Las naciones del Caribe se preparan para responder a las amenazas del tráfico marítimo ilícito

Caribbean Nations Prepare to Respond to Illicit Maritime Trafficking Threats

Por Geraldine Cook/Diálogo
agosto 29, 2016

Geraldine, I'm trying different way to get these files to you. Por tercer año consecutivo, integrantes de la Guardia Costera de 12 naciones amigas caribeñas se reunieron para intercambiar y aprender nuevas técnicas sobre cómo preparar mejor sus recursos marítimos para las operaciones. El Equipo de Campo de Asistencia Técnica (TAFT, por sus siglas en inglés) de la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe (CBSI) organizó la Conferencia de Oficiales Técnicos CBSI-TAFT 2016 en el cuartel general del Comando Sur de los EE. UU. (SOUTHCOM), del 16 al 18 de agosto. Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos, la CBSI es una importante estrategia nacional de seguridad centrada en la seguridad ciudadana en todo el hemisferio occidental. Como parte de la iniciativa, el TAFT ayuda a las naciones amigas a diseñar sistemas de mantenimiento, logística y adquisiciones destinados a aumentar sus capacidades marítimas. “Reunimos a 12 naciones amigas y a una organización no gubernamental para intercambiar ideas sobre métodos que permitan mejorar sus flotas marítimas de interceptación de 20 metros o menos. El propósito es optimizar aspectos relacionados con el mantenimiento, la logística, las finanzas y el personal para aumentar la capacidad de estas naciones de tener una embarcación en la escena que realice interceptaciones y patrullajes disuasivos, y para contribuir a la creación de redes que permitan contrarrestar el crimen organizado transnacional que ingresa a nuestra región”, dijo el Capitán de Corbeta de la Guardia Costera de los EE. UU. Jason Plumley, oficial a cargo del TAFT-CBSI en el SOUTHCOM. Una de las dificultades que deben afrontar las naciones caribeñas cuando llevan a cabo interceptaciones marítimas es mantener la disponibilidad operativa de sus embarcaciones. “Las embarcaciones no siempre están listas de acuerdo a los requisitos de las naciones para poder contrarrestar a los enemigos y a las amenazas modernas”, dijo el Cap. de Corb. Plumley. “Las tasas críticamente bajas de disponibilidad de las embarcaciones imponen o requieren un cambio en el modo de considerar el mantenimiento, la logística y el apoyo de las misiones”. En este sentido, la conferencia ofrece a las naciones amigas una oportunidad única para aumentar la cooperación regional, intercambiar información y recibir asistencia técnica por medio de gestiones apropiadas. El TAFT dentro de la CBSI El TAFT se compone de 15 integrantes del personal del Ejército y la Guardia Costera de los EE. UU. Entre ellos hay ingenieros, mecánicos, electricistas y especialistas en logística que trabajan juntos para mejorar la disponibilidad operativa de las flotas de cada una de las naciones amigas del Caribe. El equipo de campo es una iniciativa del Departamento de Estado/SOUTHCOM que pretende promover la capacidad de las naciones amigas y aumentar la preparación marítima, lo que coincide con los objetivos de la CBSI. Por su parte, la CBSI reúne a la mayoría de los integrantes de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y a la República Dominicana para colaborar con el fin de vencer las amenazas a la seguridad, como por ejemplo el tráfico ilegal, contribuir a la seguridad pública y promover la justicia social. Actualmente, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Surinam son miembros signatarios del TAFT. Como tales, están intentando revertir la tendencia de baja disponibilidad operativa de sus recursos marítimos con una estrategia integral que permita abordar sus carencias en cuanto a los conocimientos sobre resolución de problemas técnicos y reparación, ejecución y programación del mantenimiento, adquisición y abastecimiento de repuestos y logística y presupuestación. Patrullaje de las aguas del Caribe Desde su creación en 2013, las naciones amigas del CBSI-TAFT han observado resultados positivos en sus flotas marítimas operativas. Las estadísticas de disponibilidad del CBSI-TAFT demuestran que, de 2013 a 2015, la cantidad de patrullas de los países del Caribe aumentó en aproximadamente el 41 por ciento y la incautación de estupefacientes de las embarcaciones creció en un 68 por ciento. Gracias a que las actividades de las flotas aumentaron debido a que había más embarcaciones disponibles para operar, las guardias costeras pudieron aumentar sus patrullajes en aproximadamente el 12 por ciento. “En cooperación con los países del Caribe trabajamos fuertemente con la Guardia Costera y a diario se agarran cargamentos de drogas y viajes ilegales donde se encuentran migrantes ilegales intentando viajar a la isla de Puerto Rico”, dijo el Teniente de la Navío de la República Dominicana Ramón Gonzalo Ferreira, comandante de la flotilla de lanchas interceptoras. El Tte. de Nav. Ferreira valora la conferencia del TAFT porque permite a las naciones amigas “dar nuestra experiencia sobre nuestras lanchas, compartir lo que hemos hecho y aprender de cómo otros países han resuelto los problemas.” El Teniente de Fragata de la Guardia Costera de la Fuerza de Defensa de Jamaica Christopher Gowey estuvo de acuerdo. “Esta conferencia es importante para las relaciones de amistad dentro de la región,” dijo. “Nos permite aprender cómo aplicar las mejores prácticas de acuerdo con los recursos con los que contamos a fin de mantenerlos y prolongar su vida útil”. Según el Tte. de Frag. Gowey, el principal desafío de seguridad que las patrullas marítimas de Jamaica deben afrontar es la eliminación del tráfico ilícito de estupefacientes. Para hacer frente a esta amenaza de seguridad, añadió, Jamaica trabaja junto a los países del Caribe para erradicar las rutas de los estupefacientes en sus aguas. “Las relaciones de amistad en el Caribe son muy, muy importantes: su importancia no se puede dejar de subrayar... Estas relaciones facilitan mucho el camino para que nuestras fuerzas trabajen juntas”. Los resultados positivos de la interceptación marítima también se observaron en Trinidad y Tobago. “Hemos obtenido resultados positivos porque hemos aumentado el patrullaje”, dijo el Capitán de Corbeta Rajesh Boodoo, oficial técnico de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago. “Brindamos asistencia marítima a otros países porque Trinidad es considerada la hermana mayor de la mayoría de las islas pequeñas, en particular Granada y San Vicente”. Además, comentó que “es muy bueno para obtener contactos; no tenemos muchas oportunidades de vincularnos unos con otros. A pesar de que somos parte de las islas, no nos vemos con demasiada frecuencia”. Por último, el objetivo principal de la conferencia fue formular planes de apoyo de misión para las embarcaciones de tamaño interceptor para la logística de recursos marítimos a largo plazo entre las naciones amigas del Caribe. “Se trata de una cooperación muy estrecha”, comentó el Cap. de Corb. Plumley. “Intercambiar ideas, regionalizar los esfuerzos y alentar a otros para que cooperen es un trabajo realmente excepcional.”
Share