Ejército Brasileño participa en competencia de patrullas entre naciones amigas

Brazilian Army Takes Part in Patrol Competition with Partner Nations

Por Andréa Barretto/Diálogo
agosto 02, 2018

El Ejército de Chile celebró el 138.º aniversario del asalto y toma del morro de Arica el 7 de junio con una competencia internacional. Militares chilenos, brasileños y argentinos participaron de la Competencia Internacional de Patrullas entre el 31 de mayo y el 1.º de junio de 2018. Es la primera vez que Chile invita a naciones amigas a participar en el desafío de patrullar el desierto de Atacama.

Seis equipos chilenos, una patrulla del Ejército Argentino y otra del Ejército Brasileño (EB), ambas con nueve militares, participaron en la competencia organizada por el Comando de Operaciones Terrestres del Ejército de Chile, mientras que en la parte operacional participó la 1.ª Brigada Acorazada Coraceros. Todos los ejercicios se realizaron en el campo de instrucción y entrenamiento de Pampa Chaca, Arica, en el extremo norte de Chile.

La misión consistió en recorrer 80 km de terreno desértico y cumplir diferentes pruebas en el plazo máximo de 48 horas, como prestación de primeros auxilios, disparos en combate, reconocimiento de objetivos y orientación diurna y nocturna, entre otras pruebas. Durante la competencia se evaluaron aspectos como la destreza militar, liderazgo y capacidad física de los patrulleros, según los estándares militares internacionales de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Una vez cumplida cada prueba los equipos recibieron una puntuación de acuerdo con su desempeño y nivel de éxito alcanzado.

“Los principales aspectos que demandaron nuestra mayor atención fueron la hidratación, ya que no hubo reabastecimiento de agua, y la orientación de la patrulla, porque no había puntos de referencia en el lugar”, comentó el Subteniente del EB João Gabriel dos Santos Freitas, de la Brigada de Infantería Ligera N.º 12. El terreno arenoso y la larga distancia de la caminata también fueron verdaderos desafíos para el Sargento del EB Geovane Miguel dos Santos, otro integrante del equipo. Cada efectivo militar llevó unos 8 litros de agua a la misión. Además de esa carga, los participantes llevaban su mochila individual que, según las reglas de la competencia, debe pesar 35 kilogramos.

Entre el equipamiento obligatorio que llevaban los militares había un fusil de asalto de 3 kg y herramientas de comunicación y localización, como brújula, binoculares y radio. El uso del GPS estaba prohibido.

Una experiencia de verdad

Antes de la competencia las patrullas de Chile, Brasil y Argentina se reunieron en el campo militar de la Brigada Acorazada Coraceros N.º 1 del Ejército de Chile, en la ciudad de Arica, donde realizaron un breve entrenamiento para nivelar los conocimientos de los equipos. Fue uno de los pocos momentos en los que los representantes de los distintos destacamentos tuvieron contacto. Al iniciar la competencia el 1.º de junio, cada equipo siguió por su cuenta.

El orden de salida hacia el área de operaciones se decidió por sorteo: primero salieron dos grupos de Chile y después un grupo de Argentina. Después salieron los demás equipos. Al llegar a la villa de Caleta Vítor, cada grupo fue trasladado de regreso a la ciudad de Arica para cumplir la última fase de la competencia: caminar hasta la cima del morro Arica, el punto final del desafío. Las pruebas terminaron el 3 de junio y el grupo que mejor se desempeñó fue la VI División del Ejército de Chile.

“Se premiaron a los equipos según el puntaje que alcanzaron en las tareas. Nosotros quedamos en la tercera fase de la premiación, de 60 a 75 puntos, y ganamos la Medalla de Participación. Ningún equipo superó los 85 puntos, por lo que nadie se llevó la medalla del primer lugar”, explicó el Sgto. Geovane.

Por su parte, el Subtte. Freitas recordó que la patrulla brasileña caminó 27 horas, incluso de noche. Durante ese período de total vigilia los militares realizaron paradas de 15 minutos para descansar cada 5 km. “Esto significa que a nuestro grupo le fue bien. Con la experiencia que tuvimos en nuestro primer año, tendremos mejores condiciones de preparación para las próximas competencias”, afirmó.

Preparación

En el EB, los participantes seleccionados para participar en la Competencia Internacional de Patrullas fueron de grupos militares dependientes de la Brigada de Infantería Ligera N.º 12. Los candidatos realizaron pruebas que reproducían situaciones similares a las que vivirían en la competencia chilena, como por ejemplo caminatas de larga distancia, carreras de obstáculos, pruebas de tiro, orientación y natación, entre otras.

Después, los nueve seleccionados recibieron entrenamiento durante 12 semanas, para desarrollar capacidades físicas y psicológicas propias de un militar, en base a los lineamientos del Ejército de Chile para todos los equipos. “El aprendizaje fue intenso, porque buscábamos capacitarnos y hacer que el Ejército Brasileño destacara entre las naciones amigas”, resaltó el Sgto. Geovane. Las patrullas de combate y reconocimiento son algunos de los principales ejercicios que realiza la Brigada de Infantería Ligera N.º 12, cuya sede se encuentra en São Paulo y tiene operaciones en todo Brasil.
Share