Infantes de marina de Brasil trabajan en la seguridad de Río de Janeiro

Los militares de la Fuerza de Infantes de Marina patrullan la región de Río de Janeiro y participan en operaciones terrestres y marítimas en las zonas más inseguras.
Taciana Moury/Diálogo | 28 septiembre 2018

Respuesta Rápida

Los infantes de marina patrullan todos los días varios puntos de la ciudad. (Foto: Marina de Brasil)

El Cuerpo de Infantería de Marina (CFN en portugués), que forma parte de la Marina de Brasil (MB), realiza operaciones de seguridad en la ciudad de Río de Janeiro desde el 28 de julio de 2017, después de la designación de las Fuerzas Armadas en operaciones de Garantía de la Ley y el Orden (GLO). Además, el desempeño del CFN se intensificó después de una intervención federal en el estado, que tuvo lugar el 16 de febrero de 2018 mediante el Decreto N.º 9288. 

Gran parte del equipamiento de la Fuerza de Infantes de Marina está disponible para su uso en operaciones de seguridad, como es el caso de los vehículos blindados. (Foto: Marina de Brasil)

Desde la intervención hasta el 31 de julio de 2018 se llevaron a cabo más de 30 operaciones, con la participación de militares de la Fuerza de Infantes de Marina (FFE, en portugués). Según el Teniente General del CFN Paulo Martino Zuccaro, comandante de la FFE, el aumento de la participación del CFN fue proporcional a la intensificación de las operaciones de cerco en las comunidades de Río de Janeiro, de mayor duración que las efectuadas en 2017.

En la intervención federal, la gestión de la seguridad pública pasó de la esfera estatal a la federal, dado que el General del Ejército Brasileño Walter Braga Netto, interventor federal de la seguridad pública de Río de Janeiro, recibe órdenes directas del presidente de la República. “En cuestiones técnicas, las operaciones se asemejan a las de GLO que se realizaron en otros estados”, explicó el Tte. Gral. Zuccaro.

Para llevar a cabo operaciones de seguridad realizadas después de la intervención, se creó el Comando Conjunto en el Comando Militar del Este, formado por oficiales de fuerzas individuales para la coordinación y planificación de acciones de apoyo al Plan Nacional de Seguridad Pública. En ese contexto, la MB apoya a la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Río de Janeiro, mediante un Grupo de Operaciones de Infantería de Marina (GptOpFuzNav en portugués).

“El trabajo del CFN es parte de un gran engranaje que tiene como objetivo lograr el éxito de las operaciones como un todo. Además, podemos ofrecer al Comando Conjunto nuestra capacidad anfibia, una gran ventaja cuando un área de operaciones está cerca del mar”, destacó el Tte. Gral.  Zuccaro.

En la actualidad, 300 militares de la FFE patrullan la ciudad cada día en las zonas más inseguras del sur metropolitano y en el Complejo do Lins. El CFN también vigila la seguridad de las principales calles urbanas de Ilha do Fundão, en la zona de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

En principio, el GptOpFuzNav se había constituido para llevar a cabo una serie de prácticas operacionales como seguridad de perímetros, asalto, establecimiento de posiciones de bloqueo, despeje de calles y patrullaje. Sin embargo, debido al aumento del ritmo de las operaciones luego de la intervención federal, se creó el Grupo de Operaciones de Infantería de Marina ARPOADOR-2018, para apoyar en especial a las operaciones de GLO.

El Coronel del CFN Reinaldo Reis Medeiros, comandante del Grupo ARPOADOR-2018, explicó que la cantidad de militares podría variar según el tipo de operación. “Las operaciones más complejas alcanzan una media de 850 a 1000 militares de la Marina”, dijo.

Operaciones terrestres y marítimas 

Infantes de marina realizan un cerco naval en la Bahía de Guanabara, el 29 de agosto de 2018, en una operación de seguridad marítima en Río de Janeiro. (Foto: Marina de Brasil)

Una de esas operaciones se llevó a cabo el 29 de agosto de 2018 en el Complejo de Salgueiro, municipio de São Gonçalo, en la región metropolitana de Río de Janeiro, y reunió a más de 2500 militares de las Fuerzas Armadas y de las policías Federal, Militar y Civil. Según datos del Comando Conjunto de Intervención, militares de la MB, del Distrito Naval N.º 1 y de la Policía Federal realizaron, además dela operación terrestre, un bloqueo y un cerco naval en la Bahía de Guanabara, área marítima aledaña al sector en donde se realizan las operaciones terrestres.

“Se estima que las medidas benefician en forma directa e indirecta a casi un millón de personas, en un área terrestre de 32 kilómetros cuadrados y una superficie marítima de 61 kilómetros cuadrados. Se utilizaron dos buques y 10 embarcaciones, una de las cuales fue una lancha blindada”, informó el comunicado de prensa del Comando Conjunto.

El Cnel. Medeiros explicó que las capacidades y equipamiento de la MB son útiles en el entorno marítimo. “La mayoría de las operaciones que se realizaron hasta ahora son terrestres”, dijo. Algunas de las maniobras que llevaron a cabo las Fuerzas Armadas de Río de Janeiro fueron operaciones de demostración de fuerza, de control de perímetro y operaciones dinámicas de estabilización, de desbloqueo de calles, de asalto y aislamiento y ejercicios dinámicos de estabilización.

Gran parte del equipamiento de la FFE está disponible para uso en operaciones de seguridad. En las maniobras de Río participan motociclistas militares, conocidos como exploradores, pertenecientes a la Compañía de Policía del Batallón Naval. Cuando es necesario, se recurre a los buques de patrullaje y a aeronaves de ala rotativa del Comando de la Flota de la Marina de Brasil y de otros sectores del Comando de Operaciones Navales.

Seguridad de la población 

Para el Cnel. Medeiros, uno de los grandes desafíos de las operaciones en Río de Janeiro es el trabajo en un entorno urbano, cerca de la población civil. “La precaución ante posibles daños colaterales a la población supone ciertas consideraciones y limitaciones, sobre todo cuando enfrentamos fuerzas adversas que operan de forma irregular, que se aprovechan de la proximidad de la población”, argumentó. “La seguridad de la gente es prioritaria y requiere adaptaciones muchas veces significativas, en el modus operandi de las fuerzas militares”.

La seguridad de los militares en la operación se garantiza mediante una preparación especial que recibe CFN en su entrenamiento. Por ejemplo, practican ejercicios de tareas anfibias, ribereñas y procedimientos con uso limitado de la fuerza en operaciones de pacificación, de GLO, de evacuación de no combatientes y de ayuda humanitaria. 

El Tte. Gral.  Zuccaro dijo que el desempeño en Río de Janeiro era una excelente oportunidad para poner en práctica los conocimientos y técnicas desarrolladas en los diversos entrenamientos y ejercicios y, al mismo tiempo, para adaptarse a la realidad de los ejercicios de GLO. “Permite mejoras en el desempeño del CFN en este tipo de operaciones”, dijo.

Se espera que para el segundo semestre de 2018 se mantenga el ritmo actual de las operaciones, según lo planificado por el Comando Conjunto. “Los infantes de marina son, por excelencia, una tropa expedicionaria que siempre está lista. Esto permite su desempeño inmediato en distintos tipos de ambientes y misiones en cualquier lugar, con una alta capacidad de adaptación a diversas condiciones”, finalizó el Tte. Gral. Zuccaro.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 12
Cargando las Conversaciones