Fuerzas Armadas canadienses ayudan a incautar más de US$145 millones en narcóticos

Canadian Forces assist in seizing more than US$145M in narcotics

Por Dialogo
diciembre 06, 2012




OTTAWA, Canadá – El HMCS Ottawa está realizando actualmente una misión de 44 días en el Pacífico oriental, con un rotundo éxito.
El 28 de noviembre, la fragata con base en Esquimalt estaba patrullando en aguas internacionales al sureste de la Isla de Coco, en Costa Rica, cuando ayudó a un equipo del Destacamento Policial de la Guardia Costera Estadounidense (USCG) a abordar un barco pesquero sospechoso, en una operación donde se incautaron 36 paquetes de cocaína, con un peso de 1.086 kg y un valor mayorista estimado en más de US$29 millones.
Canadá, Belice, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Francia, Guatemala, Honduras, los Países Bajos, Nicaragua, Panamá, España, el Reino Unido y Estados Unidos participan en la Operación Martillo, la cual se centra en erradicar rutas de tráfico ilegal en ambas costas del istmo centroamericano.
El HMCS Ottawa es el último de los barcos movilizados en el marco de la Operación Caribe, con el que las Fuerzas Armadas canadienses participan en la Operación Martillo, iniciativa multinacional encabezada por EE.UU. que busca reforzar la seguridad en el hemisferio occidental. En el marco de la Operación Caribe, las Fuerzas Armadas canadienses proporcionan asistencia marítima y aérea para apoyar las medidas policiales estadounidenses contra el narcotráfico ilegal en la cuenca caribeña.
Además de barcos de guerra, la Fuerza Aérea Real Canadiense ha contribuido también a la Operación Caribe con cinco aviones de patrulla de rango amplio CP-140 Aurora, para supervisar zonas cruciales en la región. Entre el 18 y el 29 de noviembre, las tripulaciones de los CP-140 Aurora de 19 Wing, Comox y 14 Wing, Greenwood, ayudaron a confiscar, por medio de su vigilancia y detección, 144 paquetes de cocaína con un peso de 4.300 kg y con un valor mayorista superior a los US$116 millones.
“Estamos orgullosos de apoyar la iniciativa multinacional en la región caribeña para combatir el narcotráfico, el cual contribuye al crimen y mina la estabilidad regional”, declaró el teniente general Stuart Beare, comandante del Comando Canadiense de Operaciones Conjuntas. “También nos mantenemos firmes en nuestro compromiso por crear y mantener relaciones duraderas con nuestros socios regionales, con los cuales compartimos intereses y preocupaciones de seguridad”.
Durante su despliegue en la Operación Caribe, los barcos de RCN desempeñan un papel estrictamente de apoyo. Mientras estén en aguas internacionales, su misión es localizar, seguir, acercarse y eventualmente interceptar a barcos sospechosos para permitir al personal del Destacamento Policial de la USCG (LEDET) abordar las naves y realizar operaciones policiales.
“La Marina Real Canadiense continúa trabajando junto a nuestros aliados y a los socios de todo el gobierno para ayudar a suprimir la actividad criminal marítima e interrumpir el flujo de drogas ilegales con destino a nuestras costas”, manifestó el vicealmirante Paul Maddison, comandante de la Marina Real Canadiense. “Estamos llevando la lucha contra el narcotráfico a su terreno, impidiéndoles tener la libertad de moverse libremente en el mar, aplicando las leyes y haciendo que las calles de nuestras ciudades canadienses sean más seguras para nuestros niños”.
Share