Buque de la Guardia Costera de los EE. UU. descarga más de 13 toneladas métricas de drogas

Buque de la Guardia Costera de los EE. UU. descarga más de 13 toneladas métricas de drogas

Por Marcos Ommati/Diálogo
junio 11, 2020

Las unidades asignadas a las operaciones reforzadas antinarcóticos del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), que comenzaron el 1.º de abril, continúan apoyando operaciones en cooperación con 22 naciones socias, para incrementar tareas de vigilancia, detención e incautación de cargamentos de drogas, y fortalecer los esfuerzos de erradicación en el mar Caribe y el océano Pacífico oriental. Los EE. UU. desplegaron más destructores, embarcaciones de combate, aeronaves y helicópteros de la Marina, buques de la Guardia Costera y aeronaves de vigilancia de la Fuerza Aérea, duplicando así las capacidades de la región.

El 9 de junio, varios medios de comunicación se reunieron en Port Everglades, Florida, dado que la tripulación del buque USCGC James, de la Guardia Costera de los EE. UU., descargó más de 13 toneladas métricas de drogas, y oficiales presentaron un resumen de lo que podría considerarse hasta el momento como el mayor logro en este nuevo esfuerzo antidrogas panregional.

El Almirante de la Marina de los EE. UU. Craig S. Faller (podio), jefe de SOUTHCOM, expresó, el 9 de junio en conferencia de prensa, que los casos de éxito como Colombia, Costa Rica y Panamá, requieren un esfuerzo continuo y concertado, a través de un enfoque gubernamental integral de los EE. UU. (Foto: Steven McLoud/Diálogo)

“El buque James de la Guardia Costera de los Estados Unidos descargó 23 000 libras [10 433 kilogramos] de cocaína y 6 900 libras [3130 kilogramos de marihuana], valuados en más de USD 438 millones, que se incautaron en aguas internacionales del océano Pacífico oriental y el mar Caribe”, dijo el secretario interino de Seguridad Nacional de los EE. UU. Chad Wolf.

Entre abril y mayo, cuatro buques de la Guardia Costera de los EE. UU. y dos buques de la Marina de los EE. UU. incautaron las drogas en 11 interceptaciones a embarcaciones presuntamente dedicadas al contrabando de drogas frente a las costas de México, Centroamérica y Sudamérica. “Los buques de la Marina y de la Guardia Costera trabajaron en cooperación para detener el flujo de drogas ilegales en alta mar, antes de que los cargamentos llegaran a Centroamérica y continuaran su viaje hacia los EE. UU.”, indicó el Capitán de Navío de la Guardia Costera de los EE. UU. Jeffrey Randall, oficial al mando del buque USCGC James.

Una relación mortal

Según el Almirante de la Marina de los EE. UU. Craig S. Faller, comandante de SOUTHCOM, “la cocaína que llega a Centroamérica y México desde Sudamérica provoca violencia, corrupción, extorsión e inestabilidad, expulsando a las familias de sus casas para buscar refugio en otros lugares”. Informes recientes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) muestran una relación entre el homicidio y las rutas del narcotráfico más conocidas. Estas rutas, según un informe de la ONU, al igual que aquellas en las costas de Honduras y Guatemala y en su frontera compartida, presentan tasas de homicidios que duplican aquellas en zonas de tráfico menor o desconocido.

La droga que descargó el buque USCGC James de la Guardia Costera de los EE. UU. el 9 de junio en Port Everglades ascendería a un valor de más de USD 438 millones. (Foto: Steven McLoud/Diálogo)

Según un comunicado de la Guardia Costera de los EE. UU., las colosales ganancias del tráfico de cocaína permiten a los cárteles diversificar y financiar otras actividades ilícitas como el tráfico de opioides, opioides sintéticos y metanfetaminas. “Este flagelo está devastando ciudades y poblaciones rurales estadounidenses, lo que en 2019 ocasionó más de 70 000 muertes relacionadas con las drogas en los EE. UU. Atacar las fuentes de financiamiento de los cárteles en zonas de tránsito marítimo, donde éstos son más vulnerables, es parte de un enfoque integral que apunta a mitigar su influencia, facilitada por el contrabando de cocaína”, expresó el Almirante Karl Schultz, comandante de la Guardia Costera de los EE. UU. “Conclusión: las interdicciones marítimas de cocaína pura son la mejor forma para evitar la circulación de toda la gama de productos ilícitos que trafican los cárteles”.

Una fuente marítima confiable

Según el mismo comunicado de prensa de la Guardia Costera de los EE. UU., como miembro de los servicios armados, las fuerzas del orden público y de las comunidades de inteligencia, la Guardia Costera de los EE. UU. está especialmente capacitada para operar con naciones latinoamericanas y del Caribe, y brindarles capacidades y programas de desarrollo de destrezas. “La Guardia Costera de los EE. UU. sigue ampliando su oferta de conocimientos de equipo y entrenamiento internacional para asistir a naciones socias en el desarrollo de su gobernabilidad marítima. Esto genera el beneficio combinado para contribuir a combatir los desafíos y amenazas contra nuestros propios intereses de seguridad nacional”, indicó el Almte. Schultz.

El comandante de la Guardia Costera de los EE. UU. agregó que su organización busca fortalecer los lazos con las naciones de donde provienen los cargamentos y de zonas de tránsito, para incrementar la disposición y capacidad para reducir la producción y el tráfico de drogas ilícitas.

“Los casos de éxito como Colombia, Costa Rica y Panamá, países que participan plenamente en esta lucha, requieren un esfuerzo continuo y concertado, articulado a través del enfoque gubernamental integral de los EE. UU.”, agregó el Almte. Faller. “Al enemigo, a las organizaciones criminales transnacionales les digo: Estamos listos, y seguiremos ejerciendo presión incansablemente sobre estas redes que destruyen democracias e impactan en la seguridad nacional, ocasionando la muerte de ciudadanos en las calles de Bogotá, Tegucigalpa y aquí en Miami, Pittsburgh, L.A. [Los Ángeles] y en otros lugares. Detendremos y derrotaremos a estas redes”.

Share