Marina de Brasil lleva salud y esperanza a población amazónica

La Operación Acre, que brinda atención médica y odontológica a comunidades aisladas, tiene lugar desde 1986 y en cada edición atiende aproximadamente a 18 000 personas.
Nelza Oliveira/Diálogo | 12 febrero 2018

Capacitación y Desarrollo

La Marina de Brasil prevé atender a 20 000 personas durante la Operación Acre 2018 alcance . (Foto: Centro de Comunicación Social de la Marina)

El Buque de Asistencia Hospitalaria (NAsH) Doutor Montenegro, de la Marina de Brasil (MB), partió desde Manaos, en el estado de Amazonas, el 8 de enero de 2018, rumbo al estado de Acre, en la 18.ª edición de la Operación Acre que estará en funciones hasta el 27 de abril. La misión es llevar atención médica y hospitalaria a las poblaciones de las comunidades ribereñas y aisladas de los dos estados del norte del país, en la extensión de la cuenca amazónica. La MB realiza la Operación Acre desde 1986, y proyecta atender a 20 000 personas en 2018.

“Desarrollamos ejercicios de promoción y asistencia de salud, dándole prioridad a los grupos en riesgo de contraer las enfermedades y males que más prevalecen según el perfil epidemiológico de la zona, con el fin de prevenir que surjan o persistan enfermedades y daños”, enfatizó a Diálogo el Capitán de Corbeta de la MB Armando da Silva Costa Neto, comandante del NAsH. “La Operación Acre es una de las misiones más largas que desarrolla la Marina, tiene una duración de cuatro meses y requiere un gran aparato logístico.”

Los servicios incluyen exámenes y análisis clínicos; intervenciones quirúrgicas menores; exámenes de atención prenatal; mamografías y radiografías; charlas educativas; distribución de medicamentos; y atención farmacéutica, además de ejercicios de promoción del uso adecuado de los medicamentos y métodos para garantizar la conservación, la eficacia y la seguridad durante el tratamiento. Esta edición de la Operación Acre involucra a 76 militares, 24 de los cuales operan en el área de salud: dos enfermeros, dos farmacéuticos –encargados del laboratorio de análisis–, cinco dentistas, cinco médicos clínicos generales, dos técnicas en radiología –encargadas de realizar las radiografías y las mamografías–, y ocho técnicos de enfermería.

Una labor intensa

La Operación Acre impresiona no solo en cifras, dado que el promedio de atenciones es de 18 000 pacientes en cada edición, sino también por la calidad de los servicios ofrecidos en forma gratuita. “Cuando se habla del número de atenciones lo más importante que hay que resaltar es la calidad del servicio que presta esta embarcación. Una gran diferencia es que el navío lleva a cabo análisis clínicos y exámenes radiológicos: radiografías odontológicas, radiografías médicas, ecografías y mamografías en tiempo real”, explicó el Cap. de Corb. Neto. “Lo que más buscan los pacientes es el servicio de odontología. El barco cuenta con cuatro consultorios odontológicos equipados y los pacientes reciben un paquete de higiene bucal y consejos de cepillado. Realizamos consultas y pequeñas intervenciones quirúrgicas, así como profilaxis, restauración odontológica primaria y exodoncia”, agregó.

La Operación Acre, con duración de cuatro meses, es una de las misiones más largas desarrolladas por la Marina de Brasil. (Foto: Centro de Comunicación Social de la Marina)

El NAsH brinda atención médica a lo largo de 4000 kilómetros que conectan a la ciudad de Manaos con su destino final, la ciudad Marechal Thaumaturgo, en el extremo oeste de Acre. El 31 de enero el NAsH atracó en Cruzeiro do Sul, municipio que en 2017 registró la inundación más grande de su historia, cuando fue declarada en situación de emergencia a consecuencia de que el río Juruá, que baña los dos estados y que es la ruta del barco, alcanzó la marca histórica de 14,24 metros. El NAsH llegó justo en ese período de 2017 y efectuó cerca de 3000 atenciones por semana a las familias desalojadas en los barrios afectados y aislados por la inundación.

“Quiero agradecer una vez más a la Marina de Brasil por los servicios que nos da todos los años. El año pasado llegaron en el momento de la inundación y este año, gracias a Dios, no pasamos por eso, pero también llegaron en un momento oportuno. Le agradezco al comandante Armando que coordina este equipo maravilloso”, declaró en un comunicado de prensa el intendente Ilderlei Cordeiro en la ceremonia de bienvenida del NAsH, en el barrio Várzea. “El municipio de Cruzeiro do Sul les brindará todo el apoyo que haga falta. Estas alianzas fueron realizadas en años anteriores y durante mi gestión no será distinto. En lo que a mí respecta, como intendente, siempre daré esta atención especial a la salud de los ribereños y [de los habitantes] de los ramales”, agregó.

Buques de esperanza

Las prioridades de la Operación Acre 2018 son las charlas educativas con temas como tasa de natalidad, salud bucal e higiene básica, instrucciones de cepillado dental y aplicación de flúor, prevención de enfermedades infectocontagiosas, tratamientos odontológicos y prevención del cáncer de mama, con la realización de mamografías. “Tan importante como llegar a las comunidades y brindar atención médica y odontológica, es ofrecer charlas educativas que contribuyan a cambiar el estilo de vida y colaboren con la concientización de la población ribereña”, explicó el Cap. de Corb. Neto.

La Operación Acre 2018 alcanzó cuando menos un récord histórico: el de las donaciones reunidas por el NAsH para distribuir entre la población necesitada, atendida a lo largo del camino. Fueron más de 1,5 tonelada de comida, ropa, juguetes y colchones. El cargamento de donaciones también incluyó alimento para perros. El comandante relató que cada familia suele tener un promedio de cinco animales en condiciones precarias de salud.

Los ejercicios de la MB enfocados a la asistencia médica y odontológica de comunidades ribereñas en la región amazónica se remontan a la década de 1940, cuando el Comando de la Flotilla del Amazonas comenzó a embarcar, en barcos que patrullaban las fronteras, a médicos y dentistas, que en principio atenderían a los militares y que empezaron a atender durante los viajes también a los ribereños necesitados. Además del NAsH Doutor Montenegro, la MB mantiene otros dos buques en la zona: el Oswaldo Cruz y el Carlos Chagas. Las poblaciones ribereñas conocen las embarcaciones como los “buques de la esperanza”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 6
Cargando las Conversaciones