Destacados: Una conversación con nuestros líderes

Compromiso del Caribe contra redes ilegales

Trinidad y Tobago trabaja conjuntamente con sus socios regionales para construir y mantener redes para contrarrestar los efectos de las redes de amenazas transregionales y transnacionales.
Geraldine Cook/Diálogo | 9 enero 2018

El Contraalmirante Hayden Pritchard, jefe del Estado Mayor de la Defensa de Trinidad y Tobago, afirma que hace falta un compromiso regional para desarrollar redes sólidas contra las organizaciones criminales internacionales. (Foto: Geraldine Cook/Diálogo)

El Contraalmirante Hayden Pritchard, jefe del Estado Mayor de la Defensa de Trinidad y Tobago (TTDF, en inglés), se enfoca en mantener el estado de derecho ante las actividades de las pandillas, el posible reclutamiento de jóvenes para actividades terroristas y la delincuencia juvenil. En su carácter de socio regional caribeño, el Contralmte. Pritchard trabaja para desarrollar redes contra las actividades delictivas.

El Contralmte. Pritchard participó de la 16.ª Conferencia anual de Seguridad de las Naciones Caribeñas (CANSEC, en inglés), celebrada en Georgetown, Guyana, del 6 al 7 de diciembre de 2017. Los participantes de CANSEC debatieron sobre las operaciones regionales para contrarrestar las redes de amenazas transregionales y transnacionales (T3N, en inglés). El Contralmte. Pritchard habló con Diálogo sobre su participación en CANSEC, las preocupaciones de seguridad que enfrenta su país y la importancia de desarrollar redes como la clave para revertir el efecto de las redes ilegales en la región del Caribe.

Diálogo: ¿Cuál es la importancia de la participación de Trinidad y Tobago en CANSEC?

Contraalmirante Hayden Pritchard, jefe del Estado Mayor de la Defensa de Trinidad y Tobago: Ser socio regional significa hacer lo posible para colaborar con nuestra red, la red de las voluntades, la red compuesta por instituciones a las que les interesa mantener nuestra forma de vida, nuestra seguridad, nuestra estabilidad y nuestro desarrollo. En ese contexto, CANSEC es la plataforma para compartir información y estrategias para garantizar que estamos seguros y protegidos.

Diálogo: ¿Cuál es la principal preocupación de seguridad en Trinidad y Tobago?

Contralmte. Pritchard: La principal preocupación es mantener el estado de derecho ante la actividad de las pandillas, la radicalización de los jóvenes, la delincuencia juvenil y la convergencia de estos asuntos que ejercen presión sobre la ley y el orden.

Diálogo: ¿Por qué la actividad de las pandillas es una amenaza para la seguridad de Trinidad y Tobago?

Contralmte. Pritchard: La actividad de las pandillas no es algo exclusivo de Trinidad y Tobago. Es un problema tanto regional como global. Existe un nexo entre la actividad de las pandillas y la búsqueda de canales para la energía juvenil, el desarrollo de los jóvenes, las economías de cada país, las redes sociales y la globalización en general. En función del espacio en el que los jóvenes viven en la actualidad, la actividad de las pandillas se presenta como uno de los resultados más comunes en la mayoría de los países de Latinoamérica y el Caribe. Por eso, la experiencia de Trinidad no es única.

Diálogo: Estas pandillas, ¿están relacionadas con el tráfico de drogas?

Contralmte. Pritchard: Las pandillas necesitan financiar sus operaciones, trabajan en contra del Estado y no tienen respeto por la ley. Las pandillas en Trinidad y Tobago están involucradas en cualquier cosa que esté relacionada con la generación de ingresos. Eso incluye el tráfico de drogas y otros tipos de tráfico ilegal.

Diálogo: ¿Es Trinidad y Tobago una ruta de transbordo internacional para el tráfico de drogas en la región?

Contralmte. Pritchard: La inteligencia tradicional indica que, dada su ubicación al extremo noreste de Sudamérica, Trinidad y Tobago tiene una ubicación estratégica para los transbordos.

Diálogo: ¿Cómo trabaja Trinidad y Tobago con los países vecinos para derrotar a las redes criminales?

Contralmte. Pritchard: Existe una serie de iniciativas en las que trabajamos con la Comunidad del Caribe (CARICOM, en inglés). Estas incluyen una estrategia antiterrorismo, que está en revisión. Para derrotar a las redes ilegales, Trinidad y Tobago tiene importantes socios en todo el mundo, dentro de las áreas de entrenamiento operativo, entrenamiento de inteligencia, desarrollo de infraestructura y capacidades, tanto para las fuerzas militares como para la policía. También estamos interesados en participar en los diferentes programas, entre ellos el Programa de Control de Contenedores, de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito; el Pacto de San José y otros acuerdos bilaterales con los Estados Unidos, el Reino Unido y otras naciones.

Diálogo: ¿Le preocupa el posible reclutamiento de los jóvenes para actividades terroristas?

Contralmte. Pritchard: Definitivamente. Al ser un Estado pequeño, Trinidad y Tobago tiene el desafío único de tener ciudadanos documentados que comenzaron a participar en actividades terroristas. Aunque no tenemos terrorismo, tenemos el elemento de los combatientes terroristas que regresan. Siempre existe la preocupación por los combatientes terroristas extranjeros que regresan al país, porque esto puede generar una gran radicalización. Si se suman estos factores, la amenaza terrorista es inminente. Hasta ahora, logramos manejar la situación de forma razonable; pero sí, me preocupa que, si no manejamos la situación de forma apropiada, puede intensificarse y convertirse en algo peor.

Diálogo: ¿Qué progresos tuvo Trinidad y Tobago para impedir que los jóvenes se sumen a las filas de las actividades delictivas?

Contralmte. Pritchard: Tradicionalmente, el Gobierno de Trinidad y Tobago se ha enfocado en sus jóvenes. La TTDF tiene una serie de programas específicos para la juventud. Uno de estos es un programa en la Academia de Entrenamiento Académico dirigida por las Fuerzas Militares (MiLAT, en inglés), que se enfoca en la delincuencia juvenil, los jóvenes con conflictos y la resolución de conflictos. También tenemos el Programa del Cuerpo Civil de Conservación. Ambos programas están orientados a exponer a los jóvenes que tal vez no hayan tenido antes la oportunidad de acceder a otras opciones de vida, más allá de la delincuencia y la violencia. Estos programas marchan muy bien.

Diálogo: ¿Cómo funcionan estos programas?

Contralmte. Pritchard: MiLAT es un programa residencial que selecciona a un número de personas que se postulan, ya sea porque sus padres los inscriben o porque los recomiendan. Las fuerzas militares trabajan con estos individuos durante un período de dos años para asegurarse de que ejerzan la disciplina y el autocontrol; pero además se enfocan en objetivos específicos. Luego, se preparan para exámenes académicos, y la tasa de éxito es bastante alta.

El Programa del Cuerpo Civil de Conservación introduce a los jóvenes de niveles más bajos a asuntos de servicio a la nación, y reciben entrenamiento sobre cuestiones como el desarrollo de habilidades básicas y sobre asuntos nacionales como la protección del ambiente. Este es un programa rotativo, de seis meses de duración.

Diálogo: ¿Los programas resultaron en una reducción de la delincuencia juvenil?

Contralmte. Pritchard: La tasa de éxito de los participantes en cuanto a no recaer en hábitos y comportamientos negativos es bastante alta. No se estableció una correlación entre el programa y las estadísticas de delincuencia a nivel nacional, pero, con base en los estudios de seguimiento realizados a los individuos que completan el programa, la tasa de éxito es altísima en cuanto a su conducta y al hecho de que no son arrestados ni tienen altercados con las fuerzas del orden público.

Diálogo: ¿Cómo protege las fronteras la TTDF?

Contralmte. Pritchard: Trinidad y Tobago ha invertido mucho en la seguridad de sus fronteras. Tiene un concepto integrado de seguridad de fronteras basado en la integración de aduanas, migración, la TTDF –bajo la cual la Guardia Costera tiene el papel principal–, la policía y las agencias de seguridad de los puertos. Todas están integradas. Además, Trinidad y Tobago colabora con sus socios regionales e internacionales con respecto al intercambio de información e inteligencia hacia fronteras más seguras.

Diálogo: Usted está en este puesto desde agosto de 2017. ¿Ha cambiado su perspectiva desde que asumió el mando?

Contralmte. Pritchard: Después de algunos meses a cargo, ahora estoy más convencido que antes de que se necesita una red para desbaratar a otra red. Para un Estado pequeño como Trinidad y Tobago, es imposible enfrentarse sin ayuda a las redes transnacionales y sus capacidades. Por lo tanto, lo que mejor comprendí es la necesidad que tienen las agencias de Trinidad y Tobago para desarrollar redes y estar tan comprometidas como sus adversarios, pero también que las agencias externas de Trinidad y Tobago necesitan un enfoque más coherente con respecto a cómo desarrollamos esas redes y compartimos recursos.

Diálogo: Mencionó que uno de los principales desafíos de las redes es el desarrollo de capacidades y su implementación ¿Podría profundizar un poco al respecto?

Contralmte. Pritchard: Una red es tan buena como sus participantes, o los elementos que constituyen esas redes. Esta idea proviene de la perspectiva de una institución gubernamental. Si el gobierno establece una política y la red del gobierno debe implementarla, entonces la red del gobierno debe, en primer lugar, tener las capacidades para hacerlo. Si no tiene las capacidades, no puede implementar las metas de la ley o de la política.

Diálogo: ¿Qué tiene que pasar para superar ese desafío?

Contralmte. Pritchard: Las redes desarrollan capacidades, pero la capacidad desarrolla redes; se trata de un proceso integrador de naturaleza cíclica. Lo que se necesita es una asociación más sólida, la práctica de compartir recursos, la comunicación; todo eso desarrolla capacidades.

Diálogo: ¿Trinidad y Tobago desarrolla capacidades y comparte información con los Estados Unidos?

Contralmte. Pritchard: Sí. Los Estados Unidos se asocian con sus colegas de la región de diferentes maneras. Trinidad y Tobago es un socio en el sentido de que es un ávido partidario de la cooperación y la seguridad regional. Tenemos proyectos seleccionados que reciben apoyo de los Estados Unidos, como el desarrollo de redes que comparten información y mejoran capacidades.

Diálogo: ¿Qué tiene que pasar en la región para poder derrotar a las redes de amenaza internacionales?

Contralmte. Pritchard: Derrotar es un término difícil. Las redes contra las que luchamos están compuestas por muchos elementos, entre ellos el terror y las conexiones delictivas. Antes de comenzar a pensar en términos de derrotarlas, primero debemos pensar en términos de cómo responder a estas redes. No se trata de una guerra convencional sino de una guerra fluida. Las guerras entre redes tienden a ser un poco más estratégicas e indeterminadas. Tenemos que trabajar más en el desarrollo de nuestras redes, para contrarrestar las redes más sólidas, más ágiles y que tantas veces nos evitan en busca de sus propios objetivos.

Diálogo: ¿Cuál es su mensaje para los participantes de CANSEC que hablan de CARICOM, la región del Caribe y de una asociación para tener más seguridad para sus ciudadanos?

Contralmte. Pritchard: Debemos enfocarnos en empoderar a las instituciones que ya tenemos, como la Agencia de Implementación de Seguridad y contra la Delincuencia (IMPACS, en inglés) de CARICOM. Debemos estar más abiertos a compartir información, experiencias y a practicar juntos, más allá de los ejercicios anuales; se trata de desarrollar una cultura de todos para uno y uno para todos.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 14
Cargando las Conversaciones