Marina de Brasil intensifica patrullaje en el sur-sudeste del país

Brazilian Navy Intensifies Patrol in Country’s South-Southeastern Region

Por Nelza Oliveira/Diálogo
octubre 03, 2018

El 6 de agosto de 2018, la Marina de Brasil (MB) lanzó el Grupo de Patrullaje Naval del Sur-Sudeste, para intensificar la inspección de las aguas brasileñas en esas regiones, en las costas de los estados de São Paulo y Paraná. El objetivo es garantizar la protección de las plataformas de exploración de petróleo de la cuenca de Santos, ampliar la seguridad en el Puerto de Santos, que es el más importante de Latinoamérica, potenciar las misiones de búsqueda y rescate en el mar y velar por el cumplimiento de las reglas del tráfico acuático.

“El grupo se creó sobre todo para ampliar la presencia de la MB en la región, dada la importancia económica del Puerto de Santos, por donde pasa aproximadamente el 25 por ciento del comercio exterior brasileño”, dijo el Capitán de Fragata de la MB Carlos Marden Soares Pereira da Silva, comandante del nuevo grupo. “[También es importante] el incremento de las actividades marítimas y la cercanía con las actividades de la industria petrolera en la cuenca de Santos”.

Para garantizar los trabajos de inspección, la unidad militar cuenta con el buque patrullero Guajará, que fue modernizado y tiene la autonomía para permanecer en el océano durante 10 días y la capacidad para operar en hasta 200 millas náuticas (370 kilómetros) de distancia. El grupo también cuenta con una lancha blindada valuada en USD 360 500 y dos avisos patrulleros, el AviPa Barracuda y el P8003 Espadarte, que también fueron modernizados.

Medios propios

La unidad contará con un total de 80 militares, que incluye a seis oficiales y 42 suboficiales, además de la tripulación de las embarcaciones. El grupo se instaló en el muelle de la MB, en la margen derecha del complejo portuario de Santos, donde también se encuentra la Capitanía de los Puertos de São Paulo. El nuevo grupo y la capitanía, ambos subordinados al Comando del Distrito Naval N.º 8 (Com8.ºDN) operará de manera independiente, aunque complementaria. El área que abarca el Com8.ºDN se extiende a los estados de São Paulo, Paraná y Minas Gerais, en el este de Brasil, además de sectores de Mato Grosso do Sul y de Goiás, en el centro oeste del país.

Los militares asignados al grupo se alojarán en la Base Aérea de Santos en Guarujá, en la costa de São Paulo. Antes, el patrullaje estaba a cargo de un grupo desplegado en 2015.

“El servicio de patrullaje naval en el área marítima de la jurisdicción del Com8.ºDN se llevaba a cabo con recursos navales y aeronavales asignados al Comando del Distrito Naval N.º 1 y, en forma eventual, con recursos del Comando de Flota de la MB. Con la activación del grupo, el servicio de patrullaje naval se realizará con los recursos del Com8.ºDN”, explicó el Cap. de Frag. Marden.

Además del trabajo de inspección naval los buques deben garantizar la seguridad en donde se realizan las operaciones de extracción de petróleo, en la capa presal de la cuenca de Santos. La unidad militar patrullará las regiones próximas a las plataformas, donde hay un perímetro de 500 metros que debe protegerse. “Los recursos se utilizarán en operaciones navales, como por ejemplo patrulla naval, ayuda y rescate, de defensa portuaria o zona marítima restringida (que incluye terminales y plataformas de exploración de petróleo en la región presal) y actividades relacionadas con la seguridad de la navegación”, añadió el Cap. de Frag. Marden.

Uno de los problemas que las patrullas ayudarán a evitar serán las actividades de barcos pesqueros cerca de las plataformas. En algunos casos, el equipo de exploración arroja materia orgánica al mar, que atrae a peces y, en consecuencia, a pescadores.

Trabajo conjunto

Según el Cap. de Frag. Marden, la labor del grupo en el puerto complementa el trabajo de la Policía Federal, del Servicio de Recaudación Federal y de las fuerzas estatales, ya que colabora en tareas de lucha contra el narcotráfico transnacional, robos a embarcaciones y otros eventuales desafíos que pueda haber en el muelle. “También se llevarán a cabo medidas preventivas y represivas contra los delitos transfronterizos y ambientales, ya sea de forma aislada o conjunta con organismos de seguridad pública en las esferas federal, estatal y municipal, además de supervisar el cumplimiento de leyes y reglamentos de la autoridad marítima en aquellas zonas”.

Para dimensionar la importancia del trabajo de los militares, el nuevo grupo entró en acción a los pocos días de su habilitación, el 13 de agosto de 2018, cuando hombres armados atacaron al buque italiano Grande Francia, mientras esperaba ingresar al Puerto de Santos. Los delincuentes lograron escapar y el buque fue escoltado por militares a bordo del AviPa Barracuda hasta el muelle. La principal línea de investigación de la policía sostiene que los piratas fingieron un robo para embarcar 1,2 toneladas de cocaína en los contenedores del buque, que transportaría los estupefacientes a Europa sin que su tripulación se diera cuenta.

En agosto, el Puerto de Santos batió récord de incautaciones de cocaína con el apoyo del sector aduanero del Servicio de Recaudación Federal y de la patrulla naval de la MB. En cuatro operaciones se confiscaron 3,5 toneladas de droga, según datos de la Aduana de Recaudación Federal.
Share