Centroamérica, Colombia, México y Perú se capacitan contra extorsiones

Por Dialogo
marzo 15, 2012


Medio centenar de policías, fiscales y jueces de Guatemala, El Salvador, Honduras, México, Colombia y Perú, participan en un curso especializado para combatir el extendido delito de extorsión, que imparten expertos de Estados Unidos en la capital salvadoreña.

La capacitación, en la Academia Internacional para el Cumplimiento de la Ley (ILEA, por su sigla en inglés), en el oeste de San Salvador, busca “respuestas eficientes”, según el director regional del Buró Federal de Investigaciones (FBI), Joseph Deters.

El curso, preparado por el Departamento de Justicia estadounidense, imparte técnicas sobre la “investigación y judicialización” de la extorsión, que se ha propagado por la región, sobre todo en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Deters señaló que la falta de denuncias de casos de extorsión “obstaculiza la capacidad de enfrentarse de manera rápida y efectiva” al flagelo.

Las víctimas prefieren muchas veces no denunciar su caso por “miedo” o porque no creen en la protección de las autoridades, con lo cual prevalece la “impunidad” y se contribuye al “fortalecimiento” de las estructuras del crimen, indicó Deters.

“Los victimarios a través de la intimidación de la ciudadanía y el uso de la violencia indiscriminada han aumentado las extorsiones a pequeños comerciantes”, alertó.

El experto del FBI advirtió que “en la medida que la extorsión se expande es cada vez más difícil de identificarla, diagnosticarla y caracterizarla”.

En el caso de El Salvador, para “atacar” las extorsiones que afectan a pequeños y medianos comerciantes, el FBI propone un “grupo de tarea” que involucra a policías, fiscales y jueces en el marco de la iniciativa Asocio para el Crecimiento que impulsa Estados Unidos.

El ministro de Justicia y Seguridad de El Salvador, David Munguía, reconoció que la extorsión “está golpeando fuertemente” a la población de ingresos medios y a los sectores populares, pero lamentó que las víctimas no denuncian los casos porque “no tiene confianza en sus autoridades”.

Munguía recordó que Guatemala, El Salvador y Honduras, que forman el llamado Triángulo Norte, “se han convertido en los últimos años en los países de mayor índice delincuencial del mundo”.

Honduras registra 82 homicidios por cada 100.000 habitantes, Guatemala 40 y El Salvador, 65. Las extorsiones en esos países afectan a comercios, empresas de autobuses, taxis, escuelas, familias.



Share