Ejércitos de Brasil y Estados Unidos consolidan intercambio

Participaciones conjuntas en los ejercicios PANAMAX, Culminating y AMAZONLOG forman parte del acuerdo de cooperación de cinco años entre los dos países.
Taciana Moury/Diálogo | 13 septiembre 2017

Durante el intercambio, Brasil y los Estados Unidos trabajarán en perfeccionar la doctrina y la capacitación. (Foto: Agencia Verde Oliva del Ejército de Brasil)

El Ejército de Brasil (EB) firmó un acuerdo de intercambio de cinco años con la fuerza terrestre de los Estados Unidos. El plan quinquenal, elaborado por medio de las Comisiones Bilaterales de Estado Mayor (CBEM), definió las actividades entre los dos ejércitos durante este período. El acuerdo se estableció a fines de 2016 y terminará con la participación en conjunto en la Operación Culminating, prevista para realizarse en suelo estadounidense en 2020, con un análisis posterior al intercambio, en 2021.

De acuerdo con información del Centro de Comunicación Social del Ejército de Brasil (CCOMSEx), las CBEM son herramientas de diplomacia militar para las alianzas entre los países amigos. “Los entendimientos y los compromisos internacionales orientan las necesidades geopolíticas de intereses de ambos países”, explicó el departamento de prensa del CCOMSEx a Diálogo.

En marzo, el General de División Clarence K.K. Chinn, comandante del Ejército Sur de los EE. UU. (ARSOUTH, por sus siglas en inglés) estuvo en Brasil en marzo y mostró interés en ampliar las relaciones de cooperación militar entre los ejércitos de Brasil y de los Estados Unidos, resaltando el valor del trabajo en conjunto. “Es una oportunidad para que aprendamos del Ejército de Brasil. Sin embargo, lo más importante es la alianza. Hemos sido aliados desde la Segunda Guerra Mundial, por lo tanto es un honor escuchar acerca de las grandes obras que Brasil ha hecho en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití y sobre el importante trabajo que efectuó en la Copa del Mundo y las Olimpíadas”, afirmó el Gral. de Div. Chinn, de acuerdo con la página web del EB (http://www.eb.mil.br).

Durante la visita del Gral. de Div. Chinn, el Teniente General William Georges Felippe Abrahão, quinto subcomandante del Estado Mayor del EB, subrayó la importancia de la visita y dijo que “la presencia del comandante del ARSOUTH en Brasil es una gran oportunidad de aumentar la integración y la coordinación en el campo militar terrestre”. Según información del CCOMSEx, el intercambio ya se está realizando. “Un ejemplo son las operaciones combinadas Culminating, PANAMAX y AMAZONLOG. Este último es un gran ejercicio de logística realizado por el EB con la participación de por lo menos diez países, entre los cuales se encuentran los Estados Unidos, y que se llevará a cabo en noviembre en Tabatinga, Amazonas”, señalaba la nota del CCOMSEX.

El EB declaró también que la institución alcanzó un nivel de capacidad reconocida internacionalmente como una fuerza militar moderna que puede desempeñar importantes responsabilidades y despertar intereses en otros países. “La alianza entre los países amigos Brasil y Estados Unidos demuestra el grado de confianza y respeto que el Ejército de los EE. UU. deposita en el EB y apunta hacia la dinámica de ampliar nuevos acuerdos de cooperación militar multidisciplinaria, con futuras participaciones en otros ejercicios combinados”.

El Ejercicio Multinacional PANAMAX dio inicio al intercambio

La alianza entre los dos ejércitos empezó con el Ejercicio Multinacional PANAMAX, que tuvo lugar del 12 al 16 de agosto. De acuerdo al CCOMSEx, 14 militares del EB actuaron en la operación cuyo objetivo es simular un esquema de protección para el Canal de Panamá. La operación fue creada hace 14 años mediante una colaboración entre el Comando Sur de los EE. UU., el Gobierno de Panamá y el Gobierno de Chile.

El ejercicio abarca 25 países de los continentes americano y europeo y tiene como foco la seguridad del Canal de Panamá y sus alrededores. “Durante la operación se llevan a cabo acciones conjuntas, combinadas e interagenciales, con el fin de alcanzar una respuesta integrada para una variedad de amenazas transnacionales. El PANAMAX es reconocido como el mayor ejercicio de simulacro de guerra del Atlántico Sur y el mar Caribe”, declaró el CCOMSEx en una nota.

En 2018 se ampliará la participación brasileña, según explicó el CCOMSEx. “Por primera vez se llevarán a cabo maniobras del Comando del Componente de la Coalición de de las fuerzas terrestres desarrolladas en territorio brasileño y se desea mantener la participación de dos oficiales generales y ampliar el efectivo de 14 a 20 militares”, afirmó.

La Operación Culminating involucrará a 470 militares brasileños

En visita a Brasil, el General de División Clarence K.K. Chinn (en frente), comandante del Ejército Sur de los EE. UU., demostró intenciones de ampliar las relaciones de cooperación militar. (Foto: Agencia Verde Oliva del Ejército de Brasil)

Tras la conclusión del PANAMAX está previsto el inicio del período de preparación para el ejercicio combinado entre el EB y el Ejército de los EE. UU., denominado Operación Culminating. Será un ejercicio de una división del Ejército de los EE. UU. en la Base Militar de Entrenamiento (JRTC, por sus siglas en inglés) en Fort Polk, Luisiana, Estados Unidos, durante el segundo semestre de 2020. El ejercicio simboliza el término del plan quinquenal de intercambio entre los dos ejércitos.

Según el CCOMSEx, en los próximos años habrá una preparación especial para la Operación Culminating, como la capacitación de los oficiales y sargentos observadores, los controladores y evaluadores (OCA, por sus siglas en portugués) y el entrenamiento específico de la tropa. En septiembre militares brasileños irán a Fort Polk para la cuarta Reunión de Coordinación en el JRTC. El objetivo es entender el proceso de evaluación y los desafíos logísticos y de preparación de la Operación Culminating.

La tropa brasileña que participará en la Operación Culminating estará compuesta por militares de la 12.ª Brigada de Infantería Ligera y la Brigada de Infantería Paracaidista. Además, un equipo de OCA y de oficiales de enlace del Equipo de Combate de la 1.ª Brigada de la 82.ª División Aerotransportada del Ejército de los EE. UU. La tercera compañía será una subunidad de Infantería del Ejército estadounidense. El ejercicio reunirá a aproximadamente 470 militares brasileños. De acuerdo con información del CCOMSEx es el ejercicio de más complejidad con la participación del EB en territorio estadounidense.

Para el EB la Operación Culminating es una oportunidad única de estrechar la cooperación y de realizar intercambios de doctrinas. Además, la institución subrayó la importancia operacional del JRTC, el principal centro de entrenamiento de las fuerzas militares estadounidenses en activo y en reserva. “Es el lugar donde se entrenan las tropas, inclusive a la Infantería de Marina, el Ejército, los servicios especiales de la Policía, la Seguridad Nacional y también las Fuerzas Especiales”, explicó el CCOMSEx a Diálogo. Fort Polk posee una gran cantidad de sensores y capacidades de monitoreo de todas las etapas de entrenamiento, así como equipos específicos para acciones y desafíos que una fuerza militar puede encontrar en situaciones de utilización real. “El objetivo es el de estresar y poner a prueba al máximo a las tropas, exponiéndolos a una presión física y mental continua, con cambios constantes de ambiente operacional”, afirmó la nota.

Beneficios de la alianza

Para el EB las operaciones combinadas son excelentes vehículos difusores de la capacidad profesional de los integrantes de la fuerza terrestre, además de que consiste en un ejercicio transparente de la diplomacia militar brasileña. Estas actividades también colaboran con el fortalecimiento de seguridad hemisférica, que es uno de los objetivos capitales de la Política Militar de Defensa brasileña.

“Los militares brasileños y estadounidenses pueden ampliar alianzas en el área de planeamiento y de ejecución de la maniobra en los campos de logística, inteligencia, comando y control, comunicaciones, cibernética y en el intercambio de productos de defensa para los dos ejércitos”, dijo el CCOMSEx. Una de las ventajas de los ejercicios combinados es la de capacitar al EB para que envíe una fuerza expedicionaria en una operación conjunta, hecho que requiere un esfuerzo de la fuerza terrestre que abarca prácticamente todas las funciones de combate.

Otra ventaja es el intercambio de conocimientos, que contribuye al perfeccionamiento de la doctrina y, consecuentemente, a la capacidad de interoperabilidad del EB en el cumplimiento de sus misiones. “Resulta beneficioso que las experiencias vividas por oficiales y soldados en el desempeño de sus actividades operacionales, técnicas y tácticas se puedan captar tanto en la preparación como en el uso de esas operaciones, y que los demás integrantes de la fuerza terrestre reciban estos conocimientos”, declaró el CCOMSEx.



Compartir
Comentarios:
Le Gusta la Historia? Si 1
Cargando las Conversaciones