Centroamérica destruye aeródromos clandestinos en campaña antidrogas

Central America Destroys Clandestine Airstrips in Anti-Drug Crackdown

Por Dialogo
julio 01, 2013



Honduras planea destruir por lo menos 30 aeródromos clandestinos en julio como parte de la campaña contra contrabando de drogas, indicó el gral. René Osorio, jefe de las Fuerzas Armadas hondureñas, a reporteros, el 10 de junio en Tegucigalpa.
Jeremías Arévalo, portavoz del ejército, señaló al día siguiente que “la destrucción de estas pistas es la quinta etapa de la Operación Martillo, y lo podremos conseguir gracias a los esfuerzos llevados a cabo por los grupos de inteligencia que operan en el país, tanto en tierra como en el aire, en vuelos que nos han permitido ubicar las pistas”.
“Tenemos la expectativa que esto va a dificultar las capacidades de los narcotraficantes”, sostuvo Arévalo acerca de la Operación Martillo, un esfuerzo multinacional que tiene en la mira a los delincuentes organizados que utilizan aviones y naves marinas para contrabandear drogas a Centroamérica y hacia México y los Estados Unidos.
Hasta un 87 por ciento de todos los vuelos de cocaína que salen de América del Sur primero aterrizan en Honduras, de acuerdo al Reporte de Estrategia de Control Internacional de Narcóticos (INCSR) del Departamento de Estado de los Estados Unidos, publicado en marzo — convirtiendo a Honduras en un país importante de tráfico de drogas.
“La región costera del Atlántico norte de Honduras es una zona importante para aterrizaje de vuelos que transportan droga. La región es vulnerable al tráfico de drogas debido a lo remoto, infraestructura limitada, falta de presencia gubernamental, e instituciones débiles para aplicación de la ley”, mencionó el reporte.

Guatemala también destruye ‘narcopistas’

El año pasado, las autoridades hondureñas destruyeron más de 700 aeródromos clandestinos, conocidos en español como “narcopistas”. También confiscaron más de 5.000 kilogramos de cocaína y aproximadamente 20.000 kilogramos de pseudoefedrina para la fabricación de píldoras de éxtasis. Arévalo dijo que las unidades militares se preparan ahora para destruir todas las pistas recién identificadas, aunque por cuestiones de seguridad no divulgó dónde están ubicadas.
El vecino Guatemala también está luchando para rastrear pistas aéreas cargadas con drogas destinadas a México o los Estados Unidos. La Organización de los Estados Americanos, en un reporte de mayo de 2013 sobre este tema, dice que Guatemala ya ha perdido 40.000 hectáreas de selva tropical a la construcción ilegal de pistas de aterrizaje, utilizadas principalmente por y para narcotraficantes.
Se han encontrado dichas pistas clandestinas hasta en sitios arqueológicos mayas que supuestamente están protegidos, según reportes de los medios. El año pasado, las autoridades guatemaltecas destruyeron 15 aeródromos en el poco poblado departamento de Petén, el cual cubre una tercera parte del área terrestre de Guatemala pero únicamente alberga a 600.000 de sus 15 millones de habitantes.
También están cambiando los patrones de transporte de cocaína a lo largo de la región, comentó la OEA. Mientras que la mayoría de la cocaína que sale de Venezuela hacia Europa o los Estados Unidos aún viaja por mar, las rutas aéreas están creciendo en importancia — especialmente por Centroamérica y el Caribe.

Costa Rica, México inician acción contra los narco vuelos ilegales

El estudio del INCSR también mencionó que más hacia el sur, en Costa Rica, una Guardia Costera de pocos recursos hace de la costa del país una zona atractiva para el aterrizaje de contrabandistas.
“Barcos pesqueros con bandera de Costa Rica siguen siendo utilizados por narcotraficantes para contrabandear embarques de múltiples toneladas de drogas a lo largo de los litorales y para surtir combustible a los botes ‘veloces’ que favorecen las rutas del Pacífico”, indicó el reporte. Agregó que es una práctica común de los traficantes cargar sus drogas a camiones y otros vehículos que viajan al norte sobre la Carretera Panamericana.
Mientras tanto, en el estado del noreste de México, Sonora, las autoridades destruyeron 127 pistas clandestinas el año pasado, de acuerdo a la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA). Las autoridades manifestaron que la delincuencia organizada también está utilizando las amplias carreteras de Sonora para aterrizar sus aviones.
Las autoridades hondureñas calculan que el 80 por ciento de drogas que transitan por Honduras se mueve por mar y el restante 20 por ciento por tierra y aire.
“Una de nuestras preocupaciones es que más y más embarques parecen estar llegando ahora por mar”, dijo Arévalo. “Hemos visto que dejaron de embarcar tanto por aire y ahora están cambiando al mar y usando embarcaciones submarinas como narcomarinos. Mantener el control de qué tipo de vehículos están utilizando requiere trabajo constante, pero lo hacemos todos los días porque las Fuerzas Armadas están totalmente comprometidas a erradicar toda la actividad criminal”.
Share