Fuerzas Armadas de Brasil publican guía sobre defensa cibernética

Brasil promueve eventos en el sector cibernético, que el país ha identificado como estratégicos para la defensa nacional.
Andréa Barretto/Diálogo | 4 octubre 2017

El CDCiber es el organismo creado a partir de los objetivos de la Estrategia Nacional de Defensa para garantizar el uso efectivo del espacio cibernético por parte de las Fuerzas Armadas brasileñas. En 2016, pasó a estar subordinado al Comando de Defensa Cibernética. (Foto: Ejército de Brasil)

En el transcurso de los últimos años, Brasil ha sido el país sudamericano que más ataques cibernéticos ha sufrido. Según la información publicada en la Guía de Defensa Cibernética en Sudamérica, libro que se presentó en el auditorio del Ministerio de Defensa el 23 de agosto, los delitos cibernéticos afectan a casi 20 millones de brasileños por año y representan un costo monetario que asciende a US$ 8.000 millones para el Estado de ese país.

La publicación recopila datos públicos sobre iniciativas emprendidas en las áreas de seguridad y defensa cibernética de los 12 países sudamericanos, además del territorio de la Guayana Francesa. Este trabajo, inédito en la región lo llevó a cabo un grupo de académicos mediante incentivos del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico de Brasil y del Instituto Brasileño de Estudios de Defensa, organismo responsable por recabar información, realizar encuestas y presentar análisis que el Ministerio de Defensa brasileño utiliza durante el proceso de toma de decisiones.

“El interés en este tema ha ido aumentando en las universidades”, afirmó Marcos Aurelio Guedes de Oliveira, profesor del programa de posgrado en Ciencias Políticas de la Universidad Federal de Pernambuco y uno de los autores de la guía. De acuerdo con Guedes, el hecho de que este tema reciba más atención se debe al aumento de la cantidad de ataques cibernéticos y otros delitos, no solamente en el campo de la defensa, sino también en el entorno civil. “Imagínese que le roban los datos de su cuenta de correo electrónico. De por sí, esto ya representa un problema para una persona. Ahora piense en la proporción que esto adquiere cuando se trata de datos sobre la estructura de un país”, subrayó.

Cooperación y fortalecimiento

La guía realiza una distinción entre la seguridad y la defensa cibernéticas. La primera “versa sobre los temas relacionados con la seguridad pública”, en tanto que la segunda se refiere al “acto de defender el sistema crítico de las tecnologías de información y de comunicación de una nación. Asimismo, engloba a las estructuras y los asuntos cibernéticos que podrían afectar la supervivencia de un país”.

En Sudamérica, cada país aborda el tema de la seguridad y la defensa cibernética a su manera. En Brasil, a diferencia de Colombia, por ejemplo, existe una estructura de seguridad distinta a la de defensa. En tanto que los asuntos relativos a la seguridad cibernética son responsabilidad del Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de la República, los relacionados con la defensa cibernética le competen a la esfera militar, especialmente al Ejército, a través del Comando de Defensa Cibernética (ComDCiber).

Las actividades del ComDCiber están a cargo de militares de las tres fuerzas armadas, cuya misión es planificar, orientar, coordinar y controlar las actividades operativas, doctrinarias, de desarrollo y de capacitación en el ámbito del Sistema Militar de Defensa Cibernética. Dentro de la estructura del ComDCiber se encuentra el Centro de Defensa Cibernética (CDCiber), una unidad que se creó en 2011 como uno de los medios para implementar las pautas de la Estrategia Nacional de Defensa, que definió al sector cibernético como estratégico para el país, conjuntamente con los sectores nuclear y espacial.

Mandabyte, la Tercera Competencia Cibernética de las Fuerzas Armadas, contó con la participación de 243 militares y seis profesionales civiles repartidos por todo Brasil. (Foto: Ejército de Brasil)

“Brasil fue el país que más invirtió en defensa cibernética en toda Sudamérica”, afirmó el profesor Guedes, quien considera que los países de la región deben reunirse. “Es necesaria la cooperación y es necesario reglamentar este sector, ya que esto generará un mayor fortalecimiento de las instituciones frente a los problemas relacionados con el campo cibernético. En este sentido, Brasil puede desempeñar un papel muy importante, debido a que posee más experiencia”, agregó.

Capturar la bandera

Entre las actividades que realiza el ComDCiber se encuentran las competencias para el adiestramiento militar. El 29 de junio se llevó a cabo uno de estos eventos, los cuales se organizan dos veces al año. “Se trata de una oportunidad para quienes se encuentran en capacitación, de poner en práctica los conocimientos adquiridos. La gran dificultad que reviste el sector cibernético es llevar a la práctica lo que se aprende. Por lo tanto, competencias como esta son una oportunidad excelente para practicar”, explicó el Teniente Coronel del Ejército de Brasil Marcelo Antônio Righi, con respecto al ComDCiber.

Mandabyte, la Tercera Competencia Cibernética de las Fuerzas Armadas, contó con la participación de 243 militares, 147 de ellos pertenecientes al Ejército de Brasil, 48 a la Marina de Brasil y 48 a la Aviación, además de seis profesionales civiles. Los competidores se dividieron en 84 equipos. Todos los integrantes recibieron un nombre de usuario y una contraseña, que les permitía interactuar con la plataforma del campeonato desde su propia computadora.

Una vez que se dio inicio al evento simultáneamente para todos los grupos repartidos por Brasil, se presentaron 18 desafíos del tipo “capturar la bandera”. En esa modalidad de juego, cada equipo debe defender un sistema e invadir el del adversario. Gana el primero que logra realizar la invasión y sustraer la información objetivo.

Según el ComDCiber, las reglas de la competencia son sencillas “y se centran exclusivamente en la actuación en las tareas propuestas; no se admite ninguna actividad cibernética que pueda comprometer el desarrollo de la competencia, ya que esto sería motivo de descalificación del equipo”. Dicho control lo efectúa el propio ComDCiber.

Después de seis horas de juego ininterrumpidas, el ganador de la Tercera Competencia Cibernética de las Fuerzas Armadas fue el equipo ZeroByte, del 41.º Centro de Telemática (41.º CT) del Ejército de Brasil, con sede en Belém, estado de Pará. “Algo que hizo que esta competencia fuera bastante interesante fue el hecho de que algunos retos dependían de la solución de otros”, contó el equipo del 41.º CT. La conquista del primer lugar representó un avance para el ZeroByte, que en las dos ediciones anteriores de Mandabyte había quedado en 10.º y en 6.º lugar, respectivamente.


Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 4
Cargando las Conversaciones