Militares brasileños toman el control en Bahía

Por Dialogo
febrero 07, 2012


El 5 de febrero, las fuerzas de seguridad brasileñas tomaron el control en Bahía, donde patrullaron intersecciones clave en la capital estatal de Salvador, luego de que una huelga policial ocasionara el aumento de homicidios y delitos violentos.



Las autoridades enviaron al cuarto estado brasilero más densamente poblado una fuerza de 2.600 efectivos del ejército, armada y policía federal, luego de que la policía local iniciara un paro el 3 de febrero exigiendo aumentos de sueldo, a pocas semanas de comenzar el carnaval anual.



Funcionarios del estado noresteño indicaron que se denunciaron 76 homicidios en los últimos cinco días, el doble de lo registrado en el mismo período del año pasado. También se incrementaron los ataques y saqueos en tiendas.



La huelga y el pico de violencia se dan justo dos semanas antes de la esperada llegada de millones de turistas al principal evento turístico de Brasil: el Carnaval. Con una población de 13,6 millones de habitantes, Bahía es el principal centro carnavalero.



“De la forma en que se está efectuando, esta huelga es inaceptable”, dijo el Ministro de Justicia brasileño, José Eduardo Cardozo.



Los soldados brasileños se desplegaron en Salvador para evitar la propagación de la violencia; patrullan autopistas y las famosas playas de la ciudad.



“No he dejado mi apartamento en los últimos dos días”, manifestó ante la prensa el ejecutivo italiano Marco Baghin. “No tiene sentido arriesgarse a un ataque o asalto”.



El temor a los delitos estaba generando un efecto económico nefasto en el lugar. Pedro Galvão, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Bahía, señaló al diario O Globo que el 10 por ciento de los turistas ya había cancelado sus reservas aéreas y hoteleras para el Carnaval.



El Departamento de Seguridad Pública estatal informó que unos 10.000 oficiales de policía – o un tercio de la fuerza policial de Bahía – iniciaron un paro de actividades, exigiendo un 50 por ciento de aumento salarial y mejores condiciones de trabajo, sin represalias. El sueldo promedio de un oficial estatal es de unos US$ 867 mensuales.






Share