Agentes de Operaciones Especiales de la Marina de Brasil entrenan con los Navy SEALs estadounidenses

El Entrenamiento de Intercambio Conjunto Combinado en Río de Janeiro se realizó del 16 de abril al 16 de mayo.
Marcos Ommati/Diálogo | 16 mayo 2019

Capacitación y Desarrollo

El Entrenamiento de Intercambio Conjunto Combinado entre agentes de operaciones especiales de la Marina de Brasil y los Navy SEALs estadounidenses se llevó a cabo en Río de Janeiro, del 16 de abril al 16 de mayo de 2019. (Foto: Wagner Assis/Cedro Photos)

Los Entrenamientos de Intercambio Conjunto Combinado (JCET en inglés), son ejercicios diseñados para brindar oportunidades de entrenamiento a los agentes de operaciones especiales de los EE. UU. y naciones amigas. Los JCET se realizan siempre en países que algún día podrían trabajar con las Fuerzas Especiales de los EE. UU., además de ampliar la oferta de entrenamiento de las fuerzas armadas de las naciones anfitrionas. Por lo general, un programa JCET incluye de 10 a 40 miembros de las fuerzas especiales estadounidenses, aunque eventualmente podría tener hasta 100.

El Entrenamiento de Intercambio Conjunto Combinado permite a las unidades participantes mejorar sus destrezas en tiro con fusiles de corto y mediano alcance, e incluye la instrucción y el entrenamiento en técnicas de francotirador a media y larga distancia. (Foto: Wagner Assis/Cedro Photos)

Del 16 de abril al 16 de mayo se llevó a cabo un JCET en instalaciones militares de la Marina de Brasil (MB) en Río de Janeiro, con una característica poco usual en este tipo de ejercicios: reunió a miembros del Grupo de Buzos de Combate (GRUMEC en portugués), del Batallón de Operaciones Especiales del Cuerpo de Infantería de Marina (Tonelero) y de los Equipos Operacionales de Mar, Aire y Tierra de la Marina de los EE. UU., conocidos como Navy SEALs. También participaron miembros de la Tripulación de Operaciones Especiales de Combatientes de Guerra Naval, que operan y mantienen una flota de pequeñas embarcaciones empleadas en misiones de operaciones especiales, sobre todo con los Navy SEALs. “Probablemente es la primera vez que este entrenamiento se realiza en combinación con personal de esas cuatro unidades de operaciones especiales. En las ediciones anteriores de ese intercambio, los equipos SEAL realizaron entrenamientos solo con el GRUMEC o con el Tonelero”, dijo a Diálogo el Teniente Auxiliar del Cuerpo de Infantería de Marina Armindo Melo Peixoto, miembro del Batallón Tonelero y participante del JCET de este año.

Oportunidad de interactuar y aprender

“Estos entrenamientos son una excelente oportunidad para que nuestras marinas refuercen sus lazos de amistad y cooperación, como lo hacen desde hace tiempo. La interacción y el intercambio de conocimientos y experiencias posibilitan la mejora de las capacidades de nuestros operadores. Gracias a esto, ampliamos la interoperabilidad y aumentamos las posibilidades de éxito en futuras operaciones y ejercicios, en los que Brasil y los EE. UU. integrarán fuerzas que tienen objetivos en común”, afirmó el Coronel del Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil (FN) Stewart da Paixão Gomes, comandante del Batallón Tonelero, donde se realizó gran parte del JCET de este año.

Entrenamiento especializado

Los agentes de operaciones especiales realizan entrenamiento de puntería durante el día, mientras que de noche lo hacen en condiciones de visibilidad casi nula, en simulaciones complejas de posibles incursiones reales. (Foto: Wagner Assis/Cedro Photos)

El entrenamiento permite a las unidades participantes mejorar sus destrezas en las áreas de tiro con fusiles de corto y mediano alcance, e incluye la instrucción y el entrenamiento en técnicas de francotirador a media y larga distancia, para asegurar la máxima eficiencia con el mínimo riesgo. Además, el JCET incluye entrenamientos en técnicas de tiro estático y dinámico con pistola y fusil a corta distancia, técnicas de operación de embarcaciones de combate (modelo Hurricane), entrada y salida de la playa con embarcaciones inflables, técnicas de combate en zonas urbanas y en ambiente confinado, técnicas de incursión inmediata, tiro de cobertura desde helicópteros y salto libre operacional.

Los agentes de operaciones especiales realizan entrenamientos de puntería durante el día, mientras que en la noche lo hacen en condiciones de visibilidad casi nula, durante simulaciones complejas de posibles incursiones reales. Esto les permite ampliar sus perspectivas a la hora de tomar una decisión, además de tener mayor confianza en situaciones de mucho estrés. “El entrenamiento incluye la integración de mejores prácticas, entrenamiento y asesoramiento a nivel táctico y operacional, e intercambio de tácticas, técnicas y procedimientos de planificación, para incluir las lecciones aprendidas”, aseguró un sargento de operaciones especiales del equipo de los Navy SEALs que participó en el JCET de Brasil, pero que prefiere mantenerse en el anonimato por cuestiones de seguridad.

Fortalecimiento de relaciones

“Los intercambios como los JCET son siempre bien recibidos por la Marina de Brasil. Desde los primeros contactos entre los representantes del Comando de Operaciones Especiales Sur (SOCSOUTH en inglés), con nosotros [Batallón Tonelero] y con el GRUMEC, el Comando de Operaciones Navales destinó recursos de la Marina y de la Fuerza de Infantes de Marina en apoyo al entrenamiento. Durante cinco semanas se realizaron trabajos intensos de forma ininterrumpida: días, noches, fines de semana y feriados. El compromiso de todas las partes fue absoluto y se alcanzaron los objetivos del entrenamientos”, comentó el Cnel. Stewart.

Este entrenamiento forma parte de una serie de compromisos planificados a lo largo del año pasado, lo que da a unidades de élite de los EE. UU. y Brasil la oportunidad de trabajar en combinación, de aprender unos de otros y de fortalecer las relaciones. “El JCET demuestra la sólida asociación entre los EE. UU. y Brasil, basada en el respeto mutuo y los intereses compartidos de la región. El intercambio de entrenamiento de agentes de operaciones especiales de los EE. UU. y Brasil brinda a los participantes la oportunidad de construir asociaciones sólidas y duraderas”, expresó el Mayor del Ejército de los EE. UU. Cesar Santiago, que viajó a Brasil en representación del SOCSOUTH, donde se desempeña como jefe del Departamento de Relaciones Públicas.

El Cuerpo de Infantería de Marina de Brasil tiene un intenso programa de intercambio con el Cuerpo de Infantería de Marina de los EE. UU., que tienen reuniones bilaterales periódicas para alinear objetivos y planificar programas que permiten abordar propósitos en común. “En el futuro, espero que las Operaciones Especiales de la Marina de Brasil tengan una mayor interacción con las unidades del Comando de Operaciones Especiales de los EE. UU. [USSOCOM] y que podamos establecer proyectos de mediano y largo plazo, que permitan la mejora de nuestro personal. Creo que ese es el camino que ampliará la integración de nuestras fuerzas armadas y aumentará la capacidad de respuesta a las amenazas regionales para garantizar la seguridad de nuestras naciones”, concluyó el Cnel. Stewart.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 7
Cargando las Conversaciones