, con misiones de expertos de modo que el país mejore aún más sus capacidades ante una posible introducción del ébola”, afirmó Dr. Nelson Arboleda, Director de la Oficina Regional Centroamericana de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC-CAR).





Especialistas técnicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) organizaron el pasado 18 y 19 de noviembre en Ciudad de Panamá un taller para el desarrollo de capacidades en comunicación de riesgos a fin de fortalecer los planes de respuesta ante el virus del Ébola en Centroamérica y el Caribe.

“Estamos asumiendo esta situación de alerta sanitaria contra el ébola como una oportunidad para mejorar nuestro sistema de prevención y prepararnos así frente a la aparición de posibles casos en América Latina”, explicó Brayna Brennan, asesora especial de comunicación de riesgos de la OPS, quien destacó que la comunicación ante amenazas de este tipo es un factor fundamental en el logro de la confianza y tranquilidad de la población.

“Es muy importante que frente a estos desafíos que ponen a prueba a la salud pública mundial, las autoridades no se guarden la información y alerten de manera rápida y acertada a la población para que la gente sienta confianza en lo que dicen”, indicó Brennan.

En la conferencia, participaron delegaciones de técnicos en epidemiología y en comunicación de los ministerios de Salud de Costa Rica, Cuba, El Salvador, Honduras, Guatemala y Panamá con el propósito de compartir experiencias y revisar los planes establecidos en cada país para fortalecerlos y establecer criterios similares de respuesta ante eventuales casos de ébola.

La OPS está trabajando de manera conjunta con todos los países de América, brindando asistencia técnica y supervisando sus planes y preparación. El próximo 9 y 10 de diciembre se desarrollará el mismo taller en Quito, Ecuador, para los países de Sudamérica.

Hasta finales del mes de octubre, se contabilizaron 4.877 muertes a causa del brote de ébola en África Occidental, donde se registran 9.936 casos confirmados de contaminación, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, hay 444 casos confirmados de contaminación entre trabajadores sanitarios.

Medios de comunicación aliados


“En el mundo de hoy nada se puede ocultar. Con las redes sociales todo se sabe, así que ocultar información no es una opción. Debemos entender que es necesario decir lo que la población necesita conocer. No es lo que las autoridades quieran decir, es lo que la gente demanda saber”, afirmó Vilma Gutiérrez, especialista en comunicación de la OPS.

Para Gutiérrez, uno de los objetivos de la comunicación de riesgos es convertir a los medios de comunicación en aliados para difundir la información de la manera más transparente posible.

“Si los periodistas conocen cómo es la enfermedad, de qué se trata, cómo se propaga, entonces podrán divulgar la información precisa al público. La idea es evitar a toda costa la difusión de rumores que sólo sirven para detonar el pánico colectivo”.

Para lograrlo, el primer paso es preparar e informar al personal de la salud acerca de la desinformación, para que luego ellos puedan dar los mensajes correctos a la población a través de los medios de comunicación, comentó Federico Hernández, representante de la OPS en Panamá.

Panamá a la vanguardia con Sala de Bioseguridad


“La OMS y OPS han reconocido que la región de Centroamérica, y en especial Panamá, ha cumplido con todos los lineamientos y ha hecho los esfuerzos necesarios para responder ante cualquier evento que se presente con el Ébola”, indicó Itza Baraona de Mosca, directora general del Ministerio de Salud de Panamá (MINSA).

Bajo este propósito, el pasado 19 de noviembre se inauguró en el Hospital 24 de Diciembre una Sala de Bioseguridad, la cual está totalmente equipada para atender eventuales casos del virus.

La inversión para esta sala fue de casi 1,5 millones de dólares y se equipó tomando en consideración todo el procedimiento de atención, desde que el paciente llega al hospital, la entrada de la ambulancia, el ascensor y el pasillo para desplazarse dentro del hospital, hasta el aislamiento y la bioseguridad.

“Se adecuó un piso completo, no sólo una sala. De no llegar un caso de ébola, Panamá quedará con un plan de emergencia fortalecido ante cualquier eventualidad, con instituciones alineadas, coordinadas, porque había una debilidad en esa materia”, afirmó Rafael Pérez, coordinador de la Comisión Interagencial creada para encargarse de eventuales casos de ébola en la región.

“Panamá está respondiendo rápidamente a esta necesidad de estar preparados. Nos vamos muy satisfechos porque ahora podemos ver algunos puntos de partida para enfocarnos y apoyar, en conjunto con la OPS, con misiones de expertos de modo que el país mejore aún más sus capacidades ante una posible introducción del ébola”, afirmó Dr. Nelson Arboleda, Director de la Oficina Regional Centroamericana de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC-CAR).


Share