Oficiales del Ejército Brasileño realizan misión inédita en República Centroafricana

Los oficiales integran un grupo de 180 militares de 12 países que trabajan para la paz de la nación africana.
Taciana Moury/Diálogo | 23 abril 2019

Relaciones Internacionales

El Capitán Albemar Rodrigues Lima (izq.), el Mayor Felipe Biasi Filho (centro) y el Capitán Pedro Henriquede Araujo Bezerra Mendes (der.) trabajan en la capacitación de militares de las Fuerzas Armadas de la República Centroafricana. (Foto: Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en la República Centroafricana.

El Mayor Felipe Biasi Filho, el Capitán Pedro Henrique de Araujo Bezerra Mendes y el Capitán Albemar Rodrigues Lima, todos del Ejército Brasileño (EB), participaron en una misión inédita para Brasil en la República Centroafricana (RCA). Los oficiales se sumaron a un grupo de 180 militares de 12 países que participan en la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea (EUTM en inglés) en la RCA.

La EUTM RCA, con sede en Bangui, capital del país, es una operación de paz que trabaja en coordinación con la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y otras organizaciones internacionales y no gubernamentales. Su objetivo es reformar el sector de defensa y seguridad del país mediante el planeamiento y la ejecución de actividades de asesoría, formación y entrenamiento operacional para las Fuerzas Armadas Centroafricanas (FACA).

“En general, nuestra función es apoyar el desarrollo de las capacidades de las FACA para que sean autosustentables  en el cumplimiento de su jurisdicción en el sector de defensa y seguridad”, aclaró el May. Biasi. Los oficiales brasileños llegaron al país africano en enero de 2019 y permanecerán hasta enero de 2020.

Para fines administrativos, los militares del EB están vinculados con el contingente portugués. La participación de Brasil fue el resultado de un acuerdo bilateral con Portugal, aprobado por el Parlamento Europeo.

Historia

El conflicto en la RCA data de diciembre de 2012. Una coalición de Seleka, grupos armados en su mayoría musulmanes proveniente del norte del país y cuyo nombre significa alianza en sango, idioma criollo de la región, realizó una operación ofensiva hacia la capital y tomó el poder. Los episodios de violencia generaron el surgimiento de Anti-Balaka, grupos cristianos supuestamente de autodefensa, que agravaron los enfrentamientos. 

Las actividades en la EUTM RCA se desarrollan en base a tres pilares: asesoramiento estratégico para las actividades de planificación y ejecución a nivel Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y Ministerio de Defensa; educativo, para formar a oficiales y suboficiales de las FACA; y entrenamiento operacional, que abarca la planificación y el adiestramiento de secciones de las unidades de las FACA. En la organización, los militares brasileños tienen posiciones de asesoramiento estratégico con el Cap. Albemar, y de asesoramiento educativo con el May. Biasi y el Cap. Pedro Mendes.

“El Cap. Albemar ejerce la función de asesor de logística; realiza planificaciones y participa en reuniones junto al Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Defensa y empresas de logística en el país para encontrar soluciones y promover el fortalecimiento del sector”, explicó a Diálogo el May. Biasi. “Yo soy el instructor de inteligencia y el Cap. Pedro Mendes está a cargo de Derecho Internacional Humanitario e inglés”, agregó.

Militares de 12 países participan en la misión en la República Centroafricana. (Foto: Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en la República Centroafricana.

Cada uno de ellos da clases en sus respectivas áreas, en cursos de formación de oficiales, pasantías de corta duración y de actualización para oficiales y suboficiales que integran los batallones de Infantería Territorial de las FACA. En la base de la EUTM el idioma oficial es el inglés, que se emplea en la documentación interna y en los informes diarios. No obstante, el idioma que se utiliza en instrucciones, reuniones, informes e interacción con organismos e instituciones locales es el francés.

La preparación para la misión se realizó en dos fases. La primera con la coordinación del Comando de Operaciones Terrestres, unidad del EB con sede en Río de Janeiro. Los participantes se sometieron a pruebas psicológicas, entre otros procedimientos, y recibieron el material de protección individual, uniformes y medicamentos necesarios en el viaje.

La segunda fase tuvo lugar en diciembre de 2018, en el Regimiento de Artillería Antiaérea N.º 1 de Queluz, Lisboa, Portugal, unidad responsable de la preparación del contingente portugués. “Recibimos instrucción sobre la situación actual de la RCA y sobre situaciones propias de la EUTM RCA. Practicamos tiro con armas individuales pertenecientes al Ejército Portugués (fusil y pistola), instrucciones de primeros auxilios en combate, primeros auxilios psicológicos y además tenemos clases de francés”, dijo el May. Biasi.

Desafío

Los militares brasileños dijeron que el carácter inédito de esta experiencia era el principal desafío a superar. “Debemos mantener el alto nivel de profesionalismo y dedicación de todos los militares brasileños que participaron en misiones de paz de la ONU [Organización de las Naciones Unidas]”, dijo el May. Biasi. “El hecho de que sea una actividad con un perfil distinto a los que estamos acostumbrados a ver en la ONU también constituye un desafío”.

“No podemos equivocarnos. Al fin y al cabo es importante que podamos ayudar a que un país con inestabilidad temporal pueda desarrollar sus fuerzas armadas”, finalizó el Cap. Albemar. “Lo mejor es poder ver los resultados iniciales de ese trabajo en el campo, con la convicción de que ese esfuerzo también contribuye, en forma directa o indirecta, a salvar vidas.

El Cap. Pedro Mendes destacó que los sacrificios y riesgos inherentes a este tipo de trabajo son reales, aunque la magnitud de la operación lo hace motivador. “Podemos honrar uno de los principios de nuestra profesión, que es evitar la guerra. Ayudamos a un país arrasado por una reciente guerra civil, con serios problemas sociales”, destacó. “Trabajar como instructor de paz en uno de los países con peor IDH [índice de desarrollo humano] del mundo es sin duda una de las tareas más nobles que me asignaron en mi vida.

El oficial también destacó la importancia de que Brasil envíe militares a trabajar con los ejércitos más diversos del mundo. “Es una forma de expresar el poderío militar brasileño; demostrar nuestra igualdad entre los demás países del mundo”, concluyó el Cap. Pedro Mendes. “El intercambio profesional facilita el entrenamiento de los recursos humanos del EB”.

Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 15
Cargando las Conversaciones