Armada de Brasil realiza ejercicio de simulación para contener disturbios durante los Juegos Olímpicos

Brazilian Navy Conducts Simulation Exercise to Contain Civil Unrest During the Olympic Games

Por Eduardo Szklarz/Diálogo
agosto 17, 2016

La Armada de Brasil simuló una operación antidisturbios en el la playa de Flamengo en Río de Janeiro, el 19 de julio, como parte de los preparativos de defensa y seguridad para los Juegos Olímpicos 2016. El objetivo del ejercicio fue preparar a los militares para lidiar con acciones de agentes perturbadores del orden público durante el evento deportivo, que ha rerunido a más de 10.000 atletas de 206 países. En el simulacro, los efectivos emplearon tres embarcaciones para contener una supuesta manifestación violenta en las cercanías del Monumento a los Muertos de la Segunda Guerra Mundial, situado en el Aterro do Flamengo – un espacio de recreación construido sobre un terraplén en la Bahía de Guanabara, zona sur de Río. El adestramiento incluyó también el rescate de un supuesto herido en los tumultos a bordo de una aeronave de evacuación aeromédica (EVAM), que despegó desde el aeropuerto Santos Dumont, ubicado cerca del lugar de la acción. “Mil militares participaron en el ejercicio como un todo”, informó el Contraalmirante Ricardo Henrique Santos do Pilar, comandante de la Fuerza de Tarea Terrestre del Comando de Defensa Sectorial (CDS) Copacabana, órgano de la Armada que brinda apoyo a las fuerzas de seguridad durante los Juegos. “Había militares involucrados en el aislamiento del aeropuerto Santos Dumont, otros que estaban posicionados en el Monumento a los Muertos y otros involucrados en el desembarco, además de los navíos posicionados en la Bahía de Guanabara”, completó el Calmte. Santos do Pilar. Infantes de Marina neutralizan disturbio Una parte esencial del ejercicio fue el desembarco de 80 infantes de Marina en la playa de Flamengo. “Ellos tenían la misión de controlar el disturbio, restableciendo la seguridad en la región”, informó la Armada de Brasil en un comunicado. En la primera etapa del simulacro, la Embarcación de Desembarco de Carga General (EDCG) “Guarapari” descargó vehículos militares en el terraplén. Luego, las tropas llegaron por mar utilizando la Embarcación de Desembarco de Vehículos y Materiales (EDVM) “Cataguases”. Los militares también emplearon el Navío de Patrulla Oceánica “APA” en apoyo a la operación. Equipado con radares, tres ametralladoras y capacidad para transportar a 120 efectivos, el “APA” es uno de los 19 navíos y 40 lanchas empleados para garantizar la seguridad de los Juegos Olímpicos, informó el Ministerio de Defensa de Brasil en un comunicado. Finalmente, un helicóptero Esquilo de la Armada de Brasil simuló la evacuación aeromédica de la supuesta víctima. “Hoy tuvimos una demostración de la flexibilidad de la Fuerza Naval”, dijo el Almirante Ademir Sobrinho, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (EMCFA) del Ministerio de Defensa de Brasil, quien acompañó las tareas. “Estamos entrenando hace casi dos años [para los Juegos]. Y hoy vemos aquí, con satisfacción, la coronación de toda esa preparación y todo ese planeamiento. Estamos listos.” El General Fernando Azevedo e Silva, jefe de Coordinación General de Defensa de Área (CGDA) y del Comando Militar del Este (CML), dijo que el ejercicio demostró la capacidad de los militares para superar cualquier obstrucción de vías y protestas. “[Demostramos] la capacidad total de la Armada para utilizar sus medios marítimos para el posicionamiento de tropas y vehículos en la seguridad de los Juegos”. El ejercicio permitió, además, probar las vías marítimas como opción para la movilización de tropas y la utilización de medios aéreos para posibles rescates, informó la Armada. Ejercicio simula secuestro de embarcación El 21 de julio, en otro adestramiento de cara a las Olimpíadas, el CDS Copacabana simuló el secuestro de un barco de pasajeros de la empresa CCR Barcas. En el simulacro, supuestos terroristas secuestraron una embarcación que hacía el trayecto entre Río de Janeiro y la ciudad vecina de Niterói. Cerca de 250 militares de Marina se hicieron pasar por pasajeros, mientras otros fingieron ser los negociadores. Como la negociación fue infructífera, los infantes de Marina tomaron la barca utilizando una lancha rápida en la Bahía de Guanabara, cerca de la playa de Boa Viagem, en Niterói. La operación contó con el apoyo de helicópteros, buzos y vehículos anfibios. “El objetivo del ejercicio fue entrenar la pronta respuesta y los protocolos establecidos por la Armada de Brasil y la CCR Barcas, para garantizar la seguridad de la población durante los Juegos”, comunicó la Armada de Brasil. El Capitán de Navío José Augusto Ferreira, jefe de la fuerza de tarea marítima, responsable de la seguridad de la costa, dijo a la prensa que el resultado fue “extremamente positivo”. “Fue un ejercicio complejo que involucró la coordinación de muchos equipos: aéreo, de negociación, de rescate y de interdicción, además del apoyo de los órganos de seguridad pública y el Cuerpo de Bomberos”, dijo el Cap. de Nav. Ferreira. “Si la Armada es llamada a responder a ese tipo de suceso, estamos listos.” Cerca de 38.000 militares de las Fuerzas Armadas de Brasil han sido movilizados para garantizar la seguridad de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, según el ministerio de Defensa. Los militares trabajan en coordinación con el ministerio de Justicia, la Agencia Brasileña de Inteligencia y órganos de seguridad de los estados y municipios. Del total, 20.000 actúan en las cuatro regiones olímpicas de Río de Janeiro: Copacabana, Maracanã, Barra da Tijuca y Deodoro. Los demás están desplegados en las ciudades de Brasília, São Paulo, Belo Horizonte, Salvador y Manaos, donde también se disputan partidos de fútbol.
Share